martes, 29 de marzo de 2016

Color poético




El Libro de los Proverbios dice
que las palabras dichas oportunamente
son como naranjas de oro.

(Prov 25:11).




Emile Nolde



No me preguntes más
por qué sucede todo esto,
sucede.

Begoña Abad



Emile Nolde


Dime cuál es el puente que separa 
tu vida de la mía, 
en qué hora negra, en qué ciudad lluviosa, 
en qué mundo sin luz está ese puente 
y yo lo cruzaré.

Amalia Bautista





lunes, 28 de marzo de 2016

El sepulcro vacío




Lance McNeel: "La Resurrección" (2012)





Invitación para asomarnos al misterio.





domingo, 27 de marzo de 2016

¡Feliz Pascua de Resurrección!




La Resurrección. Piero della Francesca. Pinacoteca Comunale Sansepolcro

 (Hechos. 2, 32)






En la homilía se encuentra la explicación de la obra de Piero della Francesca

Una frase que se escucha en esta homilía, para recordar: "La otra vida es que yo le importo a Alguien que está vivo para siempre y me adora."






¡Feliz Pascua de Resurrección!








sábado, 26 de marzo de 2016

En su corazón

  



 No cambio mi soledad por un poco de amor.
Por mucho amor, sí.
 Pero es que
 el mucho amor es también soledad ... 
¡Qué lo digan los olivos de Getsemaní!

Dulce María Loynaz



El entierro de Cristo. Virgen María (detalle). Caravaggio


“María guardaba todas estas cosas en su corazón.”

(Lc 2,19)



El ocultamiento de Dios en este mundo es el auténtico misterio del Sábado Santo, expresado en las enigmáticas palabras: Jesús “descendió a los infiernos”. La experiencia de nuestra época nos ayuda a profundizar en el Sábado Santo, ya que el ocultamiento de Dios en su propio mundo –que debería alabarlo con millares de voces-, la impotencia de Dios, a pesar de que es el Todopoderoso, constituye la experiencia y la preocupación de nuestro tiempo.

Pero, aunque el Sábado Santo expresa íntimamente nuestra situación, aunque comprendamos mejor al Dios del Sábado Santo que al de las poderosas manifestaciones en medio de tormentas y tempestades, como las narradas por el Antiguo Testamento, seguimos preguntándonos qué significa en realidad esa fórmula enigmática: Jesús “descendió a los infiernos”. Seamos sinceros: nadie puede explicar verdaderamente esta frase, ni siquiera los que dicen que la palabra infierno es una falsa traducción del término hebreo sheol, que significa simplemente el reino de los muertos; según éstos, el sentido originario de la fórmula sólo expresaría que Jesús descendió a las profundidades de la muerte, que murió en realidad y participó en el abismo de nuestro destino. Pero surge la pregunta: ¿Qué es la muerte en realidad y qué sucede cuando uno desciende a las profundidades de la muerte? (...)

“Descendió a los infiernos”: Esta confesión del Sábado Santo significa que Cristo cruzó la puerta de la soledad, que descendió al abismo inalcanzable e insuperable de nuestro abandono. Significa también que, en la última noche, en la que todos nosotros somos como niños abandonados que lloran, resuena una palabra que nos llama, se nos tiende una mano que nos coge y guía. La soledad insuperable del hombre ha sido superada desde que Él se encuentra en ella. El infierno ha sido superado desde que el amor se introdujo en las regiones de la muerte, habitando en la tierra de nadie, de la soledad. En definitiva, el hombre no vive de pan, sino que en lo más profundo de sí mismo vive de la capacidad de amar y de ser amado. Desde que el amor está presente en el ámbito de la muerte, existe la vida en medio de la muerte. “A tus fieles, Señor, no se les quita la vida, se les cambia”, reza la Iglesia en la misa de difuntos.

