domingo, 20 de marzo de 2016

Domingo de Ramos




Domingo de Ramos. Procesión de las palmas. León



Lc 19, 28-40 Bendito el que viene en nombre del Señor

Con esta aclamación comienza la semana santa. Te bendecimos, Señor, y te alabamos. Reconocemos que eres el que viene en nombre del Señor, que eres el Mesías, el señor. Ahora, dos mil años después, ante el misterio pascual que vamos a comenzar en estos días, quiero empezar con esta aclamación, reconociéndote como Señor de mi vida, de mi historia; de nuestra vida, de nuestra historia; de la historia de salvación que se viene realizando en la Iglesia. Bendito eres tú, que das tu vida para que nosotros la recibamos de ti. Bendito eres, Señor.






Pueri Hebraeorum vestimenta 
prosternebant in via, 
et clamabant dicentres:
Hosanna filio David.
Benedictus qui venit in nomine Domini.

Los niños hebreos tendían 
sus vestidos en el camino 
y gritaban diciendo: 
"Hosanna al Hijo de David. 
Bendito el que viene en nombre del Señor".




Jesús entra en Jerusalén para morir en la Cruz. Y es precisamente aquí donde resplandece su ser rey según Dios: su trono regio es el madero de la Cruz. 

Papa Francisco, Homilía Domingo de Ramos 2013




2 comentarios :

  1. Hoy mejor no vengas a mi blog.
    Avisada estás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      Gracias, por el aviso.
      Ya fui, no es ninguna novedad. Lo sabía :)

      Un beso, Toro.

      Eliminar