sábado, 28 de febrero de 2015

Sin título

 
 
 
 Capilla en el Palacio de Versalles. Edouard Vuillard
 
 
"Dios da la gracia de la oración al que reza".
 
(Juliana Vermeire)



La oración. Santiago Rusiñol


"A menudo piensas que orar es desarrollar ante Dios bellas consideraciones intelectuales. Desengáñate, Dios no tiene ninguna necesidad de tus ideas, las tiene infinitamente más bellas que tú (...)

Puedes hacer esta experiencia que a mí me ha dejado una profunda huella. Llegas a la oración, te sientas en un sitio tranquilo, ante el sagrario por ejemplo, o en tu celda, cierras los ojos y diriges tu espíritu hacia tu corazón, es decir, hacia lo más profundo de ti mismo. Entonces llama al Espíritu con gran insistencia, y luego repites despacio: “Jesús, ten misericordia de mí”. Tendrás que volver a traer tu entendimiento a las palabras, rechazando las palabras inútiles, aún las que conciernen a las cosas de Dios. De tiempo en tiempo, hacer unas pausas en silencio sin decir nada, o entrecortar tus palabras con profundos silencios. Y luego, en el momento en que menos lo pienses, en un segundo plano de tu conciencia, detrás de tu mente, mucho más allá de tus ideas y de tus sentimientos, sorprenderás que la oración está en marcha en ti. Incluso te sucederá a menudo que se te imponen luces referentes a tu vida, que te da Dios sin que tú lo sepas, o decisiones que debes tomar. Es el dulce murmullo del Espíritu que educa tu corazón y le conduce hacia la verdad eterna". 

 (Jean Lafrance)
 
 
Sábado, día del Rosario bloguero
 
 
 
 
 
 

viernes, 27 de febrero de 2015

Una joya

 
 

CARMEN. Obertura y Marcha. BIZET. Castañuelas: Lucero Tena
 
Una joya que me llegó de otra joya...
 
Que lo disfrutéis, es ¡precioso!
 
 
 
 
 
 

jueves, 26 de febrero de 2015

De literatura y mucho más...

 
 
 
 
Y cuanto más ausente, mejor...



Así es, señora Villalobos, gracias por la información. ¿Qué partido hoy en día no apoya el aborto? Soy incorrecta desde el punto de vista político: ¡¡¡NO, al aborto!!

 

 
 
 
 



 
 

Si me enseñaras...

 
 



Si me enseñaras la mitad de la alegría

que tu cerebro debe conocer,

una armonía tan loca brotaría

de mis labios

que el mundo escucharía, aunque solo soy

un ser que escucha.



Shelley



 

martes, 24 de febrero de 2015

Buena aclaración




 
"La Biblia, el único libro cuyo autor es autor de los lectores: conocía sus gustos, y por eso es el libro más leído".

Roberto Benigni :-)
 
 
 
 

domingo, 22 de febrero de 2015

La tentación



Desautorizar a Satanás.  Carl Heinrich Bloch



"Nuestra vida, mientras dura esta peregrinación, no puede   verse libre de tentaciones; pues nuestro progreso se realiza por medio de la tentación y nadie puede conocerse a sí mismo si no es tentado, ni puede ser coronado si no ha vencido, ni puede vencer si no ha luchado, ni puede luchar si carece de enemigo y de tentaciones". (SAN AGUSTIN, Coment. sobre el Salmo 60).
 
"Porque al alma que Dios da luz de la verdad, las tentaciones y estorbos que pone el demonio la ayudan más; porque es Su Majestad el que pelea por ella". (SANTA TERESA, Fundaciones, 11, 7).
 

El tiempo de Cuaresma es momento de conversión, de silencio, de oración, de reflexión, de confesión, de tentación, (enlace) pero, sobre todo, es tiempo de alegría, de esperanza, porque nos conduce, directamente, hacia la Pascua, hacia la resurrección del Señor. Que el Señor nos ayude y nos ilumine en esta Cuaresma.
 
Me decían los chicos de catequesis de confirmación hace unos días: "Rosa, nos han dicho que lo que enseñáis lo catequistas sobre el demonio no es verdad, que el demonio no existe".
Los catequistas no enseñamos nada contrario al mensaje de Jesucristo, la existencia del demonio es un dogma de la Iglesia (Concilio Lateranense en 1215). El mal existe. "Y líbranos del mal, Amén", nos enseñó Jesús en la oración del Padrenuestro. La referencia a la existencia del mal, del demonio, está en la primera página de la Biblia y la Biblia termina también con la presencia del demonio, con la victoria de Dios sobre el demonio”, y aparece constantemente en el Evangelio (enlace).

