martes, 12 de febrero de 2013

Santo Padre, gracias

 
 
 
 
 
 
"El arte es también un camino para llegar a Dios. Es como una puerta abierta hacia el infinito, hacia una belleza y una verdad que van más allá de lo cotidiano. Y una obra de arte puede abrir los ojos de las mentes y del corazón, impulsándonos hacia lo alto".
 
La luz de Dios ilumina los frescos de Miguel Ángel y toda la Capilla Sixtina. "Esa luz que con su poder vence el caos y la oscuridad para donar vida". Dijo Benedicto XVI, contemplando la bóveda pintada por el gran artista


 



"El hombre y la mujer que forman una familia debe ser protegida por el Estado, que también debe proteger la vida de los no nacidos. Por eso la Iglesia se opone a todas las formas de acabar con la vida".
 

"La vida es sagrada e inviolable desde la concepción".
 




 

 
"La oración es esperanza en acción"
 
 
 


"Recitemos el Rosario"

  

 
 
 
 
"Sufrir con el otro, por los otros, sufrir por amor de la verdad y de la justicia; sufrir a causa del amor y con el fin de convertirse en una persona que ama realmente, son elementos fundamentales de la humanidad, cuya pérdida destruiría al hombre mismo" .
 
 
 



JMJ. Madrid. Viacrucis. Agosto 2011
VII estación de Penitencia. "Nuestro Padre Jesús Nazareno"
Cofradía Dulce Nombre de Jesús Nazareno. León.

 
 
 
En este Viacrucis descubrí  y me caló la mirada del Papa; profunda, humilde, llena de amor, estaba como aguada, muchas veces tiene esa mirada, penetra su mirada...
 
Gracias, querido Santo Padre.


 
 
 
 

3 comentarios :

  1. Todo un ejemplo a seguir para OTROS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo un ejemplo, es verdad, es un gran Papa.

      Un beso fuerte.

      Eliminar
  2. Hola! Muy bellos sentimientos y palabras. Por mi parte, deseo invitarlos a participar del siguiente blog en el que estamos invitando a que cada uno escriba un saludo de apoyo al Santo Padre, para dar testimonio de unidad y promover la oración por la Iglesia. Saludos.
    http://saludaalpapa.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar