viernes, 31 de marzo de 2017

Escuchando ...








El padre Fortea estuvo en León el viernes 24 de marzo, e impartió una conferencia sobre el Apocalipsis, concretamente se centró en "Las siete copas", (Apocalipsis, 16).

Lo había escuchado anteriormente en varios vídeos y he leído algunas de sus obras.

Una conferencia que para mí tuvo mucho significado. El padre Fortea no 'vende humo', su conferencia me pareció muy profunda. Para escuchar.

Muchas gracias, padre Fortea.

Conferencia sobre "Los siete sellos" impartida en Valladolid el día 23 de marzo.


José Antonio Fortea Cucurull (Barbastro, Huesca, 11 de octubre de 1968), más conocido como Padre Fortea, es un sacerdote católico y teólogo especializado en demonología. Es doctor en Teología por el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum (Roma).

Se ha especializado en temas referentes a ángeles, demonios, posesión diabólica y exorcismo.




17 comentarios :

  1. ¿Qué es eso de los siete dellos?, no lo había oído nunca, el título parece de una peli de aventuras.
    Si tengotiempo procuraré echarle un oídazo al video.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se encuentran descritos en el Libro del Apocalipsis, 6-8.

      La conferencia que impartió en León se centró en "Las siete copas", el día anterior habló en Valladolid sobre los sellos, salió hoy en vídeo.
      Si tienes tiempo, son muy interesantes los vídeos.
      Me gustó mucho la conferencia, tanto en su contenido, como en su transmisión.

      Un beso fuerte, Tracy.

      Eliminar
  2. Rosa.
    Lo escucharé cuando regrese a Madrid. Hemos venido a la sierra, hace mucho viento, pero nos hacía falta un cambio de aires. Qué pases un feliz sábado.
    Muchos besos.
    Ah!! Anoche estuve viendo Vértigo, la película. Me volvió a gustar, quizás más, después de leer tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo.
      Es un hombre de Dios. Es la impresión que tuve durante toda la conferencia, cercano, sólido en sus argumentos ...
      Trabajé durante mucho tiempo con documentos y cartularios medievales, la tesis doctoral significó para mí un crecimiento académico y una experiencia de fe.
      Al escuchar lo que decía, personalmente, sentí una conexión fuerte. Muchas de las cosas que dijo, las he sentido.
      Me encantó. Es un hombre sólido, al escucharlo en directo, resulta íntimo, llega.
      Fue increpado y tachado de medieval, increpado con furia, la persona que lo hizo se encontraba justo a mi lado. Su respuesta nunca la olvidaré, es lo mismo que sentí una vez cuando examinaba documentos medievales. Ser medieval, amar la Edad Media, no es un insulto, un hombre medieval seguro que entendía las palabras del padre Fortea, el problema es que el hombre actual no las entiende o no le interesan ...
      Tantas veces les digo lo mismo a los chicos ... cuando visitamos la Catedral, o cuando examinamos una obra de arte religioso, un texto ...
      Para mí tuvo mucho significado todo lo que dijo, un análisis profundo.
      Él dejó bien claro lo que eran sus opiniones personales y lo que era estricto de la Biblia. La exégesis tiene un componente centrado en la literalidad, con la intención de reconstruir el significado original.

      Es mi experiencia personal, te digo lo que para mí significó. Mucho. Una experiencia de fe.
      Una gran labor la que realiza.

      Un beso, Maite.
      Disfruta de la sierra. Feliz sábado.
      También me sucede, tiene muchos matices "Vértigo" ...
      :)

      Eliminar
  3. Tengo que escucharlo tranquilamente. Estuve en una conferencia de este sacerdote. Parece un poco friki, pero su discurso es interesante y sabe de lo que habla. Gracias por traerlo y me alegro de que te viniese bien escucharlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que sabe muy bien de lo que habla.
      Me vino muy bien escucharlo, y en directo fue toda una experiencia, de las que marcan. He escuchado muchos de sus vídeos y leído alguna obra, leeré más, se encuentran en su página ...

      Un beso, amiga.

      Eliminar
    2. Voy a leer "Obra Férrea", habla en su blog, muy interesante su blog ...

