domingo, 30 de marzo de 2014

El ciego de nacimiento

 
 
 
La curación del ciego. El Greco
 


Evangelio Juan 9,1-41
   
En aquel tiempo, al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento…, escupió en la tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego, y le dijo: Ve a lavarte a la piscina de Siloé (que significa Enviado).
El fue, se lavó y volvió con vista. Y los vecinos y los que antes solían verlo pedir limosna preguntaban: ¿No es ese el que se sentaba a pedir?
Unos decían: No es él, pero se le parece.
El respondía: Soy yo…
Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. (Era sábado el día que Jesús hizo barro y se le abrió los ojos) También los fariseos le preguntaban cómo había adquirido la vista.
El les contestó: Me puso barro en los ojos, me lavó y veo.
Algunos de los fariseos comentaban: Este hombre no viene de Dios, porque no guarda el sábado.
Otros replicaban: ¿Cómo puede un pecador hacer semejantes signos?
Y estaban divididos. Y volvieron a preguntarle al ciego: Y tú, ¿qué dices del que te ha abierto los ojos?
El contestó: Que es un profeta…
Le replicaron: Empecatado naciste tú de pies a cabeza, ¿y nos vas a dar lecciones a nosotros?
Y lo expulsaron. Oyó Jesús que lo habían expulsado, lo encontró y le dijo: ¿Crees tú en el Hijo del Hombre? El contestó: ¿Y quién es, Señor, para que crea en él?
Jesús le dijo: Lo estás viendo: el que te está hablando ése es.
El le dijo: Creo, Señor. Y se postró ante él.
 
 
 
 
 
 
Jesús es la Luz que brilla en la oscuridad (cf. Jn 1,5; 8,12). El texto evangélico está construido con elementos múltiples y teológicamente densos. Hay una comprensión nueva de las limitaciones humanas -la ceguera-; aparece el enfrentamiento entre la Luz y las tinieblas, personificadas en Jesús y los dirigentes religiosos; existe una clara simbología bautismal (la piscina de Siloé evoca la fuente bautismal, la pregunta de Jesús –“¿Crees en el Hijo del Hombre?”- y la respuesta del ciego –“Creo, Señor”- evocan las preguntas bautismales…)…
Jesús produce un doble efecto: es Luz para los que reconocen su oscuridad, la necesidad que tienen de ser iluminados; es oscuridad para los que creen bastarse a sí mismos para aclararlo todo, incluso el misterio de su propia oscuridad. Los ciegos comienzan a ver, los que creen ver se quedan cegados. La luz es la gran oferta de Dios en Jesucristo, pero esa luz se expone, no se impone.
 
 
 
 
 

sábado, 29 de marzo de 2014

Gracias, por vuestro ejemplo





"El Rosario es mi oración preferida. Oración maravillosa en su sencillez y en su profundidad..."





"El rezo del Rosario nos permite poner nuestros ojos y nuestro corazón en Jesús". 




S.S. Papa Francisco


Cuando falleció Juan Pablo II, en 2005, el entonces cardenal Bergoglio escribió un sencillo testimonio en el que recuerda cómo se decidió a rezar cada día los 15 misterios del Rosario gracias a su ejemplo. “Si no recuerdo mal, debía ser el año 1985. Una tarde fui a rezar el Rosario que dirigía el Santo Padre. Él estaba delante de la gente, de rodillas. El grupo era numeroso”.

Cuenta con sencillez cómo, al sentirse guiado por su Pastor, comenzó a distraerse. Se detuvo en la figura del Papa: en su piedad. “Su devoción era un testimonio”, dice. “Empecé a imaginarme al joven sacerdote, al seminarista, al poeta, al obrero, al niño de Wadowice... en la misma postura en que estaba arrodillado en ese momento, recitando avemarías tras avemarías. Su testimonio me golpeó”.

“Sentí que este hombre, escogido para guiar la Iglesia, estaba siguiendo el camino hacia su Madre en el cielo; un camino iniciado desde la infancia. Y entonces comprendí la densidad de las palabras de la Virgen de Guadalupe a San Juan Diego: ‘No tengas miedo, ¿no estoy yo aquí que soy tu madre?’ Entonces entendí la presencia de la Virgen en la vida del Papa”.

“Este testimonio no se me ha olvidado ni un instante. En adelante he rezado siempre los 15 misterios del Rosario cada día”.