San Pedro lo decía: ‘Es como un león feroz, que da vueltas a nuestro alrededor’.

El papa Francisco nos dice ante una increpación: ‘Pero, Padre, ¡usted es un poco anticuado! Nos asusta con estas cosas’...". No, ¡yo no! ¡Es el Evangelio! Y no son mentiras: ¡es la Palabra del Señor! Pidamos al Señor la gracia de tomar en serio estas cosas.

"La obra maestra de Satanás ha sido hacer creer a los hombres que él no existe". 
En los momentos de dificultad, el demonio de la pereza nos dice: ¿para qué todo esto? 

Antonin-Dalmace Sertillanges,
dominico, filósofo y teólogo.
 
 
Os invito a escuchar este vídeo, Vade Retro, que el autor del blog "Siete en familia", traduce y nos regala. Es necesario escucharlo y meditarlo. Cuanto más claro, mejor.
 
Serie de la tv2000 italiana de información periodística sobre el demonio y el mundo de lo oculto, dirigido y presentado por David Murgia. Periodista que ha trabajado como vaticanista para el periódico "Il Tempo". Especialista en satanismo y mundo de lo oculto. Es coautor del libro "Satanás en tribunal".
 
 
 
 
 
Carta del papa Francisco para la Cuaresma 2015: Fortalezcan sus corazones (St 5,8)
 
 
 
 
 

sábado, 21 de febrero de 2015

Un poco de Ciencia...

 
 
 
Retrato de Louis Pasteur. Albert Edelfelt
 
 
 
“Un poco de Ciencia nos aparta de Dios. Mucha, nos aproxima”, decía Luis Pasteur, quien, parafraseando a Bacon, añadía:

“Poca filosofía aparta de la religión, pero mucha filosofía conduce a ella”.
 
 
Se cuenta una ilustrativa anécdota a propósito de Pasteur. En un viaje en tren, se hallaba rezando un Rosario. En el departamento entró un joven universitario librepensador, que al ver al anciano entregado a sus oraciones, le dijo: “¿Por qué en vez de rezar, no aprovecha el tiempo para aprender y formarse un poco más? Yo puedo enviarle algún libro para que se instruya". Louis le sonrió y le dio su tarjeta. En la tarjeta decía: «LUIS PASTEUR, Instituto de Ciencias de París»,  “le estaría muy agradecido si me enviara el libro a esta dirección", le contestó Pasteur.

Al ver que había estado reconviniendo por su ignorancia al sabio más ilustre de Francia, el joven enrojeció hasta las orejas. Pero Pasteur no le hizo ningún reproche: era un buen consejo el de instruirse, y él siempre estaba dispuesto a escuchar a quién pudiera enseñarle algo más.
 
Y siguió rezando el Rosario.
 
Sábado, día del Rosario bloguero.
 

 
 

miércoles, 18 de febrero de 2015

Con Tu mirada...




 
 
 
Si yo encontrara un alma como la mía,
cuántas cosas secretas le contaría,
un alma que al mirarme sin decir nada
me lo dijese todo con su mirada.
 
 
Podemos estrechar
miles de manos,
y quedar solos,
llenos de sensaciones
en el borde de la piel.

Una sola mano,
y sentir en ella
el calor del absoluto.

Podemos recorrer
muchos caminos,
y quedar sin futuro
llenos de metros
en la planta de los pies.

Podemos dar
un solo paso,
y anticipar en él
el gozo de la meta.

Podemos mirar
muchos paisajes,
y quedar vacíos
llenos de imágenes
en la superficie del color.

Podemos contemplar
un solo horizonte,
y ver asomarse en él
la plenitud del infinito.

Benjamín Gonzalez Buelta, Atravesar las apariencias.

 
Buen inicio de Cuaresma. 
 
 
 
 

martes, 17 de febrero de 2015

Un té especial

 
 
Por tantos tés que hemos compartido desde que te conozco...
 hoy, querida Tracy, me hace mucha ilusión invitarte...
 
 
 
 
Había pensado festejarlo a lo grande, entre nubes, que se debe estar muy bien, pero, como hace mucho frío por estas tierras, he pensado que...
 
 

... mejor aquí, ¿qué te parece?
 
 
 
 
... al calor de la chimenea, para poder mirar tranquilas "mi Libro Gordo de Petete", te vas a reír un montón...
 
 
 
He elegido un servicio de té para la ocasión, bien abrigadito...
 