      Eliminar
  4. Buenos días, Rosa:
    :)
    Con la autoridad que me confiere el nombre que llevo, te diré que no me gustan para nada estas conferencias. Hacía años que “no veía” al padre Fortea, y no le habría reconocido sin leer el nombre. Estas charlas apocalípticas pueden hacer mucho daño a personas no preparadas o débiles. Sinceramente son temas que deberían tratar –si es su gusto-, de puertas adentro, los estudiosos interesados en demonología y demás.
    Veré la conferencia completa. Sería muy dura con el comentario, y quiero estudiarlo bien.
    :)
    Abrazos.
    P.D.: Se me ocurren unas preguntas, ¿quién financia estas conferencias? ¿qué objeto tienen? ¿quiénes son los invitados asistentes a las mismas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Gelu.
      :)
      Después te respondo, ahora no me da tiempo.
      Gracias. No te enfades.
      :)

      Eliminar
    2. Espero no extenderme demasiado.
      Gelu, el Libro del Apocalipsis ha de ser tratado como los demás. El problema viene cuando queremos hacer como si no existiera. Es un Libro profético, revelado por el mismo Jesucristo a san Juan por medio de un ángel, como ya conoces.
      El padre Fortea lo trata con seriedad y profundo conocimiento, no he escuchado nunca, ni en los vídeos, ni en la conferencia, nada que me produjera rechazo.
      El análisis que hace de la sociedad actual me parece muy acertado.
      No veo que haga daño a nadie escucharlo, habla de lo que estamos viviendo, no inventa nada, y siempre deja muy claro lo que es su opinión y lo que es bíblico.
      No es para nada descabellado el análisis que hace. La sociedad actual se ha apartado de Dios, y estoy de acuerdo con que el proceso se acelera en estos últimos años.
      Se le tacha de medieval como si esto fuera un insulto. La sociedad actual no entiende ni le interesa la fe del medievo (teocéntrica). Se encuentra alejada del tema de Dios.
      El 'buenismo', el cristianismo acomodaticio, el cristianismo 'a la carta' como pretenden, no es el cristianismo. El cristianismo es Cristo, su mensaje, y, evidentemente, también incluye el Apocalipsis. Y Dios seguirá siendo Amor, porque Dios es Amor. Un Padre no permite que sus hijos se desvíen hasta la condenación. Cuando llegue, también actuará por Amor.
      Si un padre o madre humanos no lo consentirían, sufrirían, imagínate Dios, si es que nos podemos siquiera acercarnos a imaginarlo.
      El individualismo, el superhombre de Nietzsche, la filosofí atea del siglo XX, el existencialismo, marxismo, etc, etc, etc ... nos han conducido a una sociedad donde a Dios se le ignora. O se pretende acomodarlo a los intereses de cada grupo, o al interés de cada uno. Por ejemplo, un cristiano no puede considerarse como tal y admitir el aborto. Hablamos de genocidios y no nos damos cuenta del genocidio actual.
      Una sociedad que viva de espaldas a Dios, es una sociedad abocada a la destrucción.
      El Apocalipsis, la última revelación, ha de ser analizado ¿por qué no?
      Y hablar del demonio, del mal ¿por qué no? La gran conquista del demonio es hacernos creer que no existe.
      Líbranos del mal. Amén. Dice el Padrenuestro.
      Es muy extenso, Gelu, no se puede resumir en un comentario.
      Para mí, escucharlo, opinión personal, significó mucho, por toda una trayectoria vital anterior. Cuando examinaba documentos medievales, la historia de las mentalidades medievales, pensé mucho sobre ello.
      Agradezco al padre Fortea su trabajo.
      En la conferencia de León, la entrada era libre, había gente de todo, no hay secretismo de ningún tipo. Fue invitado por algunos miembros del Camino Neocatecumenal, según él mismo nos contó en su blog.
      Conozco a los neocatecumenales, participo en un grupo parroquial con ellos.

      No me extiendo más, Gelu.
      Me gustaría mucho que lo escucharas y te agradezco tu comentario, siempre escuchas y das tu opinión que para mí es muy valiosa, lo sabes bien.

      Un beso, Gelu.
      :)

      Eliminar
    3. Buenas noches, querida Rosa:

      Aún puedo citar de memoria los libros de la Biblia. Y he leído el Nuevo Testamento y el Apocalipsis de San Juan.
      Que hay maldad en el mundo, es evidente.
      Dices: “Una sociedad que viva de espaldas a Dios, es una sociedad abocada a la destrucción.”
      Pregunto, ¿al de las catedrales?
      La gente no vive de espaldas a Dios, porque no sean practicantes. Llevan a Dios consigo, dialogan con ÉL al contemplar y agradecer todas las maravillas que nos permite disfrutar al regalarnos la vida. No soy partidaria del aborto.
      Salvando las distancias del tiempo, con más tranquilidad -en su discurso-, me ha recordado las conferencias que se pronunciaban en tiempos pasados, en los que el miedo, las indulgencias, y la salvación estaban en sus manos.

      Abrazos.