Nadie puede decir lo que significa en el fondo la frase: “Descendió a los infiernos”. Pero cuando nos llegue la hora de nuestra última soledad captaremos algo del gran resplandor de este oscuro misterio. Con la certeza esperanzadora de que en aquel instante de profundo abandono no estaremos solos, podemos imaginar ya algo de lo que esto significa. Y mientras protestamos contra las tinieblas de la muerte de Dios comenzamos a agradecer esa luz que, desde las tinieblas, viene hacia nosotros.


Joseph Ratzinger en una meditación con ocasión de la Pascua de 1969,
 antes de que Pablo VI lo hiciese cardenal






jueves, 24 de marzo de 2016

Pasión de Cristo




Crucifixión. George Rouault



Las siete palabras de Jesucristo en la cruz:


Primera palabra: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" (Lc 23, 34)
Segunda palabra: "Hoy estarás conmigo en el Paraíso" (Lc 23, 43)
Tercera palabra: "Mujer, ahí tienes a tu hijo... Ahí tienes a tu Madre" (Jn 19, 26)
Cuarta palabra: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?" ( Mt. 27, 46)
Quinta palabra: "Tengo sed" (Jn 19, 28)
Sexta palabra: "Todo se ha consumado; todo está cumplido" (Jn 19, 30)
Séptima palabra: "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu" (Lc 23, 46)






Aria Erbarme dich, mein Gott (Part II, nº 39), que refleja el llanto de Pedro, después de la traición a Cristo. 
Las cuerdas simulan el caer de las gotas de lágrimas. Es, en realidad, una oración:


Ten piedad de mí, Dios mío,
advierte mi llanto.
Mira mi corazón
y mis ojos que lloran
amargamente ante Ti.
¡Ten piedad de mí!




Celebración del Jueves Santo ...






Reflexión en el Viernes Santo ...












martes, 22 de marzo de 2016

La profundidad






Una reflexión:

La vida no es como el Quijote, que una cosa lleva a la otra, en la realidad hay saltos inesperados de nivel.

Javier Alonso 


A menudo preferimos vivir fuera de nosotros mismos, fuera del castillo interior, somos hombres y mujeres de superficie, porque la aventura de la profundidad y de la verdad da miedo. Preferimos nociones seguras, aunque limitadas, antes que el desafío que nos lanza más allá de lo apreciado: 

«Sabemos que tenemos almas. Mas qué bienes puede haber en esta alma o quién está dentro en esta alma o el gran valor de ella, pocas veces lo consideramos; y así se tiene en tan poco procurar con todo cuidado conservar su hermosura»

Sta. Teresa de Jesús





lunes, 21 de marzo de 2016

Intimidad





Amadeo Modigliani



" Ser como otro: imposible. Nadie puede dejar de ser quien es, ni siquiera quien ha sido."

" La intimidad existe para descansar de las otras formas de vida."



Amadeo Modigliani


" Los sentimientos son íntimos y permanecen íntimos aunque uno crea que dejan de serlo cuando los expresamos mediante palabras o gestos. No hay identidad entre el sentimiento vivido y el sentimiento expresado."

Carlos Castilla del Pino ( 1922-2009 )
   






Para recibir la primavera. "En el jardín de un monasterio" de Albert William Ketelbey.


Gracias, Mari Carmen.





domingo, 20 de marzo de 2016

Domingo de Ramos




Domingo de Ramos. Procesión de las palmas. León



Lc 19, 28-40 Bendito el que viene en nombre del Señor

Con esta aclamación comienza la semana santa. Te bendecimos, Señor, y te alabamos. Reconocemos que eres el que viene en nombre del Señor, que eres el Mesías, el señor. Ahora, dos mil años después, ante el misterio pascual que vamos a comenzar en estos días, quiero empezar con esta aclamación, reconociéndote como Señor de mi vida, de mi historia; de nuestra vida, de nuestra historia; de la historia de salvación que se viene realizando en la Iglesia. Bendito eres tú, que das tu vida para que nosotros la recibamos de ti. Bendito eres, Señor.






Pueri Hebraeorum vestimenta 
prosternebant in via, 
et clamabant dicentres:
Hosanna filio David.
Benedictus qui venit in nomine Domini.

