domingo, 30 de agosto de 2015

Sobre la amistad digital




Un artículo muy interesante:


No existe la amistad digital



Dejemos de engañarnos y falsear tristemente las palabras. Asumamos la cruda realidad y despertemos del apacible sueño de la caverna. No existe la amistad atrapada en el mundo digital. Ni tampoco sirve para mantener un trato más cercano con nuestros verdaderos amigos. ¡Cómo vas a conocer a alguien de verdad y dejarte conocer como eres! Lo único que hay en la red es puro egoísmo, emocional nostalgia de sí mismo cuando no se ha dedicado suficiente tiempo a conocerse y quererse bien. Para lo único que vale todo es para la distracción y la dispersión. Es más, convencidos como estamos, ¡corramos a decírselo a los jóvenes, eduquemos en el miedo al infierno digital, que sí que existe!


El abrumador discurso de los realistas desenfadados, sin pelos en la lengua, me cansa. Viven atrapados en un mundo triste, donde todo es del color de su negra mirada. Lo digo sinceramente: “Quien no haya hecho experiencia de amistad en la red, no ha hecho verdadero uso ni de la red ni del mundo en el siglo XXI”. Quizá no le interese, lo cual me parece legítimo. Pero mucho me temo que estas críticas desaforadas rebajan la intensidad humana de la red, que tantos otros defendemos y buscamos, e incluso queremos propiciar y profundizar con naturalidad.
Me niego rotundamente a que el único verbo que tenga cabida en la red sea "usar" (medios, productos, instrumentos, aparatos, herramientas) y rebajar, cuando no vaciar de sentido, la dignidad y la presencia de las personas en la red. Esto es un mundo, una nueva forma de estar en él. 
Efectivamente, la amistad digital se quedará en eso meramente hasta que no haya desdigitalización (a ver si dejamos atrás lo de “virtual” y “desvirtualizar”). Dicho de otro modo, podemos dar más pasos en la amistad fuera de la red. No significa que por ello no sea auténtico, sincero y real aquello que se mueve en internet. ¿Se puede conocer a alguien a través de las redes sociales? ¿Puede alguien darse a conocer, entablar diálogo con alguien en principio lejano, distante, desconocido o poco conocido? ¿Cabe profundizar en el trato a través de la red, mostrarse cercano, ayudarse mutuamente, ser útil, enriquecerse? ¿O todo cae del lado del anonimato, la falsedad, el engaño, la ocultación, la doblez y la esquizofrenia entre presencial y digital? ¿No es acaso una forma de estar en el mundo, que hay que descubrir igual que se desvela el resto del mundo? Estas son las preguntas clave que hay que afrontar. Y en las que hay que educar sinceramente.
Dicho sea de paso, los adolescentes –maravillosos y entregados tantas veces- tienen problemas con sus relaciones y la amistad tanto en lo digital como en clase, en el fútbol, en la academia, de vacaciones o donde sea. ¡Están aprendiendo! Lo que no me entra en la cabeza es que adultos, con una estructura presencial más consolidada, se comporten como niños y adolescentes en las redes sociales. Y todo siga igual, sin aprendizaje.
Abogar por la amistad digital es humanizar la red, darle rostro, forma personal. Es uno de los nudos gordianos por desentrañar, que pueden quedar en nada, en posibilidad pasajera si mantenemos ciertas opiniones y éstas sustentan nuestra vida. La alternativa al pesimismo digital rampante, que vuelve a destruir la posibilidad de fraternidad, viene de la mano de grandes ideales: cultivar el trato cercano, la preocupación por otro y no el “uso de los demás”, tejer comunidad en la red, enriquecerse con los intereses y perspectivas de los demás, atender con solicitud en lo que se pueda, hacer el bien, buscar la verdad en compañía, extirpar la triste soledad de la vida moderna, mostrar pasión por la vida, por lo que hacemos, por las tareas cotidianas, comunicar y comunicarse, abandonar máscaras que nos ocultan y conocernos a nosotros mismos mejor, ser auténticos, construir un mundo mejor, alejarse lo más posible de las indiferencias sembradas por la modernidad y el egoísmo del desarrollo. Quizá, me pregunto y me digo, muchas de estas cosas puedan venir de este nuevo mundo digital en el que nos vemos irremediablemente inmersos. Ahora bien, toda amistad tiene sus inicios, siempre precarios y débiles. ¡Yo apuesto por ello! ¡Y quisiera educar en ello!
Que conste que este asunto nada tiene de vulgar, ni infantil. Es piedra angular de un proyecto más grande, de la preocupación por la vida misma, de la necesaria búsqueda del bien, de la justicia, del desarrollo tecnológico-humano. Condenada al ostracismo la posibilidad de amistad digital quedaría un desierto de soledades e individualidades, destronaríamos de este mundo la primacía esencial de la persona en toda realidad. 