El Santo Rosario es una escuela de fe.
¡Gracias por vuestro ejemplo!

Sábado, día del Rosario bloguero. ¡Feliz día!

jueves, 27 de marzo de 2014

El candor




Cándida. Carmen Laffón


Cuando la pena proviene del candor, puede ser dulce.
 
 
Mario Benedetti




 
 
 

martes, 25 de marzo de 2014

La Anunciación: fiat




Los artistas han inmortalizado la escena en la piedra, en el mármol y en el lienzo...el mensajero es un arcángel, san Gabriel, porque se trata de una misión que cambia el curso de la historia de la humanidad ... 




La Anunciación. Carl Bloch


Más que contigo, Él está en tu corazón, se forma en tu seno, llena tu espíritu, llena tu vientre.

San Agustín (En el serm. de Nativit. Dom. 4)



La Anunciación. Luca Giordanno


"El ángel anuncia, la Virgen escucha, cree y concibe" (San Agustín, Sermo 13.). Y añade: "Cree la Virgen en el Cristo que se le anuncia, y la fe le trae a su seno; desciende la fe a su corazón virginal antes que a sus entrañas la fecundidad maternal" (Sermo 293).


Los músicos le cantan con obras inmortales ...






Los santos, poetas, pintores, textos, le glosan con inspiración y sugerencia ...



La Virgen de la Anunciación. Bartolomé Esteban Murillo



Repite con frecuencia el nombre de María, y él será para ti, luz, consuelo, fortaleza y paz.

 María Josefa Segovia



Gracias, Madre.
Con esta sencilla palabra: fiat, sí, dicha con amor, Dios puede hacer maravillas a través de nosotros, como lo hizo en María.






lunes, 24 de marzo de 2014

Tener sed

  
 
 



"Mira que estoy a la puerta y llamo..."
(Apocalipsis 3, 20)

 
Es verdad. Estoy a la puerta de tu corazón, de día y de noche. Aún cuando no estás escuchando, aún cuando dudes que pudiera ser yo, ahí estoy: esperando la más pequeña señal de respuesta, hasta la más pequeña sugerencia de invitación que Me permita entrar.

Y quiero que sepas que cada vez que me invitas. Yo vengo siempre, sin falta. Vengo en silencio e invisible, pero con un poder y un amor infinitos, trayendo los muchos dones de Mí Espíritu. Vengo con Mi misericordia, con Mi deseo de perdonarte y de sanarte, con un amor hacia ti que va más allá de tu comprensión. Un amor en cada detalle, tan grande como el amor que he recibido de Mi Padre ("Yo los he amado a ustedes como el Padre me ama a mí..." (Jn. 15,10). Vengo deseando consolarte y darte fuerza, levantarte y vendar todas tus heridas. Te traigo Mi luz, para disipar tu oscuridad y todas tus dudas. Vengo con Mi poder, que me permite cargarte a ti: con Mi gracia, para tocar tu corazón y transformar tu vida. Vengo con Mi paz, para tranquilizar tu alma (...)
 
 
 
Angélica Kauffman (Maria-Anna Angelika). Cristo y la samaritana en el pozo



Cuando finalmente abras las puertas de tu corazón y finalmente te acerques lo suficiente entonces Me oirás decir una y otra vez, no en meras palabras humanas sino en espíritu: "no importa qué es lo que hayas hecho, te amo por ti mismo. Ven a Mi con tu miseria y tus pecados, con tus problemas y necesidades, y con todo tu deseo de ser amado. Estoy a la puerta de tu corazón y llamo... ábreme, porque TENGO SED DE TI...."



"Jesús es Dios, por lo tanto Su Amor y Su
Sed son infinitos. Él, Creador del universo,
pidió el amor de sus criaturas. Tiene sed
de nuestro amor.... Estas palabras:
"Tengo sed" ¿Tienen un eco en nuestra alma?"



Madre Teresa de Calcuta
 
 
 
 
 
 
 

sábado, 22 de marzo de 2014

Virgen y Madre María

 
 
 


Virgen y Madre María,
tú que, movida por el Espíritu,
acogiste al Verbo de la vida
en la profundidad de tu humilde fe,
totalmente entregada al Eterno,
ayúdanos a decir nuestro «sí»
ante la urgencia, más imperiosa que nunca,
 de hacer resonar la Buena Noticia de Jesús.

