jueves, 25 de agosto de 2016

A corta distancia ...








Modelo de profesor, de persona. Maestro. Escuchando, parece que estoy nuevamente en el aula con él. Mi antorcha como docente. Sus clases eran un oasis, siempre pendiente de sus alumnos. Riguroso, apasionado por la docencia, sabio, humilde, un hombre comprometido con su tiempo, con las personas. Hombre de fe que transmitías con tu ejemplo, atento a los humildes, a los más necesitados ... 
Siempre abierto a los demás, sabías escuchar, te parabas a escucharnos ... 

Un Maestro. Catedrático de Historia Medieval en la Universidad de Oviedo, párroco en distintos lugares, visitabas también a los presos en la cárcel, investigabas, nos ayudabas a pensar sin presiones, dirígías tesinas, tesis, ponencias, nos animabas, nos alentabas, con rigor y con cariño. Una de las personas que más ha influido e influye en mi vida. 

Recuerdo sus primeras recomendaciones de lectura: Combates por la Historia, de Lucien Febvre,  y ¿Hacemos tabla rasa del pasado?, de Jean Chesneaux; el posterior análisis en clase, fue para mí el descubrimiento de una historia viva, porque a ti te debo mi pasión por la Historia, por la investigación histórica y mi pasión por la docencia.

Gracias, Javier, cada día de mi vida te recuerdo y jamás olvido todo lo que me enseñaste, mi querido Maestro ...

Es muy importante conocer nuestras raíces, un pueblo que no conoce su historia, es un pueblo amnésico, y la amnesia es muy mala para poder andar por la vida, nos dice Javier ...

Nos enseñaste a analizar con rigor a corto plazo y a mirar con esperanza a largo plazo ... y ahí sigo, Javier ... nunca olvido el cariño con el que te referías a tu 'aldea natal', a tu tierra asturiana (que también la siento mía), cómo amabas tus raíces y cómo nos elevabas a contemplar más allá ...

Nos ayudabas a crecer como personas, gracias ...




4 comentarios :

  1. "Es muy importante conocer nuestras raíces, un pueblo que no conoce su historia, es un pueblo amnésico, y la amnesia es muy mala para poder andar por la vida"

    Así nos va... Rosa. Muy sabio tu profesor. Totalmente de acuerdo.

    Bueno, ahora te escribo desde mi pueblo. Un mar de tonos verdes(viñas y olivos) y ocres, con muchísima calor durante el día. Estoy intentando crear un blog, ¡uff! ya te contaré.
    Besos. Y recréate en la montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así nos va, sí.
      Un profesor excelente y una persona ejemplar.
      Sigue en la brecha, igual que siempre, trabajando por todos.

      Comienzan a amarillear las hojas, las vi en la montaña.

      Si supieras cuánto me alegro, ¡cuánto me alegro, Maite!!!
      Me encantará tu blog, ¡qué bien!!!

      Muchos besos alegres.
      Muy alegres.

      Eliminar
  2. Te comprendo, Rosa. Yo tuve una maestra en Primaria que dejó profunda huella en mí, fui afortunada con los docentes que he tenido en mi vida, pero Dª Purificación fue muy especial.
    Me encanta esta entrada...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, siempre existen aquellos que nos marcan.
      También los tuve en las etapas anteriores, pero en la universidad fue él, un 'maestro de maestros'.
      Enhorabuena por Dª Purificación que tan especial fue para ti.

      Un beso y muchas gracias, Mari Carmen.

      Eliminar