      Eliminar
    4. Buenas noches, Gelu:
      :)
      Mañana te respondo.
      Un beso muy fuerte, querida Gelu.
      :)

      Eliminar
    5. Buenas tardes, Gelu:
      :)
      Sí, no dudo de que lo hayas leído. Creo que debemos leerlo todos los días, el evangelio diario, los católicos, en general, leemos poco, o no suficiente, la Biblia. Y es fundamental. Es la Palabra.
      El mal es evidente, sí ...
      Sí, Gelu, el Dios de las catedrales es el mismo de hoy, Dios es el mismo siempre, el de san Agustín, santo Tomás, san Francisco, igual en todas las épocas. El Dios cristiano es el mismo, otra cosa es cómo lo viva la sociedad y cada uno.
      Ser cristiano y no ser practicante es una contradicción, los sacramentos, la Eucaristía se viven dentro de la Iglesia. ¿Un cristiano sin sacramentos, sin Eucaristía? En la intimidad y en comunidad.
      No dudo de que los no practicantes lleven a Dios consigo, tampoco lo sé, pero, Gelu, aquí se encuentra el 'quid' de la cuestión, 'el cristianismo a la carta', se toma lo que interesa, y eso no es el mensaje de Jesús. El mensaje no se adapta a lo que cada uno quiera. Y se vive dentro de la Iglesia, no como nos parezca.
      De esto, entre otras cosas, habla el padre Fortea en el vídeo.
      Un cristiano sin Iglesia no es cristiano.
      La salvación está en manos de Cristo y dentro de su Iglesia, éste es el mensaje cristiano. Se acepta, se cree, o no. El cristianismo es una religión, no es una ideología, ni es una filosofía. Es seguir a Cristo como discípulo dentro de la Iglesia: " ...tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos".(Mateo 16).
      El problema es un problema de fe: "Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por mí", nos dice Juan 14.
      El Libro del Apocalipsis finaliza con la victoria del Bien sobre el mal. Dios siempre vence. Y es lo único que he escuchado en el vídeo. No he escuchado que se amenace, sólo expone lo que dice estrictamente el Libro.
      Y analiza signos en esta sociedad, que no inventa, los analiza.
      Sus palabras finales creo que son muy esclarecedoras. Para Dios todo es posible. La tormenta dura sólo un tiempo. Invita a la conversión, no a otra cosa.
      El padre Fortea no habla sólo del Apocalipsis, habla de muchas otras cosas, como puedes buscar. Y jamás deja de hablar del Dios Amor. Estrictamente evangélico. Estrictamente.
      Y necesitamos que en tiempos de confusión, como los que vivimos, se hable estrictamente. También del Apocalipsis.
      Todas las épocas han vivido problemas, no sólo la nuestra.
      Le agradezco su labor, su cercanía. Forma, comunica el mensaje bíblico, el evangelio, no deforma.

      Un beso, querida Gelu.
      Muchas gracias por el comentario.
      :)

      Eliminar
  5. El padre Cortés es toda una institución, la persona más preparada para tratar estos temas. Cuesta profundizar en el Apocalipsis, pero él lo hace de maravilla.
    Lo malo es que como se han hecho películas sobre ello, se piensa que no hay que creerlo.
    Pero bueno, después de la conferencia que acabas de dar en tu comentario no hay más que decir. Lo explicas muy bien.

    Besiños Rosa y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Militos!

      Sí, el psdre Fortea es toda una institución.
      Expone y argumenta con profundo conocimiento, con serenidad.
      Jajaja, no es una conferencia, pero salió el comentario extenso.

      Lo recuerdo del blog de Hoja, se refería en ocasiones a él, nos recomendó su "Summa Daemoniaca". Lo sabes bien, qué te voy a contar ...

      Espero que estés disfrutando de los aires del campo.
      Muchos besiños, mi querida amiga.

      Eliminar
  6. Sé que es toda una eminencia. He escuchado en podcast muchas referencias a él, incluso escuché una entrevista.
    Levanta polémica también, como no podía ser de otra manera cuando se trata de teología y demonología. Hay personas que hacen Reiki y Yoga que se lo quieren comer por decir que por ahí entra el demonio.
    Interesante.

    Besos, querida Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      No lo practicaría.

      El yoga, el zen y la meditación trascendental podrían ser de algún modo compatibles con el cristianismo en su vertiente psicotécnica, no en cuanto a su trasfondo ideológico y religioso.

      Para un cristiano el verdadero tesoro se encuentra en su misma casa, en la Iglesia, con las vías de meditación cristiana, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz ...
      Hay personas que dicen: “no hay nada de malo en la práctica de estos ejercicios, basta con no creer en la filosofía que hay detrás”. Sin embargo, los promotores del Yoga, Reiki, etc, afirman claramente que la filosofía y la práctica son inseparables, no están exentos de una espiritualidad incompatible con la fe católica. Es decir, no se trata de meros "ejercicios" físicos, o similares. Estas prácticas orientales llevan aparejadas determinadas formas de entender el mundo que pueden alejarnos del verdadero Dios, Jesucristo, y por ello son incompatibles con la fe católica.

      No lo practicaría.
      Un beso, querida Verónica.

      Eliminar