martes, 29 de septiembre de 2015

Falta de atención




Georgia O'Keeffe



Ayer me porté mal con el cosmos.
Viví todo el día sin preguntar por nada,
sin sorprenderme de nada.
Realicé acciones cotidianas, 
como si fuera lo único que tenía que hacer.
Aspirar, espirar, un paso tras otro, obligaciones,
pero sin pensamientos que fueran más allá
de salir de casa y volver a casa... 


Wislawa Szymborska







lunes, 28 de septiembre de 2015

El mapa




Harold Anderson



Un poema de Emilio Quintanilla Buey, poeta catalán



Yo sigo viendo España tal como la veía

en el mapa que había en mi escuela de niño.

Así aprendí a quererla y así es como la quiero:

una policromía en fondo azul marino

festoneada en blanco —la espuma de tres mares—

y colgando de Europa como cuelga un racimo.

Era un bello ensamblaje de tierras diferentes

el mapa de mi escuela de un pueblo palentino.


Decía mi maestro que la forma de España

es una piel de toro. Y vibraba al decirlo,

pero a mí me recuerda la colcha de una cuna

hecha por una abuela con retales cosidos.

Por eso algunas voces dicen que está mal hecha,

que hay que recomponerla, que hay trozos mal unidos,

y se invoca la historia, fijando cada uno

el momento en que empiezan a contarse los siglos.




Michael Gorban



Amé y amo aquel mapa. Lo dibujé mil veces,

crecí con él, y llega a tanto mi cariño

que ahora, muchos días, me acerco hasta la escuela

para ver si en España sigue todo en su sitio.

Y me fijo en el mapa. Sobre todo en su forma.

Quiero ver si está intacto en todo su perímetro

o si falta algún trozo en la parte de arriba

(Suele ser esa parte la primera que miro).


Si algún día compruebo que el mapa no está entero,

que por el uso torpe de un bisturí político

a mi España del alma le falta algún pedazo,

que alguien la ha desgajado y se la ha repartido,

allí mismo, en la escuela, se hará grito mi rabia

sin poder contenerme delante de los niños,

porque algo en lo más hondo de mí estará sangrando;

alguien habrá arrancado un trozo de mí mismo.


Ahora que aún es tiempo, a pesar de mis años

subiré hasta la cumbre de un elevado risco

y gritaré hacia el norte, hasta quedarme ronco,

poniendo mi maltrecho corazón en el grito:

¡Dejad en paz mi mapa! ¡No descosáis España!

¡No desgarréis la colcha que con tanto cariño

cosió un día una abuela, hace ya muchos años,

para cubrir la cuna donde todos nacimos!





domingo, 27 de septiembre de 2015

De otra manera





Lena Friess



Me levanté de la cama 
con dos piernas fuertes.
Podría haber sido 
de otra manera. Comí
cereal, leche
dulce, un melocotón
maduro, perfecto. Podría 
haber sido de otra manera.
Llevé al perro cuesta arriba
al bosque de abedules.
Toda la mañana hice
el trabajo que me gusta.

Al mediodía me acosté
con mi compañero. Podría
haber sido de otra manera.
Cenamos juntos
en una mesa con candelabros
de plata. Podría
haber sido de otra manera.
Dormí en una cama
en una alcoba con cuadros
en la pared
y planeé otro día
exactamente igual a este.
Pero un día, lo sé,
será de otra manera.

Jane Kenyon





sábado, 26 de septiembre de 2015

Madre de Dios y Madre nuestra







Madre de Dios y Madre nuestra.
Ruega por nosotros.



Canto gregoriano. Monjas benedictinas.
Real Monasterio de San Pelayo. Oviedo.



Sábado, día del Rosario bloguero.
Feliz día.




jueves, 24 de septiembre de 2015

Cuando miras despacio




Escultura del Peregrino. San Marcos. León


Si te quedas mirando largamente
cualquier cosa del mundo
—un gorrión, una mujer, un árbol,
un río, un desengaño, tal poema
por el que pasa un río
y una mujer desengañada y sola
y en el que se alza un árbol al que acuden
los gorriones mientras cae la tarde—,
si miras cualquier cosa un largo rato
y dejas que entre en ti,
que te vacíe de tu oscuridad
y que en tu ser halle cobijo y sea,
verás y sentirás que cuando miras
tú eres mundo también,
que en ti la vida se entrecruza y canta,
y que todo es sagrado.

 Eloy Sánchez Rosillo

 
 





 

lunes, 21 de septiembre de 2015

Sin palabras




Massimo Pulini 



Quisiera que tú me entendieras a mí sin palabras. 
Sin palabras hablarte, lo mismo que se habla mi gente. 
Que tú me entendieras a mí sin palabras 
como entiendo yo al mar o a la brisa enredada en un álamo verde.

