domingo, 28 de abril de 2013

Cena de primos V








Crónica de la quinta convocatoria de la cena de primos


El día 27 de abril hemos celebrado la quinta edición de la cena anual de todos los primos, ¡la mejor cena del mundo mundial!
Como siempre, lo hemos pasado estupendamente. Nos reunimos al lado de la Pulchra Leonina, en un lugar coqueto y reservado para sentirnos más cómodos. Un ¡hurra! por el encargado este año, Orlandito.
Queridos primos, gracias a todos por estos días tan especiales, por vuestra compañía, por vuestro cariño, y porque cada año se consolida más esta entrañable reunión.
El menú, muy rico, con entremeses variados (me encantó la lengua con vinagre de módena y los pimientos del piquillo con ternera en su jugo), caldereta de cordero o salmón braseado. Postre delicioso y, claro, cava, no puede faltar ... Exquisito.






Como siempre, hablamos de todo, quizás nos pasamos un poco con la política, que otros años no era tema de conversación. Bueno, nos entendemos bien, no hay problema, aunque pensemos, en ocasiones distinto, nos queremos, por encima de todo.
Cada uno fue dejando su mensaje en el libro de actas... 
Cuando salimos del restaurante, a las dos y media de la mañana, buscamos un sitio para bailar y escuchar música. Pero la noche leonesa no ofrece demasiadas alternativas, todo es para los jóvenes, y casi todos nosotros pertenecemos a las generaciones de los 60, 70...
Recordamos al abuelo Victorino y a abuelita Epifanía, una gran mujer, madre de 9 hijos que supo sacar adelante la fábrica con tesón y coraje, y en aquellos tiempos en que no era frecuente una mujer empresaria. Nos reímos con las ocurrencias que tenía  ¡menuda era la abuela!

La música del pub al que fuimos era un tostón (literalmente), ahora también existe música bonita pero... y nos acercamos al DJ para pedirle música bailable, algún tema de la década de los 60, 70, 80...y allí tuvo lugar la conversación más "surrealista" de la noche:

May, mi hermana, se dirigió a él:

- May: ¡Hola, buenas noches!, mira, somos un grupo grande y queremos bailar, te importaría poner   algún tema de los 60, 70, 80 ...
-  DJ: Soy maricón.
-  May (sorprendida): Bueno, y eso ¿qué tiene que ver para lo que te pido?
-  DJ: Mira, es que lo maricones somos muy malos. May seguía sorprendida de la tontería.
-  DJ: ¿No tienes amigos maricones?
-  May: Sí, tengo amigos, pero yo les llamo amigos, sólo amigos y ninguno es malo.
-  DJ: Mira, si sois tan intolerantes que no podéis bailar esta música (May solo le pedía algún tema), pues os aguantáis ... quizá si me lo pide tu acompañante (mi primo Edu), hago caso ...
-  Edu: Mira, May, vámonos, porque este muchacho no razona ...

Surrealista del todo. May se pasó "rezungando" un buen rato ... ¿cómo se puede ser tan mal educado ...?
Nos moríamos de risa con Pedro, es simpatiquísimo ... comenzó a hacer chistes con la situación ...
Nos hicimos fotos, y otra vez muertos de risa, nos reímos mucho ...

Al cabo de un tiempo, nos puso esta canción ... y alguna más, de propina, que ya no recuerdo ...







Salimos después de un tiempo y se tomó la iniciativa de ir a un karaoke, a cantar todos (gracias Bert, Alberto, muy buena iniciativa). Me encontré en la entrada a todos mis alumnos de 2º de Bachillerato de humanidades, que estaban celebrando los 18 años de uno de ellos...me hizo muchísima ilusión verlos... me decían: ¿qué haces a estas horas por aquí? ...mua, mua a cada uno...
 Nos lo pasamos fenomenal. Algunos de los temas que elegimos, ¡vaya nivel!, ¡qué familia de buenos cantantes!


¡Todos!






May y yo, a duo, ¡qué risa!





Ana y Alberto, la bordaron ...







 May, cantada con todo el sentimiento ...




Orlandito (sólo este nombre es para los primos, nos gusta llamarnos como cuando éramos pequeños...), le encanta esta canción, y se notó ...







Pablito, se derretía cantándola ...





Bert, ¡cómo cantas de bien Bert ...!, querido cuñado, eres un sol ...





De nuevo Bert, nos decía que Anina llora cuando la toca en el piano, y claro, él se emocionaba ... una canción y un vídeo preciosos ...




Y no podía faltar ... ¡resistiré!

¡Todos!






