domingo, 3 de mayo de 2015

En el alma de un niño...




J. T. Larsson. Tesoros


Quien escribe en el alma de un niño, escribe para siempre.

Gracias, mamá, por tu amor constante, por tu ejemplo de fe. 

Y continúas enseñándome tus canciones ... esas que solo una madre sabe ... sigues escribiendo en mi alma...
 
 
 

 
 
Antonin Dvorak: Canciones que mi madre me enseñó.

En 1880, Antonín Dvorák escribió una canción para voz y piano titulada: Songs my mother taught. Una canción nostálgica cuyo texto viene a decir:
Canciones que mi madre me enseñó en días que se desvanecieron largo tiempo atrás. Pocas veces las lágrimas fueron desterradas de sus párpados. Ahora enseño a mis hijos cada compás melodioso. A menudo fluyen las lágrimas. A menudo se desprenden del tesoro de mi memoria.

Y una frase que siempre nos repites: "Para mí, lo más importante que me ha pasado en la vida es ser madre".
Tres generaciones nos hablan de ese amor tan grande ... 
 
 

 
 
 Adagio sostenido, intenso, dulce, amoroso, bello, como tú. Te quiero.
 Eres la más pura delicadeza, nunca he conocido a nadie igual. 
 
 

 
 
Y el final de una carta que me han regalado hoy mis hijas:
 
M  de maravillosa...
  de amor...
D   de dedicación...
R   de responsabilidad...
E   de especial...
 
¡Felicidades para todas las madres!
 
 

 
 

5 comentarios :

  1. Que día tan feliz, Rosa, tu entrada dedicada a tu madre es preciosa, emociona. Eso quisiera yo para todos mis hijos, seguir escribiendo en sus almas, en unos cuantos sé que sí, sobre todo en las hijas. Por favor, felicítala de mi parte.

    Mi madre murió hace 35 años (con la edad que tengo yo ahora), precisamente un día de la madre en que el 2 de mayo caía en Domingo. Siempre lo vivo como si fuera hoy.


    La música que has elegido también me gusta mucho.
    Y bueno tus hijas que cielos son.

    Sé que ya no son horas para felicitarte, pero por lo general, son las mías para escribir. Que conste que te he tenido muy presente todo el día y en especial en la Santa Misa.

    Besiños, querida Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me la recuerdas, tienes muchas cosas igual. Es la mejor persona que he conocido.

      Ya, Militos, no me extraña nada de que lo vivas como si fuera hoy, creo que es algo para lo que nunca estamos bien preparados.

      El concierto de Rachmaninov, creo que es mi favorito y esta pianista también.

      Me hicieron llorar mis hijas, es una carta preciosa la que escribieron.
      También soy noctámbula, no puedo porque tengo que madrugar, pero me gustan estas horas.
      Yo también te tengo siempre presente.
      Espero que hayas pasado un Día de la madre muy feliz, eres una supermamá, siempre me admiro...

      BESIÑOS, querida Militos.

      Espero que te encuentres bien.

      Eliminar
  2. La pintura me ha enamorado, no me canso de mirarla.

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Es preciosa, es de un pintor de Minnesota y tiene obras fantásticas.

      ¡Gracias, Tracy!
      ¡Beso fuerte!

      Eliminar