sábado, 11 de mayo de 2013

Oración franciscana


 

Aparición de la Virgen a san Francisco. Pietro della Cortona
 
 
 
¡Salve, Señora, santa Reina,
 santa Madre de Dios,
María, virgen convertida en templo (virgen hecha iglesia),
y elegida por el santísimo Padre del cielo,
 consagrada por Él con su santísimo Hijo amado
 y el Espíritu Santo Paráclito;
que tuvo y tiene toda la plenitud de la gracia y todo bien!
¡Salve, palacio de Dios!
¡Salve, tabernáculo de Dios!
¡Salve, casa de Dios!
¡Salve, vestidura de Dios!
¡Salve, esclava de Dios!
¡Salve, Madre de Dios!
¡Salve también todas vosotras, santas virtudes,
 que, por la gracia e iluminación del Espíritu Santo,
 sois infundidas en los corazones de los fieles,
para hacerlos, de infieles, fieles a Dios!
 
 
San Francisco de Asís


 



Fr. Alessandro Brustenghi, fraile franciscano de la Provincia Seráfica, en Asís (Italia)

“Dios ha creado el mundo con su Palabra: cantar quiere decir percibir el eco de esta voz maravillosa. ¡Ama el canto, ama la Palabra, ama a Dios! El amor es lo que cuenta. Soli Deo Gloria”.


Fr. Alessandro

 
 

4 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Es preciosa, es verdad.

      Un abrazo para ti también.

      Eliminar
  2. ¡Qué grande "il poverello d'Assisi"! Gracias por esta orción.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy necesitaba poner a san Francisco y a la Virgen María unidos...

      Un beso.

      Eliminar