martes, 3 de abril de 2018

De pronto ...





Resultado de imagen para takeuchi seiho pajarillo

Seiho Takeuchi





La belleza es sagrario


Bajo una encina enorme en lo alto de Abantos,
rogué por ver el rostro de Dios, sólo
un instante de luz,
misterio, miedo y fuego, como un rayo.

Más allá del paisaje no vi nada
como podéis imaginaros todos,
pero de pronto un pájaro
se posó entre las ramas y cantó sobre el árbol.


Jaime García Maíquez





8 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Una maravilla de poema.
      Esa luz que emiten los poetas.

      Un beso fuerte.

      Eliminar
  2. En el Abantos todo puede ocurrir...
    El canto de un pájaro, la levedad de la mariposa o de la libélula.
    La belleza de las pequeñas cosas.
    Me gusta el poema y el poeta.
    Miles de besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      Conoces el monte Abantos, en la sierra de Guadarrama, se nota.

      Te dejo otro, porque sé que disfrutas de la lluvia:

      La canción de las lluvias
      A. Necati Cumali


      La lluvia de enero
      sirvió como abono,
      y la de febrero
      cimentó los lodos.

      La lluvia de marzo
      se enraizó más hondo.
      La de abril produjo
      frutos luminosos.

      La de mayo vino
      como agua de agosto…
      La lluvia de junio
      se lo llevó todo.

      Miles de besossss ...

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. No, qué va, no ves nada ...
      No sé si conoces este poema:

      TRINO

      Un pájaro
      de cielo
      y colores
      canta y vuela.
      El trino
      que recita
      se hace verso
      y alegre poema.

      TORO SALVAJE

      ¿Lo conoces?
      Pues eso, se nota que no ves nada.
      Una prueba evidente.
      En fin.

      Un beso, Torocontemplativo.
      :)

      Eliminar
  4. Tal vez Dios sea el mismo cielo, la misma tierra, el mismo pájaro, el mismo Todo, tú, yo, y todos.
    No sé si el Abantos al que se refiere el poeta es el monte Abantos. De ser así, seguro que Dios con su misterio pertenece a este lugar de misterio y fuerza.

    Besos, querida Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que se refiere a ese monte.
      Dios en todo pero sin identificarse con el todo, no lo concibo como panteísmo a modo de Spinoza, sino como Dios personal, para cada uno y para todos.
      Me encantó el poema. Se encuentra en la naturaleza pero no es la naturaleza.
      Encontrar a Dios en todo, en el canto del pájaro, en la brisa ... pero no lo identifico con ellos ...

      Un beso, querida Verónica.

      Eliminar