sábado, 25 de enero de 2014

¡Bravo por la música!

 
 
  

"En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad."
Arthur Schopenhauer



Vengo de una familia numerosa amante de la música. Todos los géneros tenían cabida en casa.
Contábamos con un tocadiscos para todos (hoy en día, con la nueva tecnología, existen muchas más posibilidades, pero creo que hemos perdido estos momentos únicos), y el llamado "comediscos" que utilizábamos en el coche.
Los fines de semana, por riguroso orden, poníamos cada uno la música y las canciones que nos gustaban. ¿Cuál te pides?, decíamos. Creo que era una suerte, de esta manera, cada uno de nosotros aprendíamos de los demás. Nos educábamos el oído unos a otros, y también, en ocasiones, la paciencia...

Os dejo una de tantas sesiones que compartíamos, muy variada, como siempre:
 
 

 
No faltaba la música romántica, como esta balada que nos encantaba, sobre todo a las chicas...
 
 

 

Ni la música más actual...fijaos en este toque de guitarra...es el no va más, nos decía uno de mis hermanos ¡lo vivía!...y consiguió que nos gustara a todos...me encantan...
 
 
 

 
O esta, casi, casi por unanimidad...¡vale, bien!, decíamos...
 
 
 

 
Esta la cantábamos y la bailábamos, ¡qué bien lo pasábamos!...
 
 

 

Y Mahler, al final, pocas veces faltaba en el repertorio...¡qué pesada eres con Mahler!, me decía mi hermano. Tú, nos pones a Dire Straits, le contestaba, y así, aprendíamos unos de otros...
Hoy, en memoria de Claudio Abbado...

Escuchábamos, y algunos embelesados...como ahora mismo lo hago recordando aquellos momentos maravillosos...la música une... hoy, seguimos cantando juntos cuando nos reunimos...¡Bravo por la música!

Mi madre asistía a todas las sesiones y se reía al vernos...nunca nos pedía ninguna canción, solo nos miraba... mi padre, al llegar, si estábamos cantando o bailando, se unía y nos pedía alguna, muy variadas...como esta canción tradicional leonesa, "La cinta del pelo", una de sus preferidas...
La música forma parte de mí, de mi vida, siempre existe una canción, una melodía asociadas...por eso el blog está "llenito" de música...

 
  

 
 
 
 
 

14 comentarios :

  1. Yo también digo: ¡Bravo por la música! y los fines de semana mucho más, esto si que le encantaría al Capitán.
    Así que lo tuyo también es Mahler, me encanta y, sobre todo, me encanta tu relato musical. Si algún día me animo contaré como fue de triunfal la entrada de la radio en mi casa, una Philips de esas antiguas de madera, durante la dura posguerra.

    Felicidades por este gran post.
    Un beso, querida Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, como dice la canción: ¡Bravo por la gente que está en conexión!
      Sí, Militos, qué buena música nos dejaba Hoja, y mucha de la que escuchábamos en aquella época, la encontraba en el blog, me hacía mucha ilusión.
      Ahora son más difíciles estas sesiones compartidas, pero lo intento, para que escuchen música de todas las épocas. Recuerdo estas sesiones con mucho cariño, cantábamos mucho, lo pasábamos muy bien.
      Si te animas, nos cuentas lo de la radio ¿vale?

      Un beso grande. ¡Bravo por la música!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Era así; muchas veces nos acordamos y nos reímos...

      Un beso fuerte, querida Tracy.

      Eliminar
  3. Qué bonita "La cinta del pelo", estas canciones regionales me encantan y las imágenes del video son preciosas. estas cosas son las que merece la pena conservar.
    Gracias Rosa.
    Sigo con la gripe, pero bien.
    Feliz fin de semana y feliz Rosario bloguero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Uf!, esta canción me recuerda mucho a mi padre, la cantaba muy bien y nosotros con él; nos dirigía: tono suave, ahora subimos...era (es) muy simpático, nos reíamos mucho con él. Es verdad, estas cosas son muy importantes.