Os dejo con una colección de enlaces sobre este asunto, de otros lugares de la red: (1) Interesante ponencia de Jesús Pernas, gran maestro y amigo, en el III Congreso de Excelencia Educativa. Por aquí hay que trabajar y construir, sin remilgos. (2) Sobre las condiciones de la amistad digital. Seguramente ninguna sea totalmente nueva para vosotros. Ahí las dejo, para la reflexión personal. Siempre viene bien volver a cosas esenciales. (3) La amistad no es lo que era. Una reflexión pesimista -cuando no pésima- sobre lo que hablamos. Escrito en 2012, ha tenido tres años para cambiar de parecer y corregirse. (4) Un estudio sobre jóvenes, redes sociales y construcción de la identidad. No os dejará indiferente. Al menos nos ayuda a tomar conciencia de su esencial relevancia actual. (5) Elena Medel, escritora, literaliza sobre los adolescentes y las ventanas que abren en el mundo digital. Me parece un tanto oscuro, quizá contagiado del pesimismo. Y a la par muy valioso, porque estos jóvenes también existen. (6) ¿Cambiarán las redes sociales el concepto de amistad? Una reflexión muy actual. Me quedo con la pregunta, no la final. (7) Las redes sociales reducen la posibilidad de pensar antes de actuar. Para pensar. Y educar, por tanto. (8) ¿Están los medios sociales distorsionando la amistad? De nuevo, la misma pregunta, idéntico enfoque. Ya digo que deshumaniza, no educa. (9) Cinco formas de arruinar una amistad a través de la red. E insisto, perdonad si soy pesado, que quizá sea verdad pero esto no educa. Lo único que señala es que algunos "usan mal", no saben estar.





Lo que sigue




Vincent van Gogh


Cuando en la noche, el aire ve su fuente
oculta. Está la tarde limpia como
la eternidad.
                                   La eternidad es solo
lo que sigue, lo igual; y comunica
por armonía y luz con lo terreno.

Entramos y salimos sonriendo,
llenos los ojos de totalidad,
de la tarde a la eternidad, alegres
de lo uno y lo otro. Y de seguir,
de entrar y de seguir.
                                   Y de salir…

(Y en la frontera de las dos verdades
exaltando su última verdad,
el chopo de oro contra el pino verde,
síntesis del destino fiel, nos dice
qué bello al ir a ser es haber sido.)


Juan Ramón Jiménez,  La estación total, 1923-1936.





sábado, 29 de agosto de 2015

Poema a la Virgen del Camino





Virgen del Camino. Kiko Argüello (Camino Neocatecumenal)


"Oh alma sin hogar, alma andariega,
que duermes al hostigo a cielo raso,
trillando los senderos al acaso,
bajo la fe de una esperanza ciega.
Ese cielo, tu padre que te niega
paz y reposo, bríndate al ocaso
roja torre de nubes, en que el vaso
que ha de aplacar tu sed al fin te entrega.
Una noche, al pasar, en una ermita
te acogiste a dormir; sueño divino
bajó a tus ojos desde la bendita
sonrisa de la Virgen del Camino,
y ese sueño es la estrella en que está escrita
la cifra en que se encierra tu destino".


