domingo, 8 de mayo de 2011

George Sand, atenta anfitriona

 
 



Su verdadero nombre era Amandine Aurore Lucie Dupin y vino al mundo el 1 de julio de 1804 en París, siendo hija de un oficial napoleónico pariente del rey polaco Augusto II y de una modesta campesina. Este mestizaje social marcará siempre su vida, como ella misma llegaría a decir en su "Historia de mi vida":
"No se es solamente hijo de su padre, también se es, creo yo, el de su madre [...] Sin embargo, si mi padre era el bisnieto de Augusto II, rey de Polonia, [...] no es menos cierto que también pertenezco al pueblo por la sangre."
Pasó la infancia en el bello pueblecito francés de Nohant, en el condado de Berry en Francia, bajo la tutela de su abuela materna, quien la dejó crecer libre de estrictas imposiciones educativas.

En 1822, con 18 años, contrajo matrimonio con el Baron Casimir Dudevant, y tuvieron dos hijos, Maurice, nacido en 1823 y Solange, nacida en 1828. En 1831, se separó de su esposo llevándose a sus dos hijos y en 1836 consiguió la nulidad de su matrimonio instalándose en París.

 Ya convertida en George Sand, escribió una ingente obra publicada en forma de novelas, cuentos, teatro o artículos periodísticos, se viste de hombre y fuma puros lo que escandalizó a la sociedad francesa del siglo XIX. Este "disfraz" masculino le permitió circular más libremente en París, y obtuvo de esta forma, un acceso a lugares que de otra manera hubieran estado negados para una mujer de su condición social.

Después de la Revolución de 1848, profundamente decepcionada por la derrota, regresó a Nohant, su refugio, el lugar que más le gustaba del mundo.






Para George Sand, Nohant representa un refugio de vital importancia, en el que le gusta reunirse con sus allegados. La amistad ocupa un lugar muy importante en su vida . Los que viajan a Nohant le son especialmente queridos. Forman parte del círculo de íntimos de la escritora. George abre su casa a los creadores. Crea un ambiente de vida colectiva y libre que estimula el trabajo de cada uno y favorece los intercambios. Nohant no deja de ser en ningún momento un lugar de encuentros artísticos privilegiado. Así, acogerá a invitados tan prestigiosos como el músico Franz Liszt ( Federico Chopin antes de romper su relación), el pintor Eugène Delacroix, los escritores Honoré de Balzac, Théophile Gautier, Gustave Flaubert o Eugène Fromentin.
 
 
 






 La cocina constituye el “centro vital” de la casa. A George Sand, mujer muy activa con múltiples curiosidades le gustaba estar en ella. Sirvió de transmisora principal de la tradición culinaria de su familia, recogiendo cientos de recetas que, gracias a su labor recopilatoria, continuaron pasando de generación en generación. Los cuadernos de recetas de cocina del castillo de Nohant reúnen 673 recetas, a las que hay que añadir 858 sueltas. Las hay de la mano de George Sand, pero también de su abuela, su madre, su nuera y otras mujeres de la familia, muchas con mención de su fuente. En conjunto constituyen un magnífico panorama de la alimentación de una familia francesa de clase alta desde el siglo XVIII al siglo XX.
 
 



 
En el comedor reúne a sus huéspedes. A las 17 horas exactamente, suena la campana para invitar a cenar a familia y amigos. Una araña de cristal de Venecia alumbra a sus prestigiosos invitados. Los platos de porcelana de la fábrica de Creil-Montereau fueron elegidos especialmente por George Sand. Las copas de cristal de Murano, fueron un regalo de Federico Chopin.
 
 



Falleció en su casa de Nohant el 8 de junio de 1876 a la edad de 72 años, y allí fue enterrada.






No hay comentarios :

Publicar un comentario