sábado, 4 de marzo de 2017

Lo más importante ...




Jules-Joseph Lefebvre




Lo más importante no es:
Que yo te busque,
sino que tú me buscas en todos los caminos. (Gen 3, 9)

Que yo te llame por tu nombre,
sino que el mío está tatuado en la palma de tu mano. (Is 49, 16)

Que yo te grite cuando me faltan las palabras,
sino que tú gimes en mí con tu grito. (Rm 8, 26)

Que yo tenga proyectos para ti,
sino que tú me invitas a caminar contigo hacia el futuro. (Mc 1, 17)

Que yo te comprenda,
sino que tú me comprendas en mi último secreto. (1 Cor 13, 12)

Que yo hable de ti con sabiduría,
sino que tú vives en mi, y te expresas a tu manera. (2 Cor 4, 10)

Que yo te ame con todo mi corazón y todas mis fuerzas,
sino que tú me amas con todo tu corazón y todas tus fuerzas. (Jn 13, 1)

Que yo trate de animarme y planificar,
sino que tu fuego arde dentro de mis huesos. (Jer 20, 9)

Porque, ¿cómo podría yo buscarte, llamarte, amarte...
si tú, no me buscas, llamas y amas primero?

El silencio agradecido es mi última palabra,
y mi mejor manera de encontrarte.


Benjamín G. Buelta, sj





6 comentarios :

  1. No te digo nada. Está todo... bueno, te digo que me lo llevo. Es precioso este texto. Me ha encantado, lo voy a releer de nuevo. Gracias, muchas gracias. BESOSSSSSS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está todo, me encanta.
      ¡Gracias a ti y montones de BESOSSSSSSSSSSSSS!!!

      Eliminar

  2. Una vez cierto cura me 'interrogó' sobre qué relación tenía con Dios.
    -La que Él tiene a bien tener conmigo, le contesté.
    Ya no preguntó más.

    Un beso y un cálido abrazo!

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy buena respuesta.
      Lo más importante no es ...
      Sino ...
      :)

      ¡Un beso y un cálido abrazo, X!
      :)

      Eliminar
  3. Los versículos escogidos son un camino a seguir. Yo también quise consultarle al sacerdote mi preocupación de que no amaba a Dios lo bastante y él me dijo: "Lo importante es que Dios te amó primero"

    Hace muchos años de esto, pero no lo olvido.

    Rosa, no aparezco por aquí, no escribo apenas en mi blog, estoy más en Facebook porque es más rápido, pero es que todo se me está complicando bastante..., a ver si puedo escribirte.

    Pero te quiero un montón y te dejo los besiños del martes que es mi tabla de salvación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para no olvidarlo, Militos.
      Precioso.

      Vale, cuando puedas, espero que no sea nada grave. Mucho ánimo.
      Ya sabes que el querer es mutuo.
      Muchos besiños de martes, muy coincidentes hoy.
      La frase de san Jerónimo: "Desconocer Las Escrituras es desconocer a Cristo", me llegó al alma.

      Eliminar