martes, 22 de marzo de 2016

La profundidad






Una reflexión:

La vida no es como el Quijote, que una cosa lleva a la otra, en la realidad hay saltos inesperados de nivel.

Javier Alonso 


A menudo preferimos vivir fuera de nosotros mismos, fuera del castillo interior, somos hombres y mujeres de superficie, porque la aventura de la profundidad y de la verdad da miedo. Preferimos nociones seguras, aunque limitadas, antes que el desafío que nos lanza más allá de lo apreciado: 

«Sabemos que tenemos almas. Mas qué bienes puede haber en esta alma o quién está dentro en esta alma o el gran valor de ella, pocas veces lo consideramos; y así se tiene en tan poco procurar con todo cuidado conservar su hermosura»

Sta. Teresa de Jesús





8 comentarios :

  1. Mi querida Rosa, yo no soy una persona religiosa, sin embargo quiero dejarte aquí mi mensaje de agradecimiento por lo que reúnes en este blog, porla sencilla calma y la bondadosa fe que desprende.
    Tus palabras en esta entrada, abrazadas por las citas de Sta. Teresa de Jesús y de Javier Alonso, son sencillamente maravillosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Eme, muchas gracias a ti, cada persona es un mundo y a mí siempre me transmites mucha ternura y delicadeza.
      Dios es Dios de todos, tanto tuyo como mío, no es de nadie en exclusiva.
      Y tu corazón, tus escritos, a mí también me llegan, son hondos. Siempre encuentro ternura.

      Muchos besos para ti, mi agradecimiento y mi cariño.

      Eliminar
  2. ¡Ummmm! El castillo interior... qué sabias palabras las Teresa de Jesús.Gracias Rosa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, santa Teresa es muy sabia.

      Gracias a ti, kk.

      Un beso.

      Eliminar
  3. Te escribo desde el ordenador de mi marido. Maite

    ResponderEliminar
  4. Querida Rosa,ayer te deje un comentario sobre la profundidad del alma, pero veo que no entro.
    De todas formas te digo: !!Llego!! Y me quedo sin palabras, no digo mas, bueno si, gracias, gracias,
    Te escribo corriendo
    Besiños de todo corazon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaaaa!
      No, no entró.
      Vale, ¡llegó!

      Y gracias a ti, mi querida amiga.
      Besiños a montones, repartidos ...

      Eliminar