sábado, 12 de enero de 2019

El temblor de los pájaros ...




Monia Merlo


La mesa de madera
de mi alcoba
nunca ha echado raíces,
pero guarda en sus vetas
el temblor de los pájaros.

Ninguna voz es dueña
de sí misma,
toda voz es reflejo de otra voz,
toda palabra,
refracción de la luz de otra palabra.

Subido a lo más alto de mi sangre
sobrevivo a la deriva del siglo
respirando por ti.


“XXXVIII”, de Basilio Sánchez.






viernes, 11 de enero de 2019

¡Ea!





Kalpa Machlachlan



Ven a jugar, ¡ea!,
el gorrión
no tiene escuela.


Isabel Escudero




   

sábado, 5 de enero de 2019

Epifanía del Señor




La adoración de los Reyes. Giotto



"Tal vez hemos reducido nuestro hablar del misterio a una explicación racional; pero en la gente, el misterio entra por el corazón".
Papa Francisco






El vídeo de Hoja (La Hoja del Arce), que dejo todos los años, inolvidable ...


¡Felices Reyes Magos!






miércoles, 2 de enero de 2019

Es tiempo ...





Petros Koublos



Es tiempo de caminar.

Santa Teresa de Jesús





Canciones del alma, Amancio Prada


“Tu alma es como un castillo todo de diamante o muy claro cristal”. 

(Santa Teresa, 1Moradas 1,1)


domingo, 23 de diciembre de 2018

Feliz Navidad





Gruta en Graeccio (Italia) donde san Francisco ideó el primer Belén.


"Dio a luz a su hijo primogénito, lo
 envolvió en pañales y le acostó en un
 pesebre, porque no tenían sitio en el albergue".

Lucas 2, 7






Dios con nosotros.

¡Feliz Navidad!





viernes, 21 de diciembre de 2018

Difícil es el alba







Permanezcamos siempre amaneciendo.



DIFÍCIL es el alba.
Difícil ascender en el camino
creando el mediodía.
Al declinar la luz hacia la tarde
se abandona el esfuerzo:
nadie puede luchar contra la noche,
sólo queda aceptarla.
Difícil es vivir mientras se asciende
creando el mediodía,
sin declinar jamás hacia la tarde
ni rendirse a la noche.
Permanezcamos siempre amaneciendo.
Sea ascenso el camino.
La nuestra es la ardua luz de lo que nace
creando el mediodía.
La nuestra es siempre la virtud del alba.

Mario Míguez




miércoles, 19 de diciembre de 2018

Días en blanco




Uta Barth


Estos días me levanto con los abedules
y me aparto el cabello triguero de la frente
ante un espejo de hielo.
Mezclada con mi aliento
se corta la leche.
Muy temprano espumea con facilidad.
Y donde empaño los cristales con mi aliento
aparece otra vez tu nombre
dibujado con un dedo de niño: ¡inocencia!
Después de tanto tiempo.
En estos días no me duele
que sepa olvidar,
y que tenga que recordar.
Amo. Hasta la incandescencia
amo y doy gracias con avemarías.
Al vuelo las aprendí.
Estos días pienso en el albatros
con el que me alcé
y llegué a la blanca
página de un país.
Intuyo en el horizonte,
espléndido en el ocaso,
mi fabuloso continente
allá al otro lado, donde
me dejó marchar con la mortaja puesta.
¡Estoy viva y desde lejos oigo su canto de cisne!”