Me preguntas, amigo, y no sé qué respuesta he de darte, 
Hace ya mucho tiempo aprendí hondas razones que tú no comprendes. 
Revelarlas quisiera, poniendo en mis ojos el sol invisible, 
la pasión con que dora la tierra sus frutos calientes.

Me preguntas, amigo, y no sé qué respuesta he de darte. 
Siento arder una loca alegría en la luz que me envuelve. 
Yo quisiera que tú la sintieras también inundándote el alma, 
yo quisiera que a ti, en lo más hondo, también te quemase y te hiriese. 
Criatura también de alegría quisiera que fueras, 
criatura que llega por fin a vencer la tristeza y la muerte.

Si ahora yo te dijera que había que andar por ciudades perdidas 
y llorar en sus calles oscuras sintiéndose débil, 
y cantar bajo un árbol de estío tus sueños oscuros, 
y sentirte hecho de aire y de nube y de hierba muy verde…

Si ahora yo te dijera 
que es tu vida esa roca en que rompe la ola, 
la flor misma que vibra y se llena de azul bajo el claro nordeste, 
aquel hombre que va por el campo nocturno llevando una antorcha, 
aquel niño que azota la mar con su mano inocente…

Si yo te dijera estas cosas, amigo, 
¿qué fuego pondría en mi boca, qué hierro candente, 
qué olores, colores, sabores, contactos, sonidos? 
Y ¿cómo saber si me entiendes? 
¿Cómo entrar en tu alma rompiendo sus hielos? 
¿Cómo hacerte sentir para siempre vencida la muerte? 
¿Cómo ahondar en tu invierno, llevar a tu noche la luna, 
poner en tu oscura tristeza la lumbre celeste?

Sin palabras, amigo; tenía que ser sin palabras como tú me entendieses.


(Respuesta. José Hierro)






domingo, 20 de septiembre de 2015

Si tú me olvidas






“Sé que una cosa no hay. Es el olvido; sé que en la eternidad perdura y arde lo mucho y precioso que he perdido.”


Jorge Luis Borges







Quiero que sepas
una cosa.
Tú sabes cómo es esto:
si miro
la luna de cristal, la rama roja
del lento otoño en mi ventana,
si toco
junto al fuego
la impalpable ceniza
o el arrugado cuerpo de la leña,
todo me lleva a ti,
como si todo lo que existe,
aromas, luz, metales,
fueran pequeños barcos que navegan
hacia las islas tuyas que me aguardan.

Ahora bien,
si poco a poco dejas de quererme
dejaré de quererte poco a poco.
Si de pronto
me olvidas
no me busques,
que ya te habré olvidado.

Si consideras largo y loco
el viento de banderas
que pasa por mi vida
y te decides
a dejarme a la orilla
del corazón en que tengo raíces,
piensa
que en ese día,
a esa hora
levantaré los brazos
y saldrán mis raíces
a buscar otra tierra.

Pero
si cada día,
cada hora
sientes que a mí estás destinada
con dulzura implacable.
Si cada día sube
una flor a tus labios a buscarme,
ay amor mío, ay mía,
en mí todo ese fuego se repite,
en mí nada se apaga ni se olvida,
mi amor se nutre de tu amor, amada,
y mientras vivas estará en tus brazos
sin salir de los míos.

Pablo Neruda, Si tú me olvidas






sábado, 19 de septiembre de 2015

Para ver ...






"Estoy seguro que cada adulto que me escucha alguna vez estuvo de 20 semanas en el vientre y podemos mirarnos unos a otros y entender que la única diferencia entre ése bebé en el vientre y cualquiera de nosotros, ahora…! Es TIEMPO.

Es un Ser Humano de quien hablamos".

Senador James Lanford

Discurso pronunciado el 16 de julio 2015 en el Senado por James Lankford senador de Oklahoma, cuando ya se conocía el primer vídeo grabado de forma encubierta por actores que fingieron estar interesados en comprar tejidos de bebés abortados, en el vídeo la directora principal de servicios médicos de Planed Parenthood, explica que venden órganos de bebés abortados…

Por fin se comienza a hablar claro. Pero es un ser humano no a las veinte semanas, sino desde el principio de su concepción. La vida humana es sagrada desde el principio





viernes, 18 de septiembre de 2015

Felices ...



Iglesia de San Martín. León


Felices las ciudades que conservan

indemnes sus iglesias, y felices

las que, después del siglo, las consagran.

Ninguno dijo en ellas: «Dios no existe,

y si existe, no cuida de nosotros;

mirad, si no, la muerte de los niños,

que le culpa o le niega, y la injusticia

y la tristeza avasallando el mundo».

