miércoles, 1 de octubre de 2014

El rostro




Retrato de una joven. Wilhelm von Kaulbach
 
 

Como las palabras, las apariencias pueden leerse también y, de entre las apariencias, el rostro humano constituye uno de los textos más largos.
 
John Berger

 
 





 
 

11 comentarios :

  1. Es difícil que un rosto engañe, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muy difícil, la mirada no engaña. Esta mirada me gustó mucho, profunda, dulce, directa...

      Un beso.

      Eliminar
    2. Y acuosa, la mirada acuosa es muy bonita...

      Eliminar
  2. Y tanto que podemos leer en los rostros... Por mucho que queramos poner máscaras, el rostro cuenta la biografía.

    Abrazo grande, Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no valen máscaras, es cierto.

      Un beso

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Eso, la mirada, también lo creo.

      Un beso fuerte

      Eliminar
  4. Yo, al igual que comentan un poquito más arriba, también me quedo con la mirada, es lo que más me llama la atención de las personas, al igual que las manos. Un fuerte abrazo Rosa y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad, Pepe, las manos y su movimiento dicen mucho.

      Un abrazo también para ti, Pepe, y buen fin de semana.

      Eliminar
  5. Chopin le va de maravilla a esa mirada acuosa, a punto de las lágrimas.

    Los dos me encantan, el rostro y el compositor, sus Nocturnos me tocan el alma.
    Besiños, Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este Nocturno es precioso ¿verdad?, es verdad que llega al alma; y la mirada acuosa siempre me llama la atención, es una mirada muy transparente, acogedora. Benedicto XVI la tiene así.

      Me encanta encontrarte. Besiños, siempre.

      Eliminar