 

Y, si llegas tarde, porque sé que estás muy liada los martes, lo tengo preparado para que no se enfríe...
 
 
 
Podemos tomar estas magdalenas de bizcocho de zanahoria (receta de mi prima), que están de rechupete...
 
 

... o estas cañas de crema muy típicas de la zona... ¡están riquísimas!
 
 
 
...lo que te apetezca, que tú sabes mucho de tés...
 
 
 
 
Y de regalo, en exclusiva para ti, esta tostada diseñada por el mismo Mondrian, que sé que te gusta ¿no?
 
 
 

Espero que te hayas sentido cómoda, he disfrutado mucho preparándolo, con mucho cariño para ti.
 
Un beso muy fuerte, Tracy, "achuchao", y miles de gracias por tantos divertidos, carcajeantes, sorprendentes, delicados, entrañables, cuidados, refinados, amorosos y...
 ¡¡¡maravillosos tés!!!
 
¡Feliz martes, querida Tracy!
 
 
 
 
 

lunes, 16 de febrero de 2015

Huellas en la arena

 
 
El sueño. Pierre Puvis de Chavannes (1824-1898)
 
 

Un texto que una persona muy querida para mí me transmitió en un momento difícil. Nunca  lo he olvidado, siempre lo llevo conmigo,  siempre me ayuda y, sobre todo, es verdad...


Una noche tuve un sueño... soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida.

Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.

Cuando la última escena pasó delante de nosotros, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena, y noté que, muchas veces en el camino de mi vida, quedaban solo un par de pisadas en la arena.

Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor:


 "Señor, Tu me dijiste, cuando resolví seguirte, que andarías conmigo, a lo largo del camino, pero durante los peores momentos de mi vida, había en la arena solo un par de pisadas. No comprendo por qué Tú me dejaste en las horas en que yo más te necesitaba".

 


 
Entonces, Él, clavando en mi su mirada infinita, me contestó:

"Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena solo un par de pisadas fue justamente allí donde te cargué en mis brazos".
 

 
 

domingo, 15 de febrero de 2015

En tu sonrisa

 
 
 
Tade Styka (1889-1954), Retrato de una joven en rosa
 
 
 
Ya empieza tu sonrisa,
como el son de la lluvia en los cristales.
La tarde vibra al fondo de frescura,
y brota de la tierra un olor suave,
un olor parecido a tu sonrisa,
y a mover tu sonrisa como un sauce
con el aura de abril; la lluvia roza
vagamente el paisaje,
y hacia adentro se pierde tu sonrisa,
y hacia dentro se borra y se deshace,
y hacia el alma me lleva,
desde el alma me trae,
atónito, a tu lado.
Ya tu sonrisa entre mis labios arde,
y oliendo en ella estoy a tierra limpia,
y a luz, y a la frescura de la tarde
donde brilla de nuevo el sol, y el iris,
movido levemente por el aire,
es como tu sonrisa que se acaba
dejando su hermosura entre los árboles…
 
Leopoldo Panero
 
 
 
 
 

sábado, 14 de febrero de 2015

Canción de amor

 
 
 

 
 
Cómo sujetar mi alma para que no roce la tuya?
¿Cómo debo elevarla
hasta las otras cosas, sobre ti?
Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido,
en un rincón extraño y mudo
donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse. 
 
Pero todo aquello que tocamos, tú y yo,
nos une, como un golpe de arco,
que una sola voz arranca de dos cuerdas.
¿En qué instrumento nos tensaron?
¿Y qué mano nos pulsa formando ese sonido?
¡Oh, dulce canto!
 
 
Rainer Maria Rilke
 
 

¡Feliz san Valentín!
 
 
 
 

viernes, 13 de febrero de 2015

Eterno

 
 
 
 
No dejes ir un día,
sin cojerle un secreto, grande o breve.
Sea tu vida alerta
descubrimiento cotidiano.
 
Por cada miga de pan duro
que te dé Dios, tú dale
el diamante más fresco de tu alma.


Juan Ramón Jiménez, de Eternidades




 

jueves, 12 de febrero de 2015

Día favorito

 
 
 
¡¡¡Buen resto de semana!!!
 
 
 
 

martes, 10 de febrero de 2015

Unidad

 
 
 
Morgan Weistling
 
 
Una pequeña tarea como esta de
cortar el pan y llevarlo a la mesa,
empieza y luego acaba
-círculo de sentido que se cierra-
la pequeña molécula de un proyecto cumplido.