Tú, llena de la presencia de Cristo,
llevaste la alegría a Juan el Bautista,
haciéndolo exultar en el seno de su madre.
Tú, estremecida de gozo,
cantaste las maravillas del Señor.
Tú, que estuviste plantada ante la cruz con una fe inquebrantable
y recibiste el alegre consuelo de la resurrección,
recogiste a los discípulos en la espera del Espíritu
para que naciera la Iglesia evangelizadora.

Consíguenos ahora un nuevo ardor de resucitados
para llevar a todos el Evangelio de la vida
que vence a la muerte.
Danos la santa audacia de buscar nuevos caminos
para que llegue a todos
el don de la belleza que no se apaga.

Tú, Virgen de la escucha y la contemplación,
madre del amor, esposa de las bodas eternas,
intercede por la Iglesia, de la cual eres el icono purísimo,
para que ella nunca se encierre ni se detenga
en su pasión por instaurar el Reino.

Estrella de la nueva evangelización,
ayúdanos a resplandecer en el testimonio de la comunión,
del servicio, de la fe ardiente y generosa,
de la justicia y el amor a los pobres,
para que la alegría del Evangelio
llegue hasta los confines de la tierra
y ninguna periferia se prive de su luz.

Madre del Evangelio viviente,
manantial de alegría para los pequeños,
ruega por nosotros.

Amén. Aleluya.



Final de la Exhortación Evangelii Gaudium. Papa Francisco.


Sábado, día del Rosario bloguero.
Imagen: María y el Niño Jesús. Ray Downing.
 
 
 

 

jueves, 20 de marzo de 2014

¡¡¡Feliz primavera!!!

 
 
 
 


Un vals colmado de flores..."El vals de las flores"...

 



Y un poema, casi en abril....


 


“Cuando el sol va a estudiar viene en mi ayuda;

algo tiene hoy la luz interminable;

¡deja que el sol en tu silencio hable,

el sol que en primavera se desnuda!

Un viento casi escrito, una menuda

expectación de vida irreparable

y esta visión melódica y probable

del aire, al fin, en primavera muda.

 
 
 

Todo empieza a vibrar en la distancia,

y hay un olor de tierra hacia la infancia,

hay tibiezas de miel y establo viejo;

ya es nuestro el corazón, la sangre gira,

y en el latir del cielo abril se mira

igual que una violeta en un espejo”.
 


Luis Rosales: “De cómo vino alegremente la primavera” (“Sonetos de abril“)
 
 
¡¡¡Feliz primavera!!!
 
 
 
Dedicada, especialmente, a mi querida Princesa.
 
 
 
 
 

miércoles, 19 de marzo de 2014

Feliz día del padre




El sueño de José. Gaetano Gandolfi


José es esposo de María, nada mayor puede decirse
 
San Juan Damasceno
 
 
 
El sueño de José. Luca Giordano
 
 
 
Ser el padre de Jesús y el esposo de María es lo máximo que podemos decir de él, pues cumplió fielmente su misión y, por eso, Dios lo ha encumbrado sobre todos los santos.

Una vez, a una viejecita le preguntaron:

- ¿Por qué quiere usted tanto a san José?
- ¿No ven ustedes que lleva al niño en sus brazos?
 
 
 
 
Bartolomé Esteban Murillo. San José y el Niño Jesús durmiente
 
 
¿Qué más podríamos decir de José? Vivir con Jesús todos los días, besarlo, jugar con él, trabajar con él, vivir para él... No ha habido misión más grande, después de la de María.
 
 
El Papa Francisco tiene una gran devoción a san José, y por eso escogió el día de su fiesta, hace exactamente un año, para celebrar la misa de inauguración del pontificado.
Hoy, en su breve discurso a los fieles, el Papa se concentró en la faceta de san José como educador de Jesús, tanto en el oficio como en la fe, y pidió a los padres que no abandonen esa importantísima tarea pensando que ya se ocupan la escuela y la parroquia.

 
Feliz día para todos los papás.
 
 
 
 
 
 
 

martes, 18 de marzo de 2014

Secreto gigantesco

 
 



La alegría es el secreto gigantesco del cristiano.

 Max Anselmi
 
 


Amigos míos, pedid a Dios la alegría. Sed alegres como los niños, como los pájaros del cielo.
Fiódor Dostoyevski,
 
 
 
 
¡Precioso vídeo! 
 