(Poema que Miguel de Unamuno dedicó a la Virgen del Camino a su paso por su santuario de León).


Muchas gracias, hermanas (Blog Contemplar y dar lo contemplado).

Sábado, día del Rosario bloguero.
Feliz día.





viernes, 28 de agosto de 2015

San Agustín de Hipona

 
 
 
Iman Maleki


"Los que no quieren ser vencidos por la verdad, son vencidos por el error".
 
San Agustín de Hipona
 
 
 
 
 

 
Oración de san Agustín: "Tarde te amé".
 
 
 
 
 

El que ama

 
 
 
Plaza Mayor. León
 
 
 
Ser yo en esta plaza será, al fin,
no ser yo, sino sólo el que respira
en esta luz helada la libertad más plena:
la libertad de ser
en ti y en cada uno de vosotros.
Porque el ser que es más ser
es tan sólo el que ama.

Antonio Colinas
 
 
 
 
 
 

jueves, 27 de agosto de 2015

La visita





Piet Mondrian



Así de natural me recogí en mi rezo
y un jarro de azucenas me retuvo en el sitio.

Y vino una paloma y una cinta de oro
me alcanzó desde ella y encendió mis sentidos

me oreó con su vuelo, y quedó todo el cuarto
suspenso en una paz que hizo crujir los quicios.


María Victoria Atencia





lunes, 24 de agosto de 2015

La forja de un genio





Casa Botines (León). Antonio Gaudí



Leo "Gaudí, la forja de un genio, (Astorga versus León)", de J.F. Chimeno, que recoge las variopintas vivencias del arquitecto, en un período que abarca sus estancias en tierras leonesas entre Astorga y León (1888 - 1893), donde acudió para construir el Palacio Episcopal de Astorga y la llamada Casa Botines, en León.

Parece ser que Gaudí atravesaba por estas fechas una profunda crisis espiritual y de inspiración. Sus visitas a la Pulchra Leonina, sus conversaciones con el entonces Obispo de Astorga, Joan Baptista Grau i Vallespinós, al que le unía una estrecha amistad, y sus vivencias en tierras leonesas, produjeron en el arquitecto una transformación que impregnó de madurez y misticismo su carácter.




Palacio Episcopal de Astorga. Antonio Gaudí



En una de sus visitas al Hospital de San Juan Bautista, en Astorga, el médico del centro le preguntó con preocupación sobre su salud. El obispo Grau, conocedor de sus inquietudes, contestó:

"Padece el trágico drama existencial, que va parejo a aquellas mentes despiertas cuyo "genio" suele ser inestable; y creo, no se curará con un brebaje de vuestra botica -dijo esbozando una sonrisa de complicidad-, sino con la fe en Dios ... y en los hombres". (pág. 49).



Crucero. Catedral de León



En una de sus frecuentes visitas a la catedral, donde, parece ser, recuperó su inspiración tras quedar conmovido por su luz profunda y misteriosa, se relata:

Iba con tiempo suficiente como para sumergirse una vez más, en el corazón de la catedral, el crucero, antes de asistir al oficio litúrgico. De pie en el centro neurálgico del templo gótico, sintió cómo el aire denso se patinaba, al atravesar el azul translúcido de los maravillosos vitrales (en número mayor que en ninguna otra catedral), y cerrando los ojos respiró profundamente; al extremo de sentir cómo todo su ser se enajenaba hasta casi levitar. Tras un instante que le pareció infinito optó por abrir los párpados y raudo el inconsciente traspasó la "puerta el genio" para activar su inspiración. Alzó tembloroso la vista y quedo admirado por aquella luz profunda y misteriosa, presa del relente tardío, que iluminaba el rosetón occidental y que tanto tenía que ver con el carácter leonés.

