miércoles, 2 de marzo de 2016

Somos quienes somos ...



SOMOS QUIENES SOMOS 



.



Antes de preguntarnos sobre Dios, sería bueno, mirarse en un espejo y preguntarse sobre el hombre mismo. ¿Cómo es el hombre, especialmente el de este siglo?
Creo que, inicialmente habrá que evitar maniqueísmos, cualquier respuesta concluyente, tipo blanco o negro. La experiencia me dice que el hombre es una “graciosa” mezcolanza de claro oscuros y es precisamente entre esas tonalidades diversas donde vive y se desarrolla. Si embargo, para concretar lo concerniente, en exclusiva a esta generación, he de decir que en ocasiones pienso que efectivamente, este hombre del XXI ni es bueno, ni tampoco malo…, no hay demasiados excesos, porque este ser (me incluyo) es simplemente tonto…., o ciego, o cobarde, o una mezcla de todo.
Claro que hay excepciones que cumplen y muy bien con su condición humana, en todos sus planos, pero… por cada horrible que mata y por cada hombre que lucha para evitar una muerte hay siempre, al menos, mil humanos que vegetan, que no se enteran, que bostezan, que dormitan.
Sé que esta visión de la actualidad chocará por pesimista, pero desgraciadamente yo creo que es bastante realista…. Y por eso, este post, este blog, y esta llamada al despertador moral, a la humanidad de cada uno.

Además, también con frecuencia me encuentro cada vez más, con gente preocupada por la marcha de las cosas, de la juventud, de la política y del mundo en general. No es raro oír eso –tan nefasto- de “esta juventud está perdida” o el rollo ese de… “a donde vamos a parar”…
Pues… yo personalmente creo que ni nadie está perdido si no quiere, y también creo que vamos adonde cada uno de nosotros queramos ir…. NI MÁS, NI MENOS.
Ante esas excusas habrá que convencerse que… “We are the world”. Si el mundo marcha mal es porque no funcionamos bien cada uno de nosotros, sus habitantes…., así antes que preguntarse "adónde va a parar el mundo", habrá que responderse con sinceridad hacia dónde estoy yendo yo.
Naturalmente que el ambiente y las circunstancias influyen pero quien toma las decisiones finalmente, es el hombre en uso de su libertad.
Sobran pues, todos los llorones y también los estériles perezosos. Sin embargo la peor postura es la de los que se desalientan y después se sientan a no hacer nada, estos tienen las dos “enfermedades”. Así el mal, que debería ser un acicate para los buenos, se convierte en una morfina paralizante y además pecadora por previsibles omisiones reincidentes..

Visto lo visto, la única respuesta digna será hacer lo que se pueda, aunque sea poco, y aunque sea en un margen muy reducido de espacio y de tiempo….porque, el que así lo hace, lo hace desde la sinceridad y el amor, ya está cambiando el mundo, su parcela, la que le ha tocado vivir. Esta haciendo su parte, que es para lo que hemos venido a este mundo.

Quisiera acabar… EMPUJANDO. Jamás es tarde para empezar. Pero ya no valen lamentaciones. Claro que Cristo lloró ante la tumba de su amigo Lázaro, pero después puso manos a la obra y le resucitó. También me parecen estupendas las lágrimas de María…, que no le impidieron subir hasta el mismo calvario. Esos son nuestros modelos en el amor…, lo único que importa.

Nos urge mucho amar, amar bien, amar rápido…. ¡Amar mucho! y eso no se puede hacer desde la tristeza inoperante y tampoco desde el sofá.
¡Qué maravilla seria poder morirse sabiendo que nuestro paso por la tierra no ha sido inútil!
Sacudamos ya a ese holgazán, a ese “hombre viejo”, a ese puñetero decrépito, que a veces llevamos dentro. Hay que convencerse de que "sin amor, nada soy", finalmente, nada tiene importancia, la salud, nada importa. No estamos en este mundo para comer a horas fijas, para dormir con regularidad, ni para vivir más años o mejor…. "¡Vanidad de vanidades!". Sólo una cosa cuenta: tener una vida útil; ¡¡Amar!!.
No seamos necios... todavía podemos vivir el asombro de una maravillosa GRACIA que nos hace hijos suyos. AMAR, solo amar..., a eso nos llama nuestro destino eterno, esa es nuestra única vocación: LA FELICIDAD, para eso, somos quienes somos.



Suscribo esta entrada de HOJA, de principio a fin, querida HOJA ... (El blog, La Hoja del Arce).

Para Pablo, el nieto de mi querida amiga Militos,  y para Esther, su mamá. ¡Bienvenido, Pablo!
Cuentas a tu lado con las mejores maestras.
BESIÑOS, con toda mi alma y con todo mi corazón.

¡Enhorabuena!!! Por la vida, fuente inagotable...
Querida Militos, mi querida amiga, compañera, maestra, Capitana, jajajaja, Capitana de los Tercios blogueros, ¡¡¡a tus órdenes!!!

Y comparto a Hoja, porque siempre empujaba, y jamás ha dejado de empujar ...
BESIÑOS, a montones, mi querida Capitana ...

Este blog se ha nutrido tantas veces de todos vosotros, que comparto con inmensa alegría la llegada de Pablo a este mundo.


.



Sublime gracia del Señor que a un infeliz salvó.
Estuve ciego, mas hoy miro yo, perdido, y Él me halló.

Su gracia me enseñó a temer, mis dudas ahuyentó.
¡Oh, cuán precioso fue para mi ser al dar mi corazón!

En los peligros o aflicción que yo he tenido aquí,
Su gracia siempre me libró, y me guiará feliz.

Y cuando en Sion por siglos mil, brillando esté cual sol,
yo cantaré por siempre allí, Su amor que me salvó.






6 comentarios :

  1. Sin palabras.
    El texto es impresionante!!
    Me uno a este precioso homenaje.
    Gracias, Rosa. Magistral, como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoja siempre dejaba sin palabras.
      Siempre me emociona leerlo. Allí, en su blog, encontré a Militos. Por Hoja cambié la orientación de este blog, paulatinamente. Él y Militos me descubrieron el tesoro del Rosario. Hoja era, es, porque su blog sigue, y su testimonio sigue presente en cada uno, un verdadero evangelizador. Encontrarlo ha sido una de las experiencias mejores y más preciosas de mi vida. Así, desde un blog, y muy sorprendente para mí, porque, te aseguro, que no creía para nada en este mundo.
      Murió, pero su testimonio seguirá siempre vivo en todos los que le conocimos aquí. Viví al lado de Militos su testimonio de vida, su enfermedad, su fe ejemplar, y es algo inolvidable. Nunca lo olvido, cada día de mi vida lo recuerdo. Forma parte de mí.

      Un beso, querida Maite. Gracias a ti.
      Gracias mil, por unirte, Militos es una persona fantástica. ¡Bienvenido Pablo!!!

      Eliminar
    2. Acabo de llegar de un paseo por el blog de Arce. De paso me he encontrado con tus comentarios, y con los de Militos. Sois fantánticas las dos. Ahora os entiendo mejor. Y me ha dejado sin palabras. Volveré, tiene miga.
      También me he atrevido a visitar los blog de Militos, me parece una mujer increible.
      Qué suerte tengo de encontraros.
      BESOS

      Eliminar
    3. Tiene mucha miga, es inolvidable todo lo que escribió.
      Sí, Militos es increíble. La quiero mucho.
      Son muy importantes en mi vida, Maite, porque nunca dejo de sorprenderme por todo lo vivido a su lado.
      Doy gracias.

      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  2. Querida Rosa, perdona que no te haya comentado antes, lo leí el otro día, pero no pude contestar con el móvil. Muchísimas gracias, me ha gustado mucho, mucho, eres un sol y te quiero muchísimo, gracias, gracias.

    Estos días no he parado de casa a la clínica y viceversa.
    Por cierto, para las que vivan en Madrid recomiendo de corazón la clínica donde mis dos últimas hijas han dado a luz, La Milagrosa,es estupenda, médicos, enfermeras y monjas.
    Esther ya está en casa y bastante bien de la cesárea, aunque con dolores aún, pero llevaderos y Pablo, maravilloso, ya te enviaré una foto, es una delicia y buenísimo. Antes de salir las monjas le consagraron a la Virgen Milagrosa.
    En fin estamos muy felices, pero ahora salgo para su casa a echarles una mano, pues Gonzalo tiene que ir a buscar a Gonzalete al cole.
    Esto más que un comentario es un mail, pero ando a todo correr.

    Besiños, Rosa, más del alma que nunca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besiños, mi querida amiga, y a Esther y a Pablo.
      Me alegro tanto ...

      También muy del alma, besiños ...

      Eliminar