 

 
 
 
¡Gracias, Hoja! ¡Gracias, Militos! ¡Gracias a todos!
Gracias a Dios, por conoceros
 
 
 
 
 
 

domingo, 16 de marzo de 2014

Tiempo de Cuaresma

 
 
 
 Primer domingo de Cuaresma: las tentaciones. Desierto de Judá
 


El desierto es el lugar del silencio, de la soledad; es alejamiento de las ocupaciones cotidianas, del ruido y de la superficialidad. El desierto es el lugar de lo absoluto, el lugar de la libertad, que sitúa al hombre ante las cuestiones fundamentales de su vida. Por algo es el desierto el lugar donde surgió el monoteísmo. En este sentido, es lugar de la gracia. Al vaciarse de sus preocupaciones, el hombre encuentra a su Creador.

Las grandes cosas comienzan siempre en el desierto, en el silencio, en la pobreza. No se puede participar en la misión de Jesús, en la misión del Evangelio si no se participa en la experiencia del desierto, sin sufrir su pobreza, su hambre. Aquella bienaventurada hambre de justicia, de la que nos habla el Señor en el Sermón de la Montaña, no puede nacer estando el hombre harto de todo. Y no olvidemos que el desierto de Jesús no acaba con estos cuarenta días. Su último desierto, su desierto extremo, será el del salmo 21: «¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has abandonado?» Y de este desierto brotan las aguas de la vida del mundo (...)
 
Joseph Ratzinger
El camino pascual
 
 
 
La transfiguración del Señor. Carl Heinrich Bloch
Segundo domingo de Cuaresma. Monte Tabor



No busques lo que es tuyo. Ten caridad, ora de verdad, entonces llegarás a la eternidad donde encontrarás seguridad”

(San Agustín, Sermón 78,6)

 
   



 
Cuaresma: ocasión propicia
 
La ocasión para renovar el espíritu de oración y penitencia es el santo tiempo de Cuaresma, en el que este año volvemos a encontrarnos. Tiempo de Cuaresma en el cual la Iglesia nos recuerda incesantemente el ayuno, la penitencia, la oración.
 
La ocasión propicia para renovarnos y enfervorizarnos es ésta: la santa Cuaresma; una Cuaresma más para seguir a Jesucristo paciente, ¿será la última?
 
Entremos en la Cuaresma, pero para entrar debemos pedirlo con fe y con confianza, como el ciego de Jericó. La Iglesia, nuestra madre, con moción del Espíritu Santo, nos invita en este santo tiempo a un seguimiento de Cristo en su pasión y en su muerte de cruz. Este llamamiento ya nos dice por sí que es tiempo de especiales gracias; pero todos sabemos que la gracia se adquiere por la oración humilde, la compunción sincera, la penitencia salvadora.
 
Clamemos una y otra vez sin cansarnos: "Jesús, Hijo de David, ten compasión de mí", para que Jesús, por nuestra fe y confianza, ponga a nuestra disposición su omnipotencia con la bendita palabra: "¿Qué quieres?"
 
Es penitencia muy saludable la del fiel cumplimiento del deber en todas y en cada una de sus partes, la práctica de la caridad más exquisita, el dominio del carácter hasta llegar a ser, por amor a Jesucristo crucificado, mansos y humildes de corazón (...)
 
María Josefa Segovia, La gracia de hoy, págs. 107-108
 
 


 
 

Bueno y mal tiempo

 
 


No me importa si afuera
extiende el invierno brumas, nubes y frío.
 


 
 

Dentro de mí es primavera, auténtica alegría.
La sonrisa es un rayo de sol, oro todo él,
no existe otro jardín como el del amor,
el calor de la canción funde todas las nieves.
¡Qué maravilla cuando fuera
la primavera hace germinar las flores y brotar la yerba!


 


 
Dentro de mí es invierno cuando sufre mi corazón.
El llanto eclipsa al sol más radiante,
cuando tú estás triste, mayo, parece diciembre,
más frías son las lágrimas que la nieve fría.


Constantino Kavafis.  “Bueno y mal tiempo”
 
 
 
 
 

sábado, 15 de marzo de 2014

Felicidades y fuerte oración

 
 
 
 Madre e hijo. Pablo Picasso


El amor es lo único que crece cuando se reparte
 
Antoine de Saint Exupèry


 

 



¡Oh Señora mía,
oh Madre mía!
Yo me ofrezco toda a ti,
y en prueba de mi filial afecto
te consagro en este día
mis ojos, mis oidos.
mi lengua, mi corazón:
en una palabra, todo mi ser.
Ya que soy toda tuya.
oh Madre de bondad,
guardame, defiéndeme y utilízame
como instrumento y posesión tuya.

