miércoles, 3 de abril de 2013

Alfredo Kraus


 


Alfredo Kraus,  el tenor favorito de mi padre; nada mejor que recordarlo cantando, como a él le gustaba. Estos días te recuerdo más, si cabe. Tú me enseñaste el valor de la honestidad, de la bondad, siempre dispuesto a ayudar a los demás, el amor por las cosas sencillas, tu simpatía, tu alegría contagiosa, incluso en la enfermedad nos hacías reír, tu fe en Dios, que nos transmitías con tu ejemplo. Te quiero, eres un bálsamo para mi alma, y lo mismo que cuando era niña, sentía que nada me podía faltar porque tú estabas a mi lado, hoy te siento cerca, conmigo, y seguimos cantando y riendo juntos.
Nunca he conocido a una persona más enamorada de su marido que mamá, y no me extraña.
Siempre en mi corazón. Muy dentro, papá.
 


Patio de la Alberca, Granada 1917. Joaquín Sorolla
 

Calle de Granada. Joaquín Sorolla
 



Sierra Nevada en otoño. Joaquín Sorolla
 


Le encantaba...
 

 


Siempre en mi corazón...
 



Un concierto emocionante...
 



 
Y esta, de propina, porque sé que te emociona...seguimos todos juntos... con mamá...una mujer sin igual...es la belleza...os quiero, doy gracias cada día por teneros.
 

 

 
 
 
 
 

7 comentarios :

  1. Me has hecho llorar, lo siento porque el homenaje que le has hecho a tu padre es para alegrarse. Yo me uno a él que seguro estará contento viéndote desde donde esté.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  2. Qué emocionante, Rosa. Me encanta lo que has escrito, porque es una suerte que haya sido así.

    No me pueden gustar más las imágenes que has elegido y los vídeos de Kraus, que también era el preferido de mi madre.

    Gracias por compartir estas cosas tan ínitmas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, queridas amigas.

    Os quiero.

    ResponderEliminar
  4. Un homenaje muy bonito el que haces a tu padre, me ha encantado Rosa!le habrá gustado mucho!. Que casualidad, yo al mio se lo hice el dia 19, en la penultima entrada, si puedes, lo hechas un vistazo.
    Besitosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, de esta manera puedo venir a escucharlo más a menudo. Miraré tu entrada, me alegro de que te quedes.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Querida Rosa: Se me había pasado esta entrada tuya, hoy que me siento nostálgica volví a tu blog y me he llevado una gran alegría.

    El homenaje a tu padre me emociona, no sé que tenemos las hijas con los padres, queriéndo mucho a la madre. yo al menos, me sentía más unida a él que a ella. A mi padre le debo todo, desde el Bautizo que como nací en el 36 en un Madrid rojo, rojo y en una familia perseguida por católica y militar, me bautizó mi padre en casa.

    Pero es que además Kraus siempre fue mi tenor favorito desde sus principios, lloré su muerte. Cantaba desde dentro y todos los registros, en la zarzuela Marina (preferida de mi padre) estavo insuperable y en ópera no había quien le igualase, bueno puede que los haya mejores, para mí no. Fíjate que hace más de un año que le pedí un aria de él a Arcendo y el pobre me la debe, claro que bastante tiene con su padecer.

    Perdona,Rosa, que personalice tanto este comentario, pero es como si me hubieras dado cuerda.
    Tu padre siempre está contigo y con esta entrada le habrás enternecido. Que amor tan grande, querida amiga.

    Un beso con mi admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué comentario más bonito!, ayer tenía un poco de "morriña" con mi hija la mayor, que estudia fuera, después se me va pasando...

      Me impresiona lo que me dices, tuvo que ser duro, desde luego fueron tiempos horrorosos.

      Yo me siento unida por igual a los dos, porque mi madre es una mujer extraordinaria. Siempre le decíamos: papá, ¡vaya ojo que tuviste con mamá! Le cuidó con todo el amor y con todo el mimo siempre, ha sido y es un ejemplo de mujer. Los médicos nunca se explicaron cómo duró tanto mi padre con su enfermedad, pero fue gracias a mi madre y a sus cuidados constantes. Por eso, aunque mi padre era una persona especial, mi madre fue una compañera ideal hasta el final.

      Me alegro de que te guste tanto Kraus, a mí también y más porque a mi padre le encantaba. Cantaba Maitechu mía y se emocionaba, y todas las que he puesto, porque cantaba muy bien, y además se parecía a él físicamente. Las he puesto, y de vez en cuando, vengo a escucharlas. Ni te cuento lo que me emociono. Cuando terminé la entrada parecía la Magdalena, jajaja.

      No te preocupes, que Arcendo no se olvidará de ponértelo, en cualquier momento ¡sorpresa!

      Me ha encantado tu comentario, querida Militos, muchas gracias, porque es precioso.

      Eliminar