¿Trivial? Tal vez, pero mira dibujarse
con perfección acabadísima
cada gesto enlazado en el siguiente
anillado en la suave
espiral invisible
que va del pensamiento hacia la mano
del ojo hacia el cuchillo.
 
Circe Maia
 
 
 
 

sábado, 7 de febrero de 2015

De la belleza






Mis ojos, que codician cosas bellas
como mi alma anhela su salud,
no ostentan más virtud
que al cielo aspire, que mirar aquellas.
De las altas estrellas
desciende un esplendor
que incita a ir tras ellas
y aquí se llama amor.
No encuentra el corazón nada mejor
que lo enamore, y arda y aconseje
que dos ojos que a dos astros semejen.

 
Miguel Ángel 

 

Piedad (1498-1499). Miguel Ángel Buonarroti. Vaticano. Roma

 
Dime, oh Dios, -invocaba Miguel Ángel-  si mis ojos, realmente,
la fiel verdad de la belleza miran;
o si es que la belleza está en mi mente,
y mis ojos la ven doquier que giran.
 

La Piedad del Vaticano corresponde a su primera etapa plenamente clásica (contaba Miguel Ángel con veinticuatro años cuando la realizó), y se muestra como una referencia universal del dolor de la madre ante el hijo muerto, que desborda cualquier referencia religiosa para asumir un contenido plenamente humanista. Por otra parte, la delicadeza con que se trata a la Virgen y su total idealización, al presentarla joven y bella a pesar de la edad que tendría en ese momento, es otra muestra de su clasicismo. Y clásico es también el tratamiento formal, con un cincelado exquisito, un perfecto pulido del mármol, un trabajo en los paños elegante y ampuloso, así como su composición en triángulo, de perfecto equilibrio. Es como si la Virgen, tan serena, pareciera dominar su dolor y triunfar así ante el drama de la muerte. Si este existe, se encuentra en su corazón, que el frío mármol no nos permite ver. Tampoco aparece el dolor en la figura de Cristo. Es la serenidad  ante la muerte.

Es la única obra que Miguel Ángel firmó: el pecho de María aparece cruzado en diagonal por una cinta en la que puede leerse con facilidad, de abajo hacia arriba, esta leyenda: "Miguel Ángel Buonarroti  florentino, me hizo".
 
Cuando le preguntaron: "¿Puede una madre tener la misma edad que un hijo o incluso ser más joven que él?", este genio del Cinquecento respondió:


"Las personas enamoradas de Dios no envejecen nunca".

Vasari dice de ella «es una obra a la que ningún artífice excelente podrá añadir nada en dibujo, ni en gracia, ni, por mucho que se fatigue, en poder de finura, tersura y cincelado del mármol».


Esta semana, hemos estudiado en clase a Miguel Ángel. Y siempre me asombra la reacción de los chicos y chicas cuando comentamos esta Piedad. Permanecen  en un silencio, que casi se convierte en recogimiento interior. A todos, sin excepción, les encanta, les conduce a meditar, a contemplar. Y juntos meditamos y contemplamos ... son esos momentos que guardo en mi corazón como un tesoro. "Lo que las palabras dicen al oído, el arte lo muestra en silencio", dejó escrito san Basilio...
 
Es un hecho muy curioso, se repite siempre, cada año, y no deja de asombrarme... también sucede con la Anunciación de Fra Angelico ...
Algunas veces, han llegado hasta las lágrimas...

Gracias, chicos.
Gracias, Madre.

Sábado, día del Rosario bloguero.

Un vídeo realizado con las fotografías de Robert Hupka, quien afirmó sobre esta obra:

"Por primera vez en mi vida me he encontrado ante la verdadera grandeza. Es la experiencia de estar en presencia del misterio de la genuina grandiosidad".
 

  

 

 
 
 

viernes, 6 de febrero de 2015

Cuando se es agua...


 
 
 



“La poesía no es más que la piel del otro lado del alma. No de este, en el que lloramos y reímos, envidiamos y amamos, sino del otro, al que se llega pasando por lo más hondo”.

Luis Felipe Vivanco


 
El mar quiso llorar al acordarse.

Recordaba cosas

 que habían pasado por sus aguas.

Quería llorar como había visto

tantas veces,

 como se agrandan los dolores

o como se merecen por el llanto.

El mar puso en llorar todo su empeño.

Qué difícil llorar cuando se es agua.


Alfonso Pascal Ros




 

martes, 3 de febrero de 2015

Sin título

 
 
 

 
 
Sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender.

