sábado, 29 de octubre de 2016

Porque han visto mis ojos ...





Montserrat  Gudiol



Ahora, Señor, despide
a tu siervo en paz,
conforme a tu palabra,
porque han visto mis ojos
tu salvación,
la cual has preparado en presencia
de todos los pueblos.

Lucas 2, 29 - 30.





Gabriel Fauré: Requiem.

Maravilloso.




Yo pongo mi esperanza en Ti, Señor, y confío en tu palabra.

(Sal. 121)




10 comentarios :

  1. Qué entradas más contundentes haces últimamente y te lo digo desde la esperanza y la confianza y también del cariño que te tengo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso muy fuerte.
      Sabes que el cariño y la confianza son recíprocos.

      Eliminar
  2. Oh, el Requiem , qué maravilla. Espero que no se te haya muerto nadie.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      No, lo dejé para recordar a los que se han ido ...

      Un beso, Celia.

      Eliminar
  3. Eso pido: que todos veamos su salvación. Me encanta este requiem. Gracias amiga.

    ResponderEliminar
  4. Seré rara, Rosa, pero me encnatan los Réquiem (el de Mozart el que más).
    Desconozco la biblia, pero me ha parecido una cita muy poética y bella.
    Ha de ser un gran consuelo ser creyente. Y una gran paz.

    Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encantan, y el de Mozart es sublime.

      Son las palabras de Simeón, después de coger en brazos al niño Jesús ...
      Jesús presentado en el templo ...
      " ... él tomó al Niño en sus brazos, y bendijo a Dios y dijo: Ahora, Señor, permite que tu siervo ...

      Paz y consuelo para todos ...
      Un beso, querida Verónica.

      Eliminar