sábado, 7 de diciembre de 2013

Che puro ciel!

 
 


 

"Che puro ciel!", aria de la ópera "Orfeo y Eurídice". 

 
El compositor alemán Christoph Willibald Gluck estrenó su ópera "Orfeo ed Eurídice" en Viena, en 1762, con libreto de Ranieri de Calzabigi. Revisó más tarde la partitura en dos ocasiones.

Hay que decir que esta versión del mito clásico concluye de un modo dichoso. Orfeo y Eurídice pueden reunirse al final gracias a los favores del tercer personaje solista de la obra: Amor.

En la Escena II del Acto Segundo, tras haber cruzado el tormentoso y oscuro Érebo, Orfeo llega a los Campos Elíseos y entona la serena aria “Che puro ciel!”.


ORFEO
 
¡Qué cielo tan puro!... ¡Qué claro sol!...
¿Qué nueva y serena luz es ésta?
¡Qué dulce y lisonjera armonía
 conforman al unísono el cantar de las aves,
el correr de los arroyos y el susurro del aire!
Ésta es la morada
de los afortunados héroes.
Aquí todo transpira una
 apacible alegría...
pero no para mí.
Si a mi ídolo no encuentro,
no podré demorarme aquí.
Sus suaves palabras,
sus amorosas miradas,
su bella sonrisa,
son mi único y querido Elíseo.
Pero ¿en qué parte se encontrará?
 
(mira por la escena)
 
Preguntaré a este grupo feliz
que viene a mi encuentro.
 
(acercándose hacia el coro)
 
Eurídice, ¿dónde está?




Como curiosidad, encontré este texto sobre Gluck y el rosario:
 
El célebre músico Gluck poseía, de niño, una preciosa voz de tiple y cantaba en las principales iglesias de Viena. Un día se le presentó un religioso y le dio un rosario recomendándole que lo rezara cada día, como así comenzó a hacerlo desde muchacho. Deseoso de ir a Roma a estudiar, se halló falto de recursos. Rezó el rosario con mayor fervor. Un día el Maestro de Capilla de la Basílica lo llevó consigo a Roma. El músico empezó a prosperar y seguía rezando el rosario. En sus misterios buscaba inspiración para sus obras. Atribuía su prosperidad y su éxito a ese rosario que, hasta su muerte, rezó diariamente.



La prosperidad y el éxito al rezar el Rosario, me viene con la infinita paz que siento al rezarlo. Arma.
Sábado, día del Rosario bloguero.
¡Feliz día!





Os pido una ayuda, por si alguien sabe. El otro día borré las fotos del perfil de Google+, pensando que no guardaba relación con Blogger, con las fotos del blog. En ningún momento aparecía un aviso, y las borré de la papelera definitivamente. Cuando entré en el blog comprobé que todas las fotos habían desaparecido; os podéis imaginar con la cara que me quedé. Cientos y cientos de fotos desaparecidas. No sabía si reír o llorar. He buscado soluciones, pero parece que no aparecen. Existe un aviso que dice que las fotos eliminadas definitivamente se borrarán, también definitivamente, en 60 días.
La única solución que he encontrado, es volver a buscar en Google la entrada correspondiente, y sí aparecen las imágenes, pero, cuando las subo nuevamente, pierden nitidez. Total, que no me queda otro remedio que buscarlas con la misma calidad, algunas no las recuerdo, y subirlas de nuevo, una a una.
No quiero perder los blogs, ni dejarlos, porque tengo mucho cariño a las personas que he encontrado, y razones muy hondas para seguir. Seguiré; recuerdo a santa Teresa: "La paciencia, todo lo alcanza...", con paciencia, los reconstruiré.
Y recuerdo algo que decía mi abuela: "Creí que, y pensé que, son parientes de tonteque". Pues eso me ha pasado a mí.
Por si alguien tiene la "feliz idea" que yo tuve, os aviso de lo que sucede.

Ya se me pasó el disgusto, ahora solo paciencia.
Gracias a todos, y perdonad la "apariencia" que tienen los blogs.
¡Feliz día!


Imagen superior, Atardecer, de Matthew Porter.



 

8 comentarios :

  1. Mi querida Rosa, lamento que hayas perdido tus bellas imágenes, pero piensa que muchos las hemos podido ver y gozar. No te puedo ayudar, soy una negada para estas cosas y siempre voy con miedo cuando hago cambios. No te apures, aunque sé que duele haber perdido tanto trabajo.
    Nos has dejado un cielo de entrada,me ha gustado mucho.
    Te deseo un feliz tiempo de Adviento.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, sor Cecilia! Las imágenes se almacenan sin que las suba, y por eso las borré sin saber la relación, no lo pensé. En fin, ya pasó, continuaré.

      Me alegro de que te haya gustado, Gluck escribió música muy bella.

      Feliz tiempo también para ti, mi querida sor.

      Un beso, también con ternura.

      Eliminar
  2. Verás como alguien te soluciona el problema en la red.
    Con este bicho nunca sabes lo que te puede suceder.
    SUERTE

    ResponderEliminar
  3. Amiga, me ha picado la curiosidad, porque creo que nunca he escuchado la ópera Orfeo y Eurídice, y ahora la buscaré y lo haré.
    Desconocía también lo del rosario y Gluck, y es precioso. Gracias por contarlo.
    Como siempre, unidas en el rosario.
    Besos y feliz día de la Inmaculada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, esta parte es la que más me gusta, esta aria sobre todo.

      Unidas.

      Un beso, y feliz día también para ti.

      Eliminar
  4. No sé que decirte, Rosa, hoy siento un vacío muy grande. Y Orfeo me ha puesto triste, el aria es preciosa..
    No te puedo ayudar en el tema de las fotos porque soy muy elemental en estos asuntos, lástima que no esté el Capitán.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  5. No sé qué decirte, querida Rosa, hoy siento un vacío muy grande y Orfeo me ha conmovido, el aria es preciosa.
    No puedo ayudarte con las fotos, soy muy elemental en estos temas. Lástima que no esté el Capitán.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar