sábado, 12 de marzo de 2011

Mozart y la cena de Don Giovanni







Don Giovanni es una ópera en dos actos con música de Wolfgang Amadeus Mozart y libreto de Lorenzo da Ponte, compuesta entre marzo y octubre de 1787, en Viena y en Praga, y basada en el mito de Don Juan. Fue estrenada en el Teatro Estatal de Praga el 29 de octubre de 1787, con gran éxito de crítica y público.

Argumento
 
(Sevilla, mediados del S. XVII), Don Giovanni, con ayuda de su sirviente Leporello, intenta seducir a Ana, asesina a su padre y huye. Encuentra a una de sus anteriores amantes (Doña Elvira), quien le previene de seducir a Zerlina, una doncella campesina.
Durante una fiesta Don Giovanni intenta seducir a Zerlina, pero es desenmascarado por Doña Ana, su novio Don Octavio y Doña Elvira. Logra huir.
Finalmente recibe su castigo, cuando la estatua del padre de Doña Ana, el Comendador, cobra vida, acepta una invitación de Don Giovanni para cenar, y aparece para llevarlo al infierno En esta escena comienza el gran final. En su casa, don Juan está cenando alegremente mientras una orquestina de viento toca algunas piezas de moda.
Doña Elvira aparece para implorar a don Giovanni que cambie de vida, pero es rechazada. Llaman a la puerta y don Giovanni corre a abrir. Es el Comendador que ha acudido a la cena.
Los actores cantan con la boca llena, algo realmente inusual en el mundo de la ópera.

 



viernes, 11 de marzo de 2011

A la mesa con Mozart




Cocina de la casa natal de Mozart

Torta Mozart


Normalmente cuando se habla de Mozart aludimos a su gran genio musical, rara vez se hacen comentarios de su carácter humano, una faceta terrenal donde destaca su gusto por la comida.
Placeres como la comida tenían un lugar especial en la vida de Mozart, una gran cantidad de sus cartas hacen alusión constantemente a la comida. Tanto él como su padre cuando recorrían Europa escribían sobre los diferentes platillos que probaban en los países que visitaban, o describían los banquetes con los que los agasajaba la nobleza en sus giras.

Chuleta de cerdo
Parece ser que uno de sus platos favoritos eran las chuletas de cerdo. Se conserva una carta que Mozart le escribió a su esposa Constanze 44 días antes de enfermarse:

"¿A qué huele?... ¡chuletas de cerdo! ¡Qué gusto!: me las como a tu salud", escribió el compositor.

Mozart ha servido también de inspiración para elaborar 
deliciosos postres.

 En un famoso café de Viena, el Schwarzenberg, fue donde logró renombre la Torta Mozart. Se trata de un bizcochuelo muy suave, relleno con crema de cacao y mermelada de frutilla, cubierto también con chocolate y decorado con un enrejado de glasseado blanco.

La receta de esta famosa torta:

Ingredientes
  
 3 yemas • 2 tazas de azúcar molida • 3 tazas de harina leudante (La harina leudante, es harina común, pero tiene también levadura para que eleve mas el pan. Se compra en almacén y no tiene otro nombre). • 1 cucharadita de bicarbonato de soda • 1 taza de cacao amargo • 1 taza de aceite de maíz • 1 1/2 taza de agua tibia • crema chantilly al chocolate • mermelada de frutilla • chocolate cobertura • glaceado blanco

Preparación

Batir en un bol las yemas junto con el azúcar. Agregar, poco a poco, la harina previamente tamizada con el bicarbonato, el cacao alternado con el aceite y el agua. Distribuir en un molde rectangular o redondo enmantecado y enharinado. Llevar a horno moderado durante 1 hora. Dejar enfriar, desmoldar y cortar en capas. Rellenar con la crema al chocolate y la mermelada de frutilla. Bañar con el chocolate disuelto en baño de María y escribir con el glaceado blanco el nombre Mozart o hacer un enrejado.