"La luz es la madre de las artes plásticas (...) La arquitectura es la medida y ordenación de la luz; la escultura es el juego de la luz, y la pintura es el retrato de la luz por los colores"  -confesaba Gaudí al obispo Grau, después de su asistencia a la misa catedralicia-.

Otros muchos descubrimientos realizó el atribulado arquitecto catalán a lo largo de sus regulares visitas a la catedral leonesa. Luces que le harían cambiar de opinión sobre el estilo gótico, admitiendo su error con humildad (...)  (págs. 101-102).



Escultura de Gaudi - Paza de Botines. León



Una obra muy recomendable por su análisis y documentación, y para conocer no solo las claves de la herencia del "lenguaje gaudinista" (inspiradísima, extemporánea y visionaria), sino también la enorme deuda que la arquitectura contemporánea española ha contraído con el genio de Gaudí, que antes que magister operis, fue un hombre, en muchas ocasiones, atormentado y poco comprendido.



La Escolanía de Montserrat, que en diversas ocasiones ha acompañado la obra del arquitecto catalán, interpretando a Arvo Pärt:










domingo, 23 de agosto de 2015

Gracias




Rosas. Fabio Cembranelli


Gracias, por tu cariño, tu amistad y tu compañía.




Un vídeo precioso que me ha regalado hoy, en el día de mi santo, una amiga querida, compañera desde los comienzos de este blog.  Encantador, fino, elegante, tierno, como ella es.

Muchas gracias. Te quiero mucho.






Glosa





Escena de san Juan de la Cruz sobre los cielos de Toledo. Ruizanglada


Por toda la hermosura
nunca yo me perderé,
sino por un no sé qué
que se alcanza por ventura.

 
San Juan de la Cruz, Glosa a lo divino






sábado, 22 de agosto de 2015

Rosa de Santa María




Imagen Omar Arbaiza


Amemos mucho a Dios,
a Dios amemos,
Amor es Dios, 
Dios es Amor.

Amar es duro, pero es nuestra esencia. Eso es lo que nos eleva por encima del resto de las criaturas.

Santa Rosa de Lima


Rosa de Santa María, santa Rosa de Lima, el día en que su madre le reprendió por atender en la casa a pobres y enfermos,  le contestó: 

  "Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos cansarnos de ayudar a nuestro prójimo, porque en ellos servimos a Jesús".

-Catecismo de la Iglesia Católica, 2449




Sábado, día del Rosario bloguero.
Que tengáis un feliz día.




viernes, 21 de agosto de 2015

El oboe




 El oboísta (Benjamín Sharp). Thomas Eakins (1844-1916)






Merece la pena escuchar este concierto para oboe D-minor Op.9 No. de Tomaso Albinoni con el increíble oboísta, Pijus Paškevičius, un  niño de tan solo diez años que toca como los ángeles.

¡Bravo!!!





Doble concierto para violín y oboe BWV 1060 J. S. Bach 1º Movimiento.






El conocido "El oboe de Gabriel", de Ennio Morricone,  de la película "La Misión".
El oboísta, Henrik Chaim Goldschmidt, es magnífico.



¡Feliz fin de semana!






miércoles, 19 de agosto de 2015

Oración por nosotros, los de siempre




Ruizanglada


"Todo esto del Concilio está muy bien,
pero desengáñate: al final, al Cielo
iremos los de siempre."

(De un chiste de Mingote)



Aquí estamos nosotros, los de siempre,
nuestra virtud, que Tú tan bien conoces.


Nosotros Te creímos casi desde la cuna,
y hasta aquí Te seguimos
con paso regular, sin armar alboroto.
Perdónanos, Señor.  
                                Ni un minuto de duda.
No robamos a nadie, no injuriamos;
a la mujer del prójimo, ni un siquiera mirarla;
no quebrantamos nunca
el domingo, la Pascua, los ayunos,
los diezmos y primicias. Tú lo sabes:
los tuyos siempre. (Y sabes
que no siempre fue fácil). Perdónanos, Señor.