Felices porque su esperanza vive

y les hizo decir humildemente:

«La culpa del dolor es sólo nuestra».


Julio Martínez Mesanza





miércoles, 16 de septiembre de 2015

Más allá



Antonio Mora




Si no nos lleva

más allá de la muerte,

más allá de los días de lluvia

más allá de sus propias remotas

fronteras

la poesía es inútil.



 W. Carlos Williams





martes, 15 de septiembre de 2015

Pide un deseo





Un maravilloso poema de amor:


Ver el alba contigo,
ver contigo la noche
y ver de nuevo el alba
en la luz de tus ojos.

Amalia Bautista




lunes, 14 de septiembre de 2015

Amar









Que tengáis un feliz día de la Exaltación de la Santa Cruz: "Amar para salvarnos, es el morir en la Cruz".

La Cruz es la respuesta de Dios al mal.





viernes, 11 de septiembre de 2015

Lo inmenso en lo pequeño


 
 
 
Ruizanglada



Lo que mis ojos ven y lo que sueño,

la luz de cada día, la extensión de las noches,

el misterioso amor y el largo olvido,

todo el dolor y toda la alegría.

En el pecho de un hombre cabe el mundo.

Lo inmenso en lo pequeño puede encontrar morada,

y aún sobra mucho espacio.
 
 
Eloy Sánchez Rosillo
 
 
 
 

jueves, 10 de septiembre de 2015

Quiero deciros algo ...




María Magdalena. William Dyce,


El dolor es un largo viaje ...
El dolor es como un don ...


Ahora que estamos juntos
ahora que ha vuelto la inocencia,
y la disposición visceral de estas paredes,
ahora que todo está en la mano,
quiero deciros algo, quiero deciros algo.
El dolor es un largo viaje,
es un largo viaje que nos acerca siempre,
que nos conduce hacia el país donde todos los hombres son iguales,
lo mismo que la palabra de Dios, su acontecer no tiene nacimiento, sino revelación,
lo mismo que la palabra de Dios, nos hace de madera para quemarnos,
lo mismo que la palabra de Dios, corta los pies del rico para igualarnos en su presencia,
y yo quiero deciros que el dolor es un don
porque nadie regresa del dolor y permanece siendo el mismo hombre.
Todo llega en la vida por sus pasos contados,
la primavera y el verano, la ignorancia y la lluvia,
porque no hay nada gratuito,
no hay alegría, por pequeña que sea,
que no tenga que conseguirse
como la hormiga testaruda lleva su carga tronco arriba;
no hay alegría, por importante que nos parezca,
que no termine convirtiéndose en ceniza o en llaga,
pero el dolor es como un don,
nadie puede evitarlo,
las esperanzas, el amor, el dinero,
todos los bienes terrenales,
todos los bienes que llegan, o no llegan, en la vida ya el humo de las velas
siempre están contenidos por él y son igual que pájaros que vuelan sobre el mar,
y son igual que pájaros,
por más y más que vuelen nunca se apartan de su fin.
Ahora que estamos juntos
y siento la saliva clavándome alfileres en la boca,
ahora que estamos juntos
quiero deciros algo,
quiero deciros que el dolor es un largo viaje,
es un largo viaje que nos acerca siempre vayas a donde vayas,
es un largo viaje, con estaciones de regreso,
con estaciones que no volverás nunca a visitar,
donde nos encontramos con personas, improvisadas y casuales,
que no han sufrido todavía […]
pero el dolor es la ley de gravedad del alma,
llega a nosotros iluminándonos,
deletreándonos los huesos,
y nos da la insatisfacción que es la fuerza con que el hombre se origina a sí mismo,
y deja en nuestra carne la certidumbre de vivir
como han quedado las rodadas sobre las calles de Pompeya.
Es el miedo al dolor y no el dolor quien suele hacernos pánicos y crueles,
quien socava las almas
como socavan la ribera las orillas del río,
y yo he sentido su calambre desde hace mucho tiempo,
y yo he sentido, desde hace mucho tiempo, que el curso de sus aguas nos arrastra,
nos mueve las raíces sin dejarnos crecer,
y nos empuja, y nos sigue empujando hasta juntarnos
en esta habitación que es ya un rescoldo mío,
en esta habitación en donde las baldosas se levantan un poco
y ya no vuelven a encajar en su sitio
como la tierra removida ya no cabe en su hoyo:
tal vez a nuestro cuerpo le ocurra igual…


Luis Rosales, Fragmento de su obra La casa encendida (1949).