Los niños hebreos tendían 
sus vestidos en el camino 
y gritaban diciendo: 
"Hosanna al Hijo de David. 
Bendito el que viene en nombre del Señor".




Jesús entra en Jerusalén para morir en la Cruz. Y es precisamente aquí donde resplandece su ser rey según Dios: su trono regio es el madero de la Cruz. 

Papa Francisco, Homilía Domingo de Ramos 2013




sábado, 19 de marzo de 2016

San José









"Qué Ángel o que Santo, dice San Basilio, ha merecido ser llamado Padre del Hijo de Dios? Sólo San José tiene derecho a este título incomparable. Con este sólo nombre de Padre, fue José formado por Dios más que los Patriarcas, Profetas, los apóstoles y los Pontífices, ya que todos estos tienen el nombre de siervos; mas San José lleva merecidamente el nombre de Padre."


(San Alfonso María de Ligorio)


¡Feliz día del Padre!






viernes, 18 de marzo de 2016

Semana Santa






Imagen de la Virgen del Mercado, antigua Virgen del Camino, conocida popularmente como la Morenica, con la que da comienzo hoy, Viernes de Dolores, la Semana Santa leonesa.



«Cuando se quiere conocer totalmente un árbol en su especie, se mira también el suelo y el fondo en que se hallan las raíces y de dónde le sube la savia al tronco y a las ramas, a la flor y al fruto. Así, bien será que miremos al suelo y al fondo de donde brota la figura del Señor, a María, su Madre».

Romano Guardini, Jesucristo


A lo largo de diez días, desde la emocionante salida de la Iglesia del Mercado (en la tarde del Viernes de Dolores), de la Virgen del Mercado, y hasta la suelta de palomas en la mañana del Domingo de Resurrección, en la plaza de la Catedral, un total de dieciséis cofradías y hermandades penitenciales -algunas con más de cuatro siglos de existencia- organizan treinta procesiones, desfilan por las calles un centenar de espectaculares grupos escultóricos portados a hombros por los hermanos braceros, organizan Vía Crucis procesionales, rondas lírico-pasionales, conciertos, pregones... todos ellos en medio de la mayor expectación popular.

"Cuando la Virgen (del Mercado) recorra las calles de León, verá a un pueblo que la adora con devoción".
Enrique García Centeno 







Y Cayón Waldaliso, lo expresa de este modo: ‘Nuestra ciudad, conocedora de la bellísima historia y tradición de la Dolorosa (…) se volcará en esta piadosa manifestación de fe mariana en torno a la sacratísima imagen de la ‘Morenica del Mercado’ (…) Hoy, las miradas de los leoneses serán todas para la milagrosa imagen, que recibirá en nuestras calles la emotiva escolta de millares de mujeres leonesas’.



La Semana Santa leonesa.

Devoción y arte por las calles.

Son Jesús y María que pasan ...


Os deseo una feliz semana.




Imagen tomada del blog Portal papones





miércoles, 16 de marzo de 2016

Acontece





“Todo lo que existe es adorable”

Paul   Claudel.


Ángeles Santos



La aurora “acontece”. Los grandes momentos de la vida y de la historia simplemente “suceden”. Las cosas “pasan”. El hombre “es”. 



“En el desierto
acontece la aurora.
Alguien lo sabe.”

Jorge Luis Borges





Ángeles Santos



“Lejos un trino.
El ruiseñor no sabe
que te consuela.”

Jorge Luis Borges





martes, 15 de marzo de 2016

Dios en las cosas cotidianas





Una homilía preciosa, que merece la pena escuchar ...





lunes, 14 de marzo de 2016

Las flores no aman




"La poesía es la embajadora del alma". 

James Howell






Los pájaros no aman
pero cantan
canciones que sí amamos
son de amor.






En el bosque de las mimosas
el polen perfuma
tu cuerpo.
Amar es una herida
de luz.
Vivimos un instante
de góndola y peces
dormidos.
Despertamos en el dolor.
Tus ojos son
dos corazones, dos
ánforas de bálsamo.
En el céfiro de los heliotropos
tu corazón es una dádiva.







