domingo, 9 de octubre de 2016

Nana





Charles Gates Sheldon




Aurtxoa Seaskan, es una de las canciones de cuna más bellas que existen; basada en una melodía popular vasca, fue compuesta por Gabriel Olaizola.








Mi precioso niño está en la cuna,
muy calentito, entre sábanas blancas.
Mi precioso niño está en la cuna,
muy calentito, entre sábanas blancas.
La abuela le susurra:
Duerme, precioso mío, duérmete.
La abuela le susurra:
Duerme, precioso mío, duérmete ya.
Si no lo haces, vendrá un perro grande.
Si no te duermes, vendrá un perro grande.
Por eso, precioso mío, duérmete pronto, duerme.




El Orfeón Donostiarra del que Gabriel Olaizola fue director.






11 comentarios :

  1. Qué tierno.
    Besos, Rosa y feliz domingo.

    ResponderEliminar

  2. :)

    Te dejo una versión muy especial...

    Muxu eta besarkada bero bat*.

    ;)

    PD: *Un beso y un cálido abrazo. (Sé poquito, eh...).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      ¡Gracias!
      "Muxu eta besarkada bero bat*.
      :)
      Mis abuelos y mi madre vivieron en Bilbao durante algunos años, mi madre nos ha transmitido el cariño al pueblo vasco. Siempre los recuerda como buena gente, en muchos casos entrañable.

      Un beso y un cálido abrazo, X.
      :)

      Eliminar
  3. La nana de la abuela, qué entrañable.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días, Rosa:

    ¡Gracias!Estupendísimas las dos interpretaciones.
    La música es preciosa. La letra, en cuanto a lo del perro grande, parece que servía -a la vez- como tranquilizante a la abuela que canta, pues el pequeño al que se acuna -afortunadamente- no entenderá el significado del miedo de los mayores, que nunca se debería transmitir a los niños.
    Dejo enlace con la versión de la ♪ ♫ ‘Nana’ por María Ostiz. ♫ ♪ Así es como la recordaba; creo que aún estará la cinta cassette correspondiente en casa de mis padres.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Gelu:
      :)
      Sí, siempre lo he pensado, si los bebés entendieran la letra, creo que no se dormirían, ¡quién puede dormir así! Como ésta:

      "Duerme mi niño
      que viene el coco
      y lleva a los niños
      que duermen poco."
      :)
      Afortunadamente, la música es una delicia.

      ¡Gracias!, por la versión de María Ostiz, me encanta.

      Un beso, Gelu.

      Eliminar
  5. Me toca especialmente.
    Muy unida a mis raíces maternas :)

    Besos, querida Rosa.

    ResponderEliminar