sábado, 24 de mayo de 2014

Invoca a María...






"No juzgues de la eficacia de la oración por la prontitud en conseguir lo que deseas".
San Pedro Poveda




“En los peligros, en las angustias, en las incertidumbres, piensa en María, invoca a María. Que Ella no se aparte nunca de tus labios, que no se aparte nunca de tu corazón; y para que obtengas la ayuda de su oración, no olvides nunca el ejemplo de su vida. Si tú la sigues, no puedes desviarte; si la rezas, no puedes desesperar; si piensas en ella, no puedes equivocarte. Si ella te sostiene, no caes; si ella te protege, no tienes que temer; si ella te guía, no te cansas; si ella te es propicia, llegarás a la meta...”


San Bernardo (Hom. II super “Missus est”, 17: PL 183, 70-71).






Gracias, Madre.
Sábado, día del Rosario bloguero. 
¡Feliz día!






No hay comentarios :

Publicar un comentario