      El valle de Valdeón es una maravilla, toda la montaña leonesa lo es. ¿Te acuerdas del cielo de León? Qué momentos tan bonitos...inolvidables...

      Espero que te mejores del todo. El Rosario, como siempre, muy feliz. Os daré gracias toda mi vida.

      Un beso, querida amiga.

      Eliminar
  4. Uf, uf, uf, cuantos años sin volver a escuchar estas músicas. Me quedo con Mhaler, es de mis preferidas en todos los sentidos.
    Me decía en una ocasión una monja que tocaba "divinamente" el órgano, (antes de entrar al convento daba conciertos), que la música era de las artes, la más bella y fugaz. Y tenía razón, se escucha y ya está; un cuadro, una escultura permanece...pero pienso que los sentimientos que genera la música también permanecen ¿no crees?
    Disculpa, me he extendido demasiado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es maravilloso Mahler, me emociona escucharlo. Lo descubrí muy pronto y, en general, la música clásica...esto de compartir, nos enseñaba mucho a todos. La primera vez que escuché a Dire Straits, me pareció horrible, pero después, mi hermano insistía: fíjate en esto... y terminó por gustarme, me encanta. Lo de Mahler vino naturalmente, no hizo falta ninguna explicación, también es de mis preferidas.

      Es verdad lo que dices. La pintura, la escultura, permanecen, pero los sentimientos que genera la música, creo, que son más intensos. Pienso, también, que es la más bella de las artes. El Canto Gregoriano es sublime.

      Gracias por extenderte, es muy bonito compartir, querida Caminar.

      Un beso grande.

      Eliminar
  5. Tu blog está lleno de música y de vida. Siempre que te visito me llevo una sonrisa y aprendo algo nuevo.
    En mi casa lo que se compartían eran los libros, pasaban de mano en mano y volvían en algunos casos a rotar.
    Sin embargo mi infancia estuvo cargada de música (escuchada en privado y casi como un secreto) mezclaba entre mis cintas fosforitas de la Súper Pop las sisadas a mis padres; desde el chiquitita de ABBA hasta los conciertos de Tchaikovsky.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Luz!, siempre me alegro mucho de encontrarte. Gracias por tu comentario, siempre me dejas una sonrisa.
      También compartíamos los libros, jajaja, se aprende mucho en familia, es la base...
      Ahora se escucha la música más en privado, hay más medios, pero siempre recordaré estos momentos compartidos como muy valiosos, creo que nos ayudaban a todos. Perduran y los recordamos. Abba y Tchaikovsky, también eran habituales, qué bueno, Luz...

      Un beso grande.

      Eliminar
  6. ¡Que bello post Rosa! ¡Bravo por la música!. En casa seis hijos y mi padre amante también
    con la música clásica. zarzuelas, operas. Mis hermanos Dire Straits...a mi me gustaba toda
    la música, y me sigue gustando, me eleva. Yo estudie música y fue un verdadero gozo y deleite.Doy muchas gracias a Dios,disfruto mucho con ella.¡Gracias querida amiga! Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que esto de compartir te permitía escuchar música de todos los géneros...un lujo, así es...alguna de mis hermanas es auténtica amante de la música clásica, siempre me dice que la descubrió en estos momentos...como yo lo hice con otras...en las familias numerosas se aprende mucho...

      Un beso muy fuerte, querida Marian. Gracias por tu compañía.

      Eliminar
  7. Hola Rosa, ni qué decirte, siempre me ha encantado la música, yo fui hija única, pero me aficioné a la radio y cuando papá estaba en el Liceo de guardia, ponía la radio para escuchar la ópera. Nunca conseguí que me compraran un piano, no había dinero para ello, pero yo hacía sonar las copas y vasos para crear mi música.
    Me encanta saber cómo toda vuestra familia compartía la música, aunque fueran por turnos !jaja!.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó todo lo que contabas en tu libro sobre lo que dices, ¡qué precioso libro!

      Jajaja, eran turnos que respetábamos, no había problemas, era lo normal para nosotros. Gracias por el jaja!, me encanta.

      Un beso muy grande, mi querida sor.

      Eliminar