Mientras nuestros hermanos menores se embriagaban
en burdeles remotos, nosotros con los bueyes,
podando, vendimiando de sol a sol, doblados,
aguantándole al viejo
su malhumor, su gota, el que siempre estuviera
hablándonos del otro -el sinvergüenza aquel-.
Y de dinero, justos. Perdónanos, Señor.


Cuando Simón ("el Piedra")
Te negaba tres veces (y nosotros
temblábamos detrás de los olivos),
nuestro silencio estaba  -Tú lo sabes-
contigo: Y no digamos cuando Judas
Te traicionó. Perdónanos, Señor.


A nosotros no nos
hizo falta que nos crucificasen
a Tu derecha para creer en Ti -a última hora,
viendo ya muy de cerca
las puertas del Infierno ("Así cualquiera")-,
ni caer de un caballo,
ni reclamar a voces confesión
como los bandoleros de las viejas comedias,
que en un solo minuto, ¡zas!, santos de primera.
Nosotros, veinticuatro horas al día,
treinta días al mes, doce meses al año,
rectos en Tu camino. Perdónanos, Señor.


Mientras otras ovejas se Te descarriaban,
nosotros, gente de orden,
responsables, tranquilos, trabajando,
artesanos callados, en nuestra salvación.
Perdónanos, Señor.
                                Porque no Te entendimos:
vuelve a casa el perdido
aquel, oliendo a piara todavía,
y Tú que le organizas la gran fiesta;
a los que se pusieron
a trabajar cuando era prácticamente noche,
el 100% del sueldo; y a Simón lo haces Papa.
Y nosotros perplejos: "Pues sí que fuimos primos".
Perdónanos, Señor.
                                No Te entendimos.
Algunos nos decían: "Os ha faltado Amor";
y hubo quien sentenció que las mismas rameras
entrarán en Tu reino delante de nosotros.
Y nosotros perplejos: "¿Qué justicia es la Tuya?".
Perdónanos, Señor.
                                Tú sabes que lo hacíamos
todo por agradarte.
Tú sabes que si fuimos como fuimos,
si tuvimos estrecho el corazón,
si medimos en gramos, segundos y milímetros
la inmensidad de Tu misericordia
fue porque así formábamos parte de Tus designios:
la sombra que hace más clamorosa la luz.
Perdónanos, Señor. Y en nuestras obras mira,
más que los resultados,
                                      las buenas intenciones.


Miguel d' Ors, 30-1-03, Sol de noviembre. El misterio de la felicidad (Antología poética), págs. 219-222.




Creo que es uno de los poemas más profundos que he leído. Una verdadera oración, una catequesis, en todos los sentidos.





martes, 18 de agosto de 2015

Sentir







Calle Ancha. Palacio de los Guzmanes. León



Calle arbolada.

Siento correr la savia

bajo el asfalto.


Susana Benet






Tienda de especias.

Me llevo sin pagar

todo el aroma.


Susana Benet





viernes, 14 de agosto de 2015

Arte genuinamente español II






La zarzuela habla por sí sola, es maravillosa ...


  • La zarzuela es un tipo de teatro musical en el que la palabra hablada se alterna con música, fundamentalmente con fragmentos cantados que también pueden ser instrumentales.
  • Por su origen y desarrollo es un género estrictamente español aunque su aspecto sea similar a otros europeos como el singspiel alemán o la opéra-comique francesa, en los que también se alterna lo hablado y lo cantado.
  • No existe un único modelo de zarzuela. A lo largo del tiempo se han desarrollado numerosas variantes que afectan a la estructura y al contenido, encontrándose obras en uno o varios actos, sobre tipos de argumentos diversos o compuestas sobre muy distintas formas musicales de acuerdo con las modas de cada época. 

