sábado, 6 de abril de 2013

Amor



Berthe Morisot.  La cuna

 
Cuando todo se aquieta
en el silencio, vuelvo 
al borde de la cuna
en que mi niño duerme
con ojos tan cerrados
que apenas si podría
entrar hasta su sueño
la moneda de un ángel.



Vicente Romero Redondo. Maternidad


Dejados al abrigo
de su ternura asoman
por la colcha en desorden,
muy cerca de sus manos,
los juguetes que tuvo
junto a sí todo el día,
ensayando un afecto
al que ya soy extraña.



Vicente Romero Redondo. Maternidad

 
Quien a mí estuvo unido
como carne en mi carne,
un poco más se aparta
cada instante que vive;
pero esa es mi tristeza
y mi alegría un tiempo,
porque se cierra el círculo
y él camina al amor.


María Victoria Atencia


 

Steve Hanks.  Mantener unida la familia

 










8 comentarios :

  1. Qué preciosidad, Rosa,al leerlo y contemplar los maravillosas imágenes que hae encontrado, se me abre el hueco en el alma de la ausencia de mis bebes, me duele, ha pasado todo tan deprisa, pero es muy bonita esta entrada, aunque melancólica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Militos, pasa todo muy deprisa, pero bueno, lo importante es que estén bien, y tú eres una campeona, nos enseñas a todas mucho.

      Un beso muy fuerte,querida Militos.

      Eliminar
  2. Espectacular tu post, un alarde de sensibilidad en versos e imágenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, mamá tierna.

      Un beso muy fuerte, querida Tracy.

      Eliminar
  3. Amor, amor de madre.
    Amor que fue santificado por Dios, a través de su Hijo Jesús.

    Bellísimo poema y bellísimas las imágenes.
    Gracias por esa sensibilidad que se encuentra en todo lo que compartes.

    Un abrazo muy grande, querida amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el amor de madre, es imposible de describir, es el todo. Aunque el amor de padre es igual, ni te cuento el entusiasmo que tiene mi marido con sus hijas...

      Gracias, querida Clarissa, tu sensibilidad si que es enorme.

      Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  4. ¡Feliz Domingo de la Divina Misericordia!
    ¡Que bella tu entrada Rosa, cuanta ternura!
    ¡Gracias querida amiga, eres exquisita!
    Un abrazo grande. Bendiciones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Feliz domingo para ti también!

      Gracias, querida Marian.

      Un beso muy fuerte.

      Eliminar