Cada vez que leo este poema, me siento reconfortada. Luis Rosales convierte el dolor en un don que hermana a todos los hombres y los integra en el ciclo vital de la naturaleza. 
Siempre que lo leo, me recuerda a san Francisco de Asís.





martes, 8 de septiembre de 2015

Natividad de María





Icono de la Natividad de María



Poesía a la Natividad de María


"Canten hoy, pues nacéis vos,
los ángeles, gran Señora,
y ensáyense, desde ahora,
para cuando nazca Dios.

Canten hoy, pues a ver vienen
nacida su Reina bella,
que el fruto que esperan de ella
es por quien la gracia tienen.

Digan, Señora, de vos,
que habéis de ser su Señora,
y ensáyense, desde ahora,
para cuando nazca Dios.

Pues de aquí a catorce años,
que en buena hora cumpláis,
verán el bien que nos dais,
remedio de tantos daños.

Canten y digan, por vos,
que desde hoy tienen Señora,
y ensáyense, desde ahora,
para cuando nazca Dios.

Y nosotros, que esperamos
que llegue pronto Belén,
preparemos también,
el corazón y las manos.

Vete sembrando, Señora,
de paz nuestro corazón,
y ensayemos, desde ahora,
para cuando nazca Dios. Amén."


Lope de Vega







El balcón







"Cristo es luz que no tiene noche".

Santa Teresa de Jesús



"Acostumbrémonos a mirar al mundo no por un agujerito sino por un balcón lleno de luz".

Josefa Segovia





lunes, 7 de septiembre de 2015

Escenas de cine III








No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo,

ni siquiera yo. 

Si tienes un sueño, debes conservarlo. 

Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto. 

¿Sabes?, 

la gente que no logra conseguir sus sueños 

suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos.


Will Smith

(En busca de la felicidad)




domingo, 6 de septiembre de 2015

Escenas de cine II

 
 
 
 


El séptimo sello, de Ingmar Bergman, escena de la confesión
 
Para Ingmar Bergman “… el arte perdió su impulso creador básico en el instante en que fue separado del culto religioso. Se cortó el cordón umbilical y ahora vive su propia vida estéril, procreando y prostituyéndose. En tiempos pasados el artista permanecía en la sombra, desconocido, y su obra era para gloria de Dios. Vivía y moría sin ser más o menos importante que otros artesanos; “valores eternos”, “inmortalidad” y “obra maestra” eran términos inaplicables en su caso. La habilidad para crear era un don. En un mundo semejante florecían la seguridad invulnerable y la humildad natural”.
 
 
Un blog muy recomendable sobre cine con valores espirituales: Camino de Emaús.
 

 
 
Clara y Francisco: Imágenes de la película dirigida por Fabrizio Costa, Chiara e Francesco (2007), con la canción de Marco Frisina, Lodi all'Altissimo.
 

Y una canción que he encontrado, con imágenes de La Pasión de Cristo, de Mel Gibson, Promesa de vida eterna:
 
 

 


 
 
 

sábado, 5 de septiembre de 2015

El Gran Milagro







Excelente película católica animada. Es la segunda vez que la veo y he decidido dejarla en el blog.

La descubrí en el blog de las hermanas del Monasterio benedictino de Sahagún, en León: Cristo te llama .

¡Gracias, hermanas!!!

Me parece muy buena, y ¡no se hace pesada!
Es el Gran Milagro de la Santa Misa.
Es ¡¡¡preciosa!!!, me ha impactado y conmovido. Muchas veces, no somos conscientes de este Gran Milagro.


Es sábado, día del Rosario bloguero.
¡Feliz día para todos!





viernes, 4 de septiembre de 2015

Posible



Vincent van Gogh


Posible
como la flor ingrávida
del almendro, la dicha.


José Antonio Muñoz Rojas





martes, 1 de septiembre de 2015

Sobre la juventud




Flores. Marc Chagall


Un diálogo muy lúcido entre Kafka y Janouch que he tomado del excelente blog  Mi siglo.

“La juventud es feliz porque posee la capacidad de ver la belleza. Es al perder esta capacidad cuando comienza el penoso envejecimiento, la decadencia, la infelicidad”. Janouch le preguntó: “¿Entonces la vejez excluye toda posibilidad de felicidad?” Y Kafka respondió: “No. La felicidad excluye a la vejez. Quien conserva la capacidad de ver la belleza no envejece“.

(J.J. Perlado: “Diálogos con la cultura”, págs 316-317).





Comienza septiembre ...






Y comienza la tarea. Chicos, psss, mirad, os encontráis ante la "Ronda nocturna" de Rembrandt, una de las mejores obras del Barroco holandés y bla, bla, bla ...

Lo tomaremos con mucha, mucha paciencia ... e ilusión ...

¡Feliz comienzo de curso!