Llegamos a las seis de la mañana a casa, fue estupendo todo (incluido el DJ, je, je)...
La sexta convocatoria le ha tocado prepararla, por unanimidad, a May (parece que hubo alguna trampilla, jeje ...).

El año que viene, se unirán las generacione más pequeñas, ¡no pueden faltar!

Un beso muy fuerte para todos: Orlandito, Mari Mar, Pablito, Pili, Agus, Juan, Carla, Edu, Nanito, Jose, Charo, Pilina, Rosa, Pedro, Bert, Ana, May, Jose, Carlos y Rosa.
Este año faltó Ruchi, el temporal no permitió que pasara el puerto de Pajares, está muy triste, porque le encanta venir...hoy por la mañana casi lloraba...también faltaron, porque se encontraban en Madrid, Tori y Marisa, Tori junior, Mariel, Boris y Rebeca... y Parral... El año próximo estaremos al completo ...

¡¡¡Besazos!!! Os quiero. Subid las fotos al blog, y ni se os ocurra subir a You Tube los vídeos...son un montón ...

Si no podéis entrar al blog, lo dejo también en el nuestro...






6 comentarios :

  1. Jajajaja, antes de que se me olvide di a tu prima May que cuando ella organice la quedada el año que viene no se olvide de contratar al DJ maricón, ¡Qué bueno!, desde luego surrealista total, me hubiera encantado presenciar la escena.´
    Las canciones que elegisteis en el Karaoe ¡estupendas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hija sí, todo un poema ver la cara de mi hermana, estaba alucinada de semejante bobada, y Edu al lado, con la misma cara... Seguro que lo contrata,jajaja...

      Un beso fuerte, querida Tracy.

      Eliminar
  2. Siento, Rosa, que me he colado en esta fiesta de primos..., qué bien lo he pasado. Genial, genial.
    La discusión de tu prima con el DJ es para enmarcarla, hay que ver donde está la intolerancia, jaja.

    Las canciones como si las hubiera elegido yo, me encantan y en casa las escuchamos a menudo porque Julio no se desprende ni a tiros de sus viejos casetes, jaja... . La calle Melancolía me chifla.

    Me hace mucha gracia lo de la lengua, mi madre siempre la ponía los domingos como plato fuerte cuando ya estábamos saliendo de la posguerra. aquello era un festín.

    He disfrutado un montón con este post.
    Un beso enorme, querida Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pasamos muy bien, es verdad, pero si te digo que lo que más me marcó de la noche fue ese chico. Era mal educado, grosero, pero estaba mal, qué tontería más grande con que era maricón, como él decía, a mí esta palabra me hace daño, es una persona, yo no puedo ver más que a una persona...por eso me hacía daño escucharlo...

      Nos reímos con May porque estaba enfadada, pero en el fondo no podía ver otra cosa que a una persona confusa...

      En fin, Militos. Son reuniones muy bonitas, y lo pasamos muy bien juntos. Me alegro de que te guste la lengua, está riquísima, y con el toque del vinagre, queda muy bien.
      La calle melancolía no la conocía, mi primo la cantó muy bien, con sentimiento.

      Gracias por venir, para nada te cuelas, siempre pongo la crónica de la cena, me gusta mucho recordarlo. Un beso muy fuerte.

      Eliminar
  3. Claro, es lo que tenemos los heterosexuales, que somos intolerentes y tenemos gustos musicales extraños. Y encima, vamos a los pubs intentando imponerlos a los demás. Tendrían que matarnos, como hacen en morolandia con los gays.
    No sé como se os ocurre hablar de política en las quedadaas de primos, con lo bien que va todo...
    En fin... voy a escuchar a Víctor Manuel, (¡¿Seré rara?!).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo que cuando nos marchamos, lo pasé mal, me daba pena del chico, le veía perdido. Cuando salíamos del pub, lo miré, y vi a una persona confusa, lo pasé mal...me da igual su tendencia, solo vi a una persona...todavía me acuerdo, no es lo importante su tendencia, pero él se empeñaba en que era lo importante...eso es lo malo...que no veía más allá...pedí que encontrara luz...durante el karaoke, pensé en él, y ahora lo recuerdo también...se ven muchas cosas por la noche, son para pensar, porque todos somos hijos de Dios...más que rabia, era confusión lo que tenía...

      Se aprende, mirando se aprende mucho...

      Mejor no hablar de política en las cenas, aunque también se aprende escuchado otras razones distintas, mi primo las vivía, pero creo que otros se aprovechan de la bondad y de la autenticidad de mi primo...es bueno...

      Un beso, las cenas dan para mucho, a parte de bailar, cantar...es muy bueno reunirse...sobre todo por el cariño...

      Gracias, querida amiga.

      Eliminar