sábado, 9 de febrero de 2013

Coged las rosas...






Coged las rosas mientras podáis;
veloz el tiempo vuela.
La misma flor que hoy admiráis,
mañana estará muerta ...

Robert Herrick (1591-1674)


Me gusta el inicio de este poema y la película que lo menciona, "El club de los poetas muertos" ...

Cuenta la historia de un joven profesor de Literatura (Robin Williams ) que se incorpora a un elitista colegio privado en la América puritana de los años cincuenta. Con sus nuevas formas de enseñanza (les hace andar por el patio, para que cada uno coja “su paso”; les anima a buscar su propia voz; les incita a ser actores, a leer poesía, a soñar con otras cosas que ganar dinero y seguir el patrón de sus mayores), se granjea la suspicacia de los directivos del colegio. Y su mensaje “Carpe diem!” —aprovecha el momento— provoca una verdadera revolución, que termina en tragedia.

Hoy en día, la película sigue despertando entusiasmo entre los adolescentes.
Muchos años la vemos en clase. Matizamos el significado real de ¡Carpe diem! -el aprovecha el momento horaciano- en el sentido de no malgastarlo. Ayudarlos a descubrir su propia identidad, con cautela, al lado, cada uno es un mundo. Una buena película.

Siempre resulta novedosa. Algunas escenas memorables para entender la poesía:



 


Fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida, dejar de lado todo lo que no fuera la vida, para no descubrir, en el momento de la muerte, que no había vivido ...
(Walt Whitman)




Pero si escuchan con atención, podrán oír cómo les susurran su legado, acérquense, escuchen, lo oyen... Carpe diem, carpe diem, aprovechad el momento, chicos, haced que vuestra vida sea extraordinaria ...





Muchachos, deben luchar por encontrar su propia voz ...

Y para entender la poesía ...

"...sigan rompiendo, señores, las víctimas podrían ser sus corazones o almas...aprenderán a pensar por si mismos...a pesar de lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo...
...Les contaré un secreto, acérquense: no leemos y escribimos poesía porque es bonita; leemos y escribimos poesía, porque pertenecemos a la raza humana, y la raza humana está llena de pasión...la medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería, son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida, pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor, son las cosas que nos mantienen vivos....que tú estás aquí, que prosigue el poderoso drama y que tú puedes contribuir con un verso..."






6 comentarios :

  1. Rosa: la película es de las que se te quedan para siempre, no sólo en la retina, sino en el alma.La he visto, contemplado, vivido, muchas veces, no sé cuantas. Por eso algunas veces le digo a Arcendo, Capitán, mi capitán, jajaja...

    Los fragmentos que has elegido son esenciales para entenderla, gracias, esta noche cuando se me vayan todos me recrearé en ellos, lo mismo que con la música de hoy en La Hoja del Arce.

    ¿Por qué seguiremos siendo tan románticos, en este siglo XXI tan despiadado?

    Un beso Rosa y feliz fin de semana, más fácil con tu post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste tanto, es preciosa, casi, casi me la sé de memoria de tanto ponerla, pero no me cansa, siempre les gusta. Ya sabía, intuía, que te referías a esto con lo de capitán, ¡es muy bueno!...eres muy simpática, Militos.

      Menos mal que somos románticos, ayuda mucho... suaviza y serena.

      Un beso muy fuerte también para ti, deseo que tengas un feliz fin de semana.

      Eliminar
  2. Es una de mis pelis de cabecera, siempre que se vuelve a ver, se le saca algún zumillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, da para analizar largo y tendido...

      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  3. El Club de os poetas muertos...
    Vi varias veces esta película y algo cambió para mi, en la forma de apreciar la poesía y la belleza.
    En esa época me encantó Walt Whitman y su Hojas de Hierba (Leaves of Grass), aunque ahora pienso que su poesía es muy humanista y las traducciones quizás, nos hacen apreciarla de un modo levemente distinto.

    Gran tema y mucho idealismo.
    Gracias por el recuerdo

    Un abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes razón, es muy humanista, de hecho Whitman es considerado y se considera un deísta, pero sirve para explicar muchos aspectos en relación con el verdadero significado del Carpe diem, muy alejado del sentido hedonista que, muchas veces, se le pretende dar. Conviene que los adolescentes lo analicen y siempre les sorprende.

      Hay mucho de idealismo, pero creo que es muy necesario valorar este aspecto de la película, y hoy en día me parece imprescindible; les hace y nos hace mucho bien. Es un gran tema.

      Un beso también para ti, querida Clarissa.

      Eliminar