Las flores no aman
pero iluminan el amor
y lo decoran.

Juan Antonio Masoliver








Imagen: W. A. Bouguereau, Las mimosas





domingo, 13 de marzo de 2016

Ya está brotando ...





Emilio Serrano


«No recordéis lo de antaño, no penséis en lo antiguo; mirad que realizo algo nuevo; ya está brotando, ¿no lo notáis? 

Isaías 43, 16-21












lunes, 7 de marzo de 2016

Poveda






"Poveda, un hombre bueno, creyente, sacerdote, testigo y maestro en el arte difícil y bello de unir gentes y suscitar la libre adhesión de las personas en el esfuerzo por lograr juntos, lo que juntos necesitamos: metas de verdadera humanidad."

Maite Uribe, Directora General de la Institución Teresiana





Vídeo de las declaraciones de D. Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, sobre la película Poveda.







sábado, 5 de marzo de 2016

Pero velaba mi corazón ...





Emilio Serrano



"Yo dormía, pero velaba mi corazón." 

(Cantar de los cantares 5,2)





"Por aquel tiempo tomó Jesús la palabra y dijo: Yo te alabo Padre, Señor del Cielo y de la Tierra, porque ocultaste estas cosas a los sabios y discretos y las rebelaste a los pequeños." (Mt 11,25)

Es una expresión que nos orienta hacia el silencio, porque el silencio es un empobrecimiento, el silencio es un despojo, estamos tan acostumbrados a vernos y a considerarnos en nuestras cosas, que uno puede sentir casi miedo al despojo, pero el despojo y el silencio, en este sentido, es la revelación de todo el misterio de nuestra vida, es la revelación de nuestro interior, donde siempre hay algo inefable. En el silencio ocurren unas cosas más inefables, casi todos los encuentros son inefables, te encuentras con un amigo y cuando te encuentras de verdad... es inefable, te encuentras con la verdad de tu ser... la honda verdad de nuestro corazón y también es inefable. El silencio es inefable.

Lo esencial no nos lo va a enseñar nadie, es una revelación.
El silencio hace del corazón un lugar de revelación.
j.f. Moratiel, dominico, O.P






miércoles, 2 de marzo de 2016

Somos quienes somos ...



SOMOS QUIENES SOMOS 



.



Antes de preguntarnos sobre Dios, sería bueno, mirarse en un espejo y preguntarse sobre el hombre mismo. ¿Cómo es el hombre, especialmente el de este siglo?
Creo que, inicialmente habrá que evitar maniqueísmos, cualquier respuesta concluyente, tipo blanco o negro. La experiencia me dice que el hombre es una “graciosa” mezcolanza de claro oscuros y es precisamente entre esas tonalidades diversas donde vive y se desarrolla. Si embargo, para concretar lo concerniente, en exclusiva a esta generación, he de decir que en ocasiones pienso que efectivamente, este hombre del XXI ni es bueno, ni tampoco malo…, no hay demasiados excesos, porque este ser (me incluyo) es simplemente tonto…., o ciego, o cobarde, o una mezcla de todo.
Claro que hay excepciones que cumplen y muy bien con su condición humana, en todos sus planos, pero… por cada horrible que mata y por cada hombre que lucha para evitar una muerte hay siempre, al menos, mil humanos que vegetan, que no se enteran, que bostezan, que dormitan.
Sé que esta visión de la actualidad chocará por pesimista, pero desgraciadamente yo creo que es bastante realista…. Y por eso, este post, este blog, y esta llamada al despertador moral, a la humanidad de cada uno.