Amén


 
 
Sábado, día del Rosario bloguero. Especialmente por mi querida Militos, por su familia, por Blanca, su vigésima nieta que acaba de nacer, y por su sobrina nieta, Goretti. Amén 
 
 
 
 
 

sábado, 8 de marzo de 2014

In memoriam Ángeles Galino

 
 
 

 


El sábado 8 de marzo, día internacional de la mujer, ha fallecido en Madrid una extraordinaria mujer cristiana: Ángeles Galino Carrillo. El 17 de agosto habría cumplido 99 años. Fue una de las grandes pedagogas del siglo XX en España. Primera mujer que ocupa una Cátedra por oposición en la Universidad Complutense de Madrid. Fue Directora General de Enseñanzas Medias y participó en la puesta en marcha de la Ley de Educación de 1970. Ha sido Directora General de la Institución Teresiana desde 1977 hasta 1988.

Ángeles Galino fue autora de numerosas publicaciones y galardonada con distintos premios, como el BRAVO de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la CEE, perteneció a las Reales Academia de Doctores y de Ciencias Morales y Políticas. Había nacido en Barcelona.
  
Se involucró en el debate y en la elaboración del Libro Blanco en el que se basa la Ley General de Educación y Financiamiento de la Reforma Educativa (1970) que abrió España a la modernidad y que consideraba que la educación tenía la condición de servicio público fundamental.

La nueva Ley reconocía la igualdad de oportunidades en materia educativa entre hombres y mujeres, establecía la escolarización obligatoria hasta los 14 años y abría el camino a la escuela mixta. Su infl uencia en la educación española será enorme, a pesar de importantes restricciones financieras, al facilitar la entrada en los estudios secundarios y superiores a amplias capas de la población antes privadas de educación y, muy especialmente, a las mujeres cuya formación, según el Libro Blanco, se basaría en lo sucesivo en los siguientes principios:

"La igualdad de oportunidades educativas sin discriminación por razón del sexo. La idea de que una sociedad bien organizada exige que todos sus miembros realicen sus respectivas funciones de acuerdo con sus respectivas aptitudes e intereses. La convicción de que el trabajo de la mujer en el hogar, facilitado por el progreso tecnológico de los métodos de trabajo, le permite incorporarse cada vez en mayor medida, a un puesto de conformidad con su Psicología y sus aficiones".
 
Fue Presidenta de la Asociación de Mujeres Universitarias de España, anima a que se profundice en el estudio de la educación femenina y cree que no es posible analizar cualquier realidad, sea del pasado o del presente, sin tener en cuenta el lugar y la posición de las mujeres que han de poner en juego las posibilidades de presencia activa que las nuevas situaciones sociales les brindan.
 

 

 
 
Lo que más destacan de ella quienes la conocieron, es la extrema delicadeza, la sonrisa amable y el exquisito trato que dispensaba. Trato cálido y cercano.
 
La Institución Teresiana pierde hoy a una gran mujer, pero nos queda, para siempre, su ejemplo. Descanse en paz.
En palabras de una de sus alumnas: "Buen día para morir, quien vivió una vida llena".
 
 


 

El Santo Rosario en Cuaresma




 


La Cuaresma es un tiempo durante el cual podemos descubrir de nuevo la oración. Es la ocasión de tomar nuestro rosario para meditar con María los misterios de la vida del Señor.

Podríamos pensar que la Cuaresma es el período del año litúrgico que se acuerda bien con los misterios dolorosos del Rosario. En efecto, es lo primero que se nos ocurre espontáneamente.

La meditación de estos misterios será la ocasión de unirnos a los que sufren en sus cuerpos y en sus corazones, de rezar por aquellos que son perseguidos por la justicia, a causa de su adhesión a Cristo. Y no podemos dejar de pensar en nuestros hermanos cristianos acosados y asesinados a causa de su fe en Nigeria, en el Próximo y Medio Oriente, en la India y en otros muchos lugares...

