miércoles, 11 de noviembre de 2015

¡Para toda la vida no!






He caído tantas veces que el aire es mi maestro;
tengo en la mano el aire que nunca nos olvida,
si nuestro amor fue siempre como una despedida,
cuando todo termine quedará lo más nuestro. 

Ya he empezado a morir para aprender a verte
con los ojos cerrados. Así será mejor,
para toda la vida no basta un solo amor,
tal vez el nuestro sea para toda la muerte.


Luis Rosales, de El contenido del corazón







Os dejo un regalo que me han hecho hoy, la Rapsodia sobre un tema de Paganini (parte 3ª), de Sergei Rachmaninov, y con la recomendación especial de este excelente pianista, Denis Matsuev.

Gracias, Alejandro.




4 comentarios :

  1. Amor eterno, más allá de la muerte!!!!
    Se lo voy a leer a mi marido.
    Gracias Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así es.
      Es para leerlo.

      Un beso, Maite. ¡Gracias a ti!

      Eliminar
  2. Y cuanto mas cerca te sientes de la muerte, mas cuenta te das de que tu amor nacio para eterno.
    Sublime Rosales en este poema.
    El vdeo lo veo y escucho mañana, ahora duermen, me va a encantar.
    Besiños, Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo que dices, Mlitos.
      Es inconfundible Rosales.

      Te encantará, no conocía a este pianista y ayer me regalaron el vídeo. Un regalo de un pianista que ama el arte.

      Muchos besiños.

      Eliminar