Además, también con frecuencia me encuentro cada vez más, con gente preocupada por la marcha de las cosas, de la juventud, de la política y del mundo en general. No es raro oír eso –tan nefasto- de “esta juventud está perdida” o el rollo ese de… “a donde vamos a parar”…
Pues… yo personalmente creo que ni nadie está perdido si no quiere, y también creo que vamos adonde cada uno de nosotros queramos ir…. NI MÁS, NI MENOS.
Ante esas excusas habrá que convencerse que… “We are the world”. Si el mundo marcha mal es porque no funcionamos bien cada uno de nosotros, sus habitantes…., así antes que preguntarse "adónde va a parar el mundo", habrá que responderse con sinceridad hacia dónde estoy yendo yo.
Naturalmente que el ambiente y las circunstancias influyen pero quien toma las decisiones finalmente, es el hombre en uso de su libertad.
Sobran pues, todos los llorones y también los estériles perezosos. Sin embargo la peor postura es la de los que se desalientan y después se sientan a no hacer nada, estos tienen las dos “enfermedades”. Así el mal, que debería ser un acicate para los buenos, se convierte en una morfina paralizante y además pecadora por previsibles omisiones reincidentes..

Visto lo visto, la única respuesta digna será hacer lo que se pueda, aunque sea poco, y aunque sea en un margen muy reducido de espacio y de tiempo….porque, el que así lo hace, lo hace desde la sinceridad y el amor, ya está cambiando el mundo, su parcela, la que le ha tocado vivir. Esta haciendo su parte, que es para lo que hemos venido a este mundo.

Quisiera acabar… EMPUJANDO. Jamás es tarde para empezar. Pero ya no valen lamentaciones. Claro que Cristo lloró ante la tumba de su amigo Lázaro, pero después puso manos a la obra y le resucitó. También me parecen estupendas las lágrimas de María…, que no le impidieron subir hasta el mismo calvario. Esos son nuestros modelos en el amor…, lo único que importa.

Nos urge mucho amar, amar bien, amar rápido…. ¡Amar mucho! y eso no se puede hacer desde la tristeza inoperante y tampoco desde el sofá.
¡Qué maravilla seria poder morirse sabiendo que nuestro paso por la tierra no ha sido inútil!
Sacudamos ya a ese holgazán, a ese “hombre viejo”, a ese puñetero decrépito, que a veces llevamos dentro. Hay que convencerse de que "sin amor, nada soy", finalmente, nada tiene importancia, la salud, nada importa. No estamos en este mundo para comer a horas fijas, para dormir con regularidad, ni para vivir más años o mejor…. "¡Vanidad de vanidades!". Sólo una cosa cuenta: tener una vida útil; ¡¡Amar!!.
No seamos necios... todavía podemos vivir el asombro de una maravillosa GRACIA que nos hace hijos suyos. AMAR, solo amar..., a eso nos llama nuestro destino eterno, esa es nuestra única vocación: LA FELICIDAD, para eso, somos quienes somos.



Suscribo esta entrada de HOJA, de principio a fin, querida HOJA ... (El blog, La Hoja del Arce).

Para Pablo, el nieto de mi querida amiga Militos,  y para Esther, su mamá. ¡Bienvenido, Pablo!
Cuentas a tu lado con las mejores maestras.
BESIÑOS, con toda mi alma y con todo mi corazón.

¡Enhorabuena!!! Por la vida, fuente inagotable...
Querida Militos, mi querida amiga, compañera, maestra, Capitana, jajajaja, Capitana de los Tercios blogueros, ¡¡¡a tus órdenes!!!

Y comparto a Hoja, porque siempre empujaba, y jamás ha dejado de empujar ...
BESIÑOS, a montones, mi querida Capitana ...

Este blog se ha nutrido tantas veces de todos vosotros, que comparto con inmensa alegría la llegada de Pablo a este mundo.


.



Sublime gracia del Señor que a un infeliz salvó.
Estuve ciego, mas hoy miro yo, perdido, y Él me halló.

Su gracia me enseñó a temer, mis dudas ahuyentó.
¡Oh, cuán precioso fue para mi ser al dar mi corazón!

En los peligros o aflicción que yo he tenido aquí,
Su gracia siempre me libró, y me guiará feliz.

Y cuando en Sion por siglos mil, brillando esté cual sol,
yo cantaré por siempre allí, Su amor que me salvó.