Sus bellas romanzas ...





Romanza "Mujer de los ojos negros", de la zarzuela "El huésped del sevillano" del maestro Jacinto Guerrero.





Romanza "Flor roja", de la zarzuela "Los gavilanes" del maestro Jacinto Guerrero.





Romanza "No puede ser", de la zarzuela "La tabernera del puerto" del maestro Sorozábal.






Romanza "Canción del sembrador", de la zarzuela "La rosa del azafrán" del maestro Jacinto Guerrero, adaptación libre de la comedia de Félix Lope de Vega  "El perro del Hortelano".







Dúo-Habanera: "Qué tiempos aquellos", de la zarzuela "La del manojo de rosas" del maestro Sorozábal.





Romanza "Bella enamorada" de Soutullo y Vert, de la zarzuela "El último romántico", en una de las últimas actuaciones del gran tenor Alfredo Kraus.





Romanza "Mi aldea", de la zarzuela "Los gavilanes" del maestro Jacinto Guerrero.






Una jota: "La jota de Perico", de la zarzuela "El guitarrico" del maestro Agustín Pérz  Soriano.


¡Feliz fin de semana!






jueves, 13 de agosto de 2015

Carta para leer en el tren



Compartimento, coche. Edward Hopper


Cuando se quiere a una persona,
te duele que le duela,
te cansa que se canse,
te agota que se agote,
te entristece que se entristezca,
te engaña que se engañe.
Yo quiero que te quieras,
que te lleves bien contigo,
que no te consientas,
que no te consientas
volver a decir:
-¡Qué asco de vida!



Gloria Fuertes





miércoles, 12 de agosto de 2015

Victoria Díez



“…A todos hemos de mirar por igual…
si alguno ha de ser el preferido,
será el pobre, el miserable,
el falto de cariño”.

Victoria Díez



Cripta de Victoria Díez (Institución Teresiana). Córdoba 




“Amar al prójimo, sacrificarse por él, consagrarse a su servicio, sufrirlo y padecer por su causa son el compendio de ambos amores: El que ama a Dios, ama a su hermano”.

San Pedro Poveda


“La primera condición es querer. Hay que querer con ánimo esforzado y valeroso, pues no se trata de obra fácil, sino de algo muy difícil”.

Beata Victoria Díez


Hoy 12 de agosto recordamos a Victoria Díez. Que su fe, su audacia, su entrega y compromiso nos sirvan en nuestra vida para ser mejores testigos de Jesús.

Ánimo, compañeros, que la vida puede más!!!



“Así como cuando hay luz en una casa se ve la claridad por las ventanas, así cuando un alma está llena de Dios, aun sin querer, lo comunica a cuantos la rodean. El catequista en todo momento se revela, cuando reza, cuando explica, cuando corrige. Siempre despide el perfume de Cristo a quien irremediablemente está unido si desempeña con fruto su cometido. ¿De dónde procede el calor vivificante de la instrucción? ¿De dónde el convencimiento que produce la doctrina, la influencia educadora del educador? ¿Cómo es que a veces una sola palabra, pronunciada por un hombre lleno de Dios, produce más efecto que estudios y discursos?”.
Victoria Díez 







Vídeo explicativo sobre la beatificación de san Pedro Poveda y Victoria Díez, el 10 de octubre de 1993, por el papa san Juan Pablo II. 





viernes, 7 de agosto de 2015

Oír la luz





 Vincent van Gogh



Debo decir que cuando yo era niño
y en el campo veía la densa muchedumbre
de estrellas en los cielos del verano,
además de mirar tanto fulgor,
podía oír la luz: se escuchaba allí arriba
como un rumor de enjambre laborioso.

 
Eloy Sánchez Rosillo, Oír la luz
 



La lectura. Frank W. Benson
 
 

Entreveo a lo lejos un verano
que no tuvo comienzo, y no termina
(siempre es verano cuando rememoro
desde la oscuridad la luz primera):
una casa en el campo; estoy jugando junto
a la acacia que da sombra a la puerta;
mi madre cose o lee cerca de mí y me mira
con los ojos más dulces y más limpios
que yo haya visto nunca.


Eloy Sánchez Rosillo, Desde aquí
 
 
 
 
 

miércoles, 5 de agosto de 2015

Ojos que se quieren bien ...






Gavin Worth



Ojos que se quieren bien,

cuando se miran de lejos,

no son ojos, sino espejos

donde las almas se ven.


Ventura de Vergara





martes, 4 de agosto de 2015

Aquella eterna fonte

 
 
 
Santa Teresa y san Juan de la Cruz 
 


“Todo creador persigue la belleza aunque no la encuentre”.
 
 
 
 
 

 
Qué bien sé yo la fonte que mana y corre,
aunque es de noche.


1. Aquella eterna fuente está escondida,
qué bien sé yo do tiene su manida,
aunque es de noche.

2. Su origen no lo sé, pues no le tiene,
mas sé que todo origen de ella viene,
aunque es de noche.

3. Sé que no puede ser cosa tan bella,
y que cielos y tierra beben de ella,
aunque es de noche.

4. Bien sé que suelo en ella no se halla,
y que ninguno puede vadealla,
aunque es de noche.

5. Su claridad nunca es escurecida,
y sé que toda luz de ella es venida,
aunque es de noche.

6. Sé ser tan caudalosas sus corrientes,
que infiernos, cielos riegan y las gentes,
aunque es de noche.

7. La corriente que nace de esta fuente
bien sé que es tan capaz y omnipotente,
aunque es de noche.

8. La corriente que de estos dos procede
sé que ninguno de ellos le precede,
aunque es de noche.

9. Bien sé que tres en sola una agua viva
residen, y una de otra se deriva,
aunque es de noche.

10. Aquesta eterna fonte está escondida
en este vivo pan por darnos vida,
aunque es de noche.

11. Aquí se está llamando a las criaturas,
y de este agua se hartan, aunque a oscuras
porque es de noche.

12. En esta noche oscura de la vida,
qué bien se yo por fe la fonte frida,
aunque es de noche.

13. Aquesta viva fuente que deseo,
en este pan de vida yo la veo,
aunque es de noche.


San Juan de la Cruz, La fuente que mana y corre

 




 

lunes, 3 de agosto de 2015

La noticia ausente









Tienes razón, amigo, los ruiseñores
tampoco hoy son noticia en las portadas
de los periódicos del mundo.

Te diré lo que hoy viene en las portadas
de los periódicos del mundo:
los planes de los lobbys,
los veredictos interesados de las agencias rating, los últimos gemidos de la crisis,
la alta voz del poder y de la ira,
la cizaña de las agitaciones programadas
("las primaveras" ideológicas que acaban siendo inviernos,
pues traen la sangre
con que se experimentan nuevas armas),
los crímenes aún sin resolver,
y las guerras, siempre
las guerras:
las de las armas y las de las palabras,
y esa imagen siempre repetida
de una madre
de una nueva Piedad que tiene a su hijo
muerto entre los brazos.

Aun así, esta noche de junio,
yo sé muy bien que existe una isla
donde los ruiseñores son noticia.
Calmos, en la espesura, no lejos de una fuente,
cantarán hasta el alba
alzando al firmamento sus cabezas
diminutas.

Acaso ellos sean todavía
el símbolo, la música, el mensaje
de un tiempo de esperanza.
¿O acaso de un tiempo ya perdido?
La luz lunar enciende en sus picos
trinos de oro, un
mensaje
sin sílabas.

Tenías razón, Seferis: todavía
los ruiseñores no nos dejan dormir
de felicidad pasajera
en los nocturnos de este tiempo
erizado, agónico.
Aunque no sean noticia en las portadas
de los periódicos del mundo.


Antonio Colinas, Canciones para una música silente