viernes, 22 de abril de 2011

Paul Klee en la cocina


 
 

Cocina. Paul Klee
 

Paul Klee ( 1879 - 1940) fue un pintor alemán nacido en Suiza, que desarrolló su vida en Alemania y cuyo estilo varía entre el surrealismo, el expresionismo y la abstracción. Es difícil de clasificar. Sus obras están repletas de alusiones a los sueños, la música y la poesía. Profesor en la Bauhaus en Weimar y Dessau y luego en la Academia de Düsseldorf, pintó y dibujó en una escala muy pequeña, sin embargo, el pequeño tamaño de sus cuadros no afecta a su grandeza interior. Se le considera uno de los grandes coloristas de la historia de la pintura:


" El color se ha apoderado de mí, ya no tengo necesidad de perseguirlo, sé que se ha apoderado de mí para siempre. El color y yo somos uno. Yo soy un pintor".


 
Bodegón con cuatro manzanas. . Paul Klee

 
Manzana. Paul Klee

 
Su obra es imposible de aclarar, excepto para decir que casi nunca es totalmente abstracta, pero igualmente, nunca verdaderamente realista, con un lenguaje complejo de símbolos y signos:


"El arte no reproduce lo visible, lo hace visible"
 
 

Alrededor del pescado. Paul Klee

 

El pez dorado. Paul Klee



Sabemos por su hijo, su mejor biógrafo, que tuvo dos grandes pasiones: la cocina y los gatos.

Las artes culinarias parece que las aprendió en Beatenberg de un cocinero francés del Gran Hotel Wahand, donde acostumbraba a pasar sus vacaciones de joven. Antes de la Primera Guerra Mundial sus cuadros no se vendían mucho, y así mientras Lily, su mujer, mantenía a la familia con sus lecciones de piano, él se ocupaba de las tareas domésticas, entre las que destacaba la preparación de las comidas. ¡Y qué comidas!, a base de 5 ó 6 platos, con especialidades francesas o italianas: un sinfín de refinados platos que hubieran dado envidia a los mejores artífices de la nouvelle cousine.


 
 

 

Más tarde, en Düsseldorf, inventó para obsequiar a sus amigos una especie de paella de cebada y tomate: El Gerstotto.






No hay comentarios :

Publicar un comentario