domingo, 3 de febrero de 2013

Mientras baja la nieve





 
 
Ha bajado la nieve, divina criatura,
el valle a conocer.
Ha bajado la nieve, mejor que las estrellas.
¡Mirémosla caer!

Viene calla-callando, cae y cae a las puertas
y llama sin llamar.
Así llega la Virgen, y así llegan los sueños.
¡Mirémosla llegar!

Ella deshace el nido grande que está en los cielos
y ella lo hace volar.
Plumas caen al valle, plumas a la llanada,
plumas al olivar.

Tal vez rompió, cayendo y cayendo, el mensaje
de Dios Nuestro Señor.
Tal vez era su manto, tal vez era su imagen,
tal vez no más su amor.
 

Gabriela Mistral
 
 
 

 
 
Echo de menos las nevadas de antaño. En la montaña sigue nevando, pero en la ciudad, apenas se deja ver. Me gusta la claridad de la nieve.
 

Música: Samuel Barber - Adagio for Strings, Op. 11. Delicioso.   
 
 
 
 
 

4 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Es conveniente relajarse, Tracy, me alegro de que te guste.

      Un beso fuerte. Te deseo buena semana.

      Eliminar
  2. me gusta mucho Gabriela Mistral, hace años publiqué una mini biografía suya.
    El poema refresca mucho el ambiente que hoy nos asfixia.
    Gracias, rosa, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, querida Militos!, me alegro de verte.

      Pues tuvo una vida muy interesante, con una vocación docente admirable; a mi también me gusta mucho, y este poema especialmente.

      Sí, Militos, a veces el ambiente asfixia.

      Un beso. Espero que te encuentres bien.

      Eliminar