miércoles, 20 de septiembre de 2017

Velar




Mary Lightbody Gow  (1884)



Mi madre viene. La he llamado dormida y despierta, sus manos son dos manzanas cortadas y me hacen falta sobre la frente. Viene a velar por mí. Solo ella sabe. Velar, del latín vigilare. Pero velar es más que vigilar. Es estar unido con unción al que nos necesita, es desdoblarse para él, ser él cuando él se ha ido, hacer de nuestra mente dos mentes y de nuestro corazón dos corazones. Hay en Salamanca en la iglesia de las Isabelas una santa Isabel de Nicolás Florentino, con las manos dulcemente unidas. Querría volver a verla. Id a verla. Está velando, nadie sabe por quién.

Carmen Martín Gaite, El libro de la fiebre





12 comentarios :

  1. Una preciosa definición de velar. Me encanta la Gaite.
    Gracias Rosa.
    Besossssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besossss para ti, Maite.

      Feliz fin de semana.

      Eliminar
  2. Muy tierno. Nadie vela como una madre, es cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía esta obra, me encantó.
      Sí, nadie.

      Un beso, Paloma.

      Eliminar

  3. Madre y velar son sinónimos...

    Un beso y un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estar unida con unción, qué bello ...

      Un beso y cálido abrazo para ti, X.

      Eliminar
  4. Muy bonitas palabras, que me hacen recordar a mi madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso tu escrito, Tracy.

      Un beso fuerte.

      Eliminar
  5. Qué bonito fragmento. Rosa, sí es muy diferente vigilar que velar, las madres lo sabemos muy bien.
    Hay muchas escritoras buenas, pero tengo que decirlo Carmen Martin Gaite, me llega muy a dentro.
    Por fin hoy pude recuperar un martes, no sé si podré hacerlo desde San Juan.
    Besiños de velar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que compartes gusto por Martín Gaite.
      Siempre atenta a la cita, si no puedes, no te preocupes, eres una verdadera amiga, excepcional.
      Que disfrutes en San Juan.

      Muchos besiños de velar para ti, querida amiga.

      Eliminar
  6. La elegancia de Martín Gaite junto a una pintura bellísima.
    Velar... en esa palabra, todo un mundo.

    Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, es todo un mundo esa palabra.

      Un beso, querida amiga.

      Eliminar