José Ortega y Gasset
 
 
 
 

lunes, 2 de febrero de 2015

Gracias

 
 

 
 
 
La oración es la mejor arma que tenemos,
es una llave que abre el corazón de Dios.
 
La oración es el pan y la vida del alma,
el respiro del corazón.
 
Jesús de Nazaret vivía una vida escondida.
Haz tú también lo mismo.
 
Reza y espera,
la agitación no lleva a nada.
No te agites.
Dios es misericordioso
y escuchará tu oración.
 
No temas la tormenta que te rodea,
porque a medida que el invierno sea más crudo,
la primavera será más hermosa
y más rica en flores,
y la recogida más abundante.
 
Pisotea las falsas seducciones
y las tiranías del mundo.
Huye de la tristeza,
porque esta entra en los corazones
que están apegados a las cosas del mundo.
 
Tú visitas la tierra
y calmas su sed.
Tú haces crecer el trigo para los hombres.
Tú purgas la tierra,
riegas sus surcos,
explanas los terrones,
la bañas con las lluvias
y bendices sus brotes.
 
Todo canta y grita de alegría.
 
 
Año que la Iglesia dedica a la vida consagrada.
Gracias, por vuestra vida, por vuestras oraciones.
 
La serie "Los pasos del silencio" que nos traslada a San Giovanni Rotondo, donde conviven las hermanas clarisas capuchinas, monasterio muy ligado al Padre Pío.
 
 
 
 
 
 

domingo, 1 de febrero de 2015

Vivir la fe...

 
 
 
 
"Es opinión muy extendida en nuestra cultura que las religiones y, más concretamente el cristianismo, constituyen un obstáculo para el logro de una vida feliz. ¿Qué puede aportar a la felicidad humana una religión que tiene su símbolo central en un crucificado?, se preguntan no pocos contemporáneos nuestros. El cristianismo, aseguran muchos, se presenta como un mensaje de salvación, pero no ofrece más que la esperanza en una felicidad futura, que solo se lograría a costa del sacrificio de todo lo que puede hacernos felices en este mundo.

Las sociedades avanzadas serían, según esta visión ampliamente extendida, el resultado de un proyecto cultural, concebido y desarrollado a lo largo de la época moderna, que ha permitido, gracias a los avances científicos y el progreso técnico, liberarlas del yugo que les imponían las religiones y lograr cotas cada vez más altas de calidad de vida.

En estas circunstancias resulta paradójico y difícilmente aceptable un mensaje que propaga el Evangelio como fuente de alegría, capaz de hacer felices las vidas de los hombres.

Pero no faltan razones de peso para cuestionar la validez de esta convicción tan extendida. Porque es verdad que la modernidad constituyó todo un proyecto cultural que prometía a las sociedades en las que surgió la autonomía perfecta de las personas, la respuesta a todas las preguntas que la humanidad venía planteándose a lo largo de su historia, la solución a todos sus problemas. Pero basta contemplar el último siglo -el más atroz de la historia, se ha llegado a decir-, para percibir que, siendo muchos los avances logrados en determinados aspectos de la vida , la humanidad está muy lejos de haber conseguido las metas que la modernidad le había prometido.

De hecho, los mejores pensadores del siglo XX han coincidido en advertir del peligro que suponía el cultivo de una civilización centrada en el progreso científico, técnico y económico y ajena al desarrollo moral, a la pregunta por el sentido y al cultivo de la dimensión espiritual constitutiva de lo más propiamente humano.

Algunos de ellos advirtieron ya hace mucho del advenimiento del nihilismo. "¿No vamos vagando como por una nada inmensa?", se  preguntaba Nietzsche tras haber constatado la "muerte de Dios" a manos de los hombres; y a la vista de la situación en la que estaba desembocando, Hölderlin  primero y Heidegger después proclamaron: "Solo un Dios puede salvarnos" (...)

 
Juan Martín Velasco, Vivir la fe a la intemperie
 
 
Profunda reflexión la que nos ofrece Juan Martín Velasco sobre la dimensión teologal de la fe, la esperanza y el amor, poniendo de relieve su poder de transformar la vida de las personas, dándole valor, sentido, esperanza y una profunda alegría que no elimina los sufrimientos, pero permite vivirlos sin desfallecer en ellos.
La imagen de la intemperie subraya la falta de apoyos sociales y culturales para la fe y su constante exposición a peligros que pueden parecer insuperables. Pero a la intemperie crecen los árboles más vigorosos, y la intemperie procura la oportunidad de vivir la fe de forma más personalizada y resistente.