lunes, 14 de diciembre de 2015

Dos navidades






Lo dice la Historia:
Érase una vez
una tal María
y un tal San José
que andaban buscando
al atardecer
un refugio para
tener su bebé.

En ninguna casa,
en ningún hotel
de aquel pueblecito
llamado Belén
se abrió puerta alguna
para que aquel ser,
que estaba empujando
queriendo nacer,
tuviera un refugio
con techo y pared.

Hoy, aquella historia,
regresa otra vez:
en un descampado
muy cerca del tren
María Sintecho
da a luz un bebé
en cuna diseño
de yerba y papel.

En el horizonte,
al fondo, se ven
luces que relucen
desde El Corte Inglés.

Hay dos navidades
—el haz y el envés—,
una es de abundancia,
la otra es de escasez,
una es de verdad,
la otra de oropel.

Y, así, año tras año
vuelve a suceder
esta misma Historia:
Érase una vez…


Juan Colino Toledo (†) y José Javier Alfaro Calvo




8 comentarios :

  1. Sin palabras me dejas, Rosa.
    me encanta la imagen y el poema es tan verdadero....Gracias

    ResponderEliminar
  2. Un poema que refleja una gran verdad.

    Un beso y gracias por tus letras.

    ResponderEliminar
  3. Sí, también lo creo.

    Un beso para ti, Amalia.

    ResponderEliminar
  4. Cuánta verdad en este poema.
    Hay mucha escasez en estas fechas, no sólo de alimentos, y venga fiesta y jarana.
    Una pena.
    Solidaridad y conciencia es lo que hace falta.

    Besos, querida Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto. Me gusta mucho la Navidad, pero no nos podemos olvidar de la cantidad de gente que lo pasa mal.

      Un beso para ti, querida Verónica :)

      Eliminar
  5. En mi caso, ni de verdad ni de oropel.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya, ya ... :)
      Pero ES. Siempre. Nunca no es.

      Un beso, Toro.

      Eliminar