La Cuaresma nos permitirá no olvidar a aquellos que intentan aliviar el sufrimiento de los enfermos, a los que acompañan a los agonizantes o que luchan contra todas las injusticias. ¡Son los Cirineos que ayudan a llevar tantas cruces!

La Cuaresma, por fin, nos dará la ocasión, ahora y como siempre, de dar gracias al Señor que nos ha amado hasta morir en una cruz para salvarnos.






Pero no vayamos a pensar que la Cuaresma se acuerda solamente con los misterios dolorosos.

La liturgia nos lo recuerda puesto que haremos memoria, a lo menos en marzo, de la Anunciación del Señor, el primero de los misterios gozosos.

Durante la Semana Santa, celebraremos la Institución de la Eucaristía, un misterio luminoso.

Por fin no olvidemos que la Resurrección, misterio glorioso, ha sido anunciada por Cristo a sus discípulos. ¡Jesús va a dar su vida para vencer la muerte! Va a sufrir y morir, ¡El que es la Resurrección y la Vida!

¡Durante esta Cuaresma, con nuestro Rosario -todo el Rosario-, tomemos decididamente el camino de Jerusalén!

Fr. Louis-Marie ARIÑO-DURAND, o.p.
Promotor General del Rosario

Orden de Predicadores

Sábado, día del Rosario bloguero. ¡Feliz día!




 

jueves, 6 de marzo de 2014

Sin título





Si conociéramos bien la fuerza de la oración, nos consideraríamos dichosos.

San Pedro Poveda








martes, 4 de marzo de 2014

La caja de pinturas



 


 


 


El día que Dios derramó su caja de pinturas. Me lo dejaron en el correo.
Gracias, Señor, por cada día.

Qué mundo más maravilloso.


Veo árboles verdes y rosas rojas también,
las veo florecer, para ti y para mi,
y pienso, qué mundo tan maravilloso.

Veo cielos azules y nubes blancas,
la bendición de un día claro, la noche sagrada,
y pienso, qué mundo tan maravilloso.
Los colores del arco iris, tan lindos en el cielo,
también están en los rostros de la gente que pasa.

Veo amigos dándose la mano, diciendo: “¿Cómo estás?
realmente están diciendo: “Te amo”.

Escucho a bebés llorar,
los veo crecer, ellos aprenderán mucho más de lo que yo jamás sabré.

Y pienso, qué mundo tan maravilloso,
sí, pienso, qué mundo tan maravilloso.



¡Feliz día!
 
 
 

domingo, 2 de marzo de 2014

El silencio, eco de Dios

 
 
 
 
 
Os invito a escuchar, meditar y a ver este vídeo de las clarisas, franciscanas, del Monasterio de Otranto, que generosamente ha compartido y traducido, Ángelo, del blog Siete en familia. Os dejo un fragmento, luminoso, de lo que aparece:
 
 
El silencio es el eco de la voz de Dios.
El silencio es la comunicación del amor.
El silencio es penetrar en el misterio de sí mismo, 
para descubrir ser habitados por Dios.
El silencio es decidir llegar al umbral del misterio,
donde el Señor me pide quitar el calzado y adorar.
No somos personas que han llegado,
estamos siempre en camino.
Esta es la belleza: porque nos sentimos discípulos, 
somos en camino con todos vosotros.

Nosotras somos clarisas, por lo tanto franciscanas.
Es sentirse todo uno con la naturaleza, y gozar de un ocaso,
del alba, y gozar de las pequeñas cosas,
de las florecillas entre las piedras,
sentir la brisa sobre la cara, y sentirse inmersos en Dios.
El silencio es respetar a la hermana en su camino,
porque cada uno de nosotros, tiene un camino;
bien que estemos unidos a un proyecto común,
estar convencidos de que cada hermana está habitada por Dios.

Entonces se encuentra al otro,
se encuentra a la otra, no por las cosas que hace,
únicamente porque está habitada por Dios.
Y en este camino de compartir en la fe,
estamos una al lado de la otra,
para decirnos, en el silencio,
lo importante que tú eres, lo importante que yo soy.
Queremos caminar juntas.


¡Feliz domingo!
 
 
 
 

sábado, 1 de marzo de 2014

¡Mamá!

 
 
 
Virgen María con el Niño dormido. Giuseppe Crespi


 
“Quédense dormidos recitando el Rosario, como los niños que se duermen diciendo: “¡Mamá!”
 
Santa Bernardita.
 
 
 
Sábado, día del Rosario bloguero.