lunes, 3 de junio de 2013

La violinista




Edmund Charles Tarbell. Muchacha con el violín  (La violinista)




Johan Sebastián Bach. Partita para violín. Hilary Hahn

Beethoven. Concierto para violín. Romance. Ann Fontanella





 Tchaikowsky. Concierto para violín en D mayor, op. 35
Sublime 


Se cuenta que, en cierta ocasión, Nicolo Paganini (1782-1840), considerado como uno de los más grandes violinistas de todos los tiempos, se disponía a actuar ante un numeroso y entregado público, cuando comprobó con consternación que el violín que tenía en sus manos no era el suyo.

En ese momento, según explicó después, se sintió angustiado, pero comprendió que debía iniciar el concierto y así lo hizo. Las crónicas relatan que fue una de sus mejores interpretaciones. Una vez finalizada su actuación, Paganini comentó con uno de sus compañeros de orquesta:"Hoy he aprendido la lección más importante de toda mi carrera. Hasta hace escasos momentos creí que la música estaba en el violín, pero me he dado cuenta que la música está en mí, y el violín sólo es el instrumento por el cual mis melodías llegan a los demás."



El violinista (también conocido como El Violín. Muchacha ONU de la estafa violín Iii)
Joseph Decamp. El violín



"El violín es el símbolo principal, el arco es algo personal pero el violín es el alma de la humanidad. Además, el pequeño pedazo de madera que sostiene la tapa es el alma...Y el ajuste del alma es una cosa muy delicada porque el menor movimiento que no permite la adhesión completa impide que la sonoridad se exprese por completo".
Yehudi Menuhin



Thomas Cooper Gotch. Mrs Fielden violinista




Mendelssohn.
Hilary Hahn (maravillosa violinista).



Erica Miles. Emma con el violín


"La música es un eco del mundo invisible".
Giussepe Mazzini



Erich Wolfgang Korngold. Concierto para volín mov 2.
 Exquisito 



Emma Irlam Briggs - El Violinista


"La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón".



Théophile van Ryssebelbergher. La violinista



Lucie Geffré. La violinista


 "La música es tan fuerte que puede cambiar tu ánimo y sentimiento".



Paolo Giovanni Bedini. La violinista



             Edmond Francois Aman-Jean. La joven violinista 


"El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla".

Robert Browning





Anne-Sophie Mutter. Meditación de Thais. Massenet






12 comentarios :

  1. Sublime esta entrada. Bellas imágenes, y los vídeos elegidos. El de Tchaikovski es de mis preferidos. Iré escuchándolos todos tranquilamente.
    Desconocía la anécdota de Paganini, y me ha encantado.
    ¡Qué tengas una buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste; coincido con Tchaikovsky, me encanta.

      Buena semana para ti también.

      Un beso.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo, Rosa, "El violín es el alma de la humanidad" No hay otro instrumento igual, tampoco hay otro Paganini.

    Estoy en la playa de San Juan con julio, pero tengo el portátil, así que todo el día pendiente de lo que ya sabes y sin ganas de escribir.
    Me encanta tu post, maravilloso!!
    Un beso desde el Mediterráneo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué suerte!, descansa que el mar relaja mucho. Seguimos sin noticias, Militos, cuesta no saber nada...ojalá se arregle todo pronto...

      Un beso grande.

      Eliminar
  3. Me encanta tu blog, es una maravilla!!! La idea de esta combinación que arte, cultura... y cocina me ha quedado sin palabras.
    Acabo de descubrirte a traves d otro blog, y me quedo a seguirte por que tienes temas para rato.
    Un beso y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y amable comentario.

      ¡Bienvenida!

      Un beso y feliz día también para ti.

      Eliminar
  4. Buenas tardes mi querida Rosa,hace algún tiempo que no sé de usted, yo por más que quiera no puedo llegar a todos, así que hoy hago estancia en su casa.
    Una buena entrada de música y pintura. Compongo música sacra y en cierta ocasión habíamos comprado en mi comunidad un nuevo órgano con tres teclados y otro de pedal, era la hora de la siesta y me fui al coro sólo con la idea de probar el nuevo órgano, algo muy desconocido para mí.Sin saber cómo empecé a tocar las teclas como si delante tuviese una partitura, nunca mis dedos se habían deslizado con tanta soltura por un teclado, no sabía cuando terminar lo que estaba tocando, era una música muy bella. Por fin, ya exhausta terminé. Detrás estaba el Sagrario, pero me di cuenta que estaba alguien más escuchando mi música. Comprendí en ese momento que la música estaba dentro de mí y que tocaba no por mis conocimientos, sino porque Dios estaba dirigiendo cada nota, cada compás de esa bella composición.
    Nada es nuestro y de nada nos podemos orgullecer cuando se descubre que lo bello pertenece a Dios y que sólo somos su instrumento.
    Gracias
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartirlo, querida sor Cecilia; una experiencia muy bella. Dios está en todo, en todo lo que hacemos y somos, es verdad, solo somos instrumentos en sus manos, y estas experiencias nos hacen que lo sintamos más vivamente. Nada es nuestro, todo se lo debemos. A veces nos damos cuenta con más claridad, pero siempre está.

      Me alegro mucho de encontrarla. Retomaré pronto la actividad habitual, últimamente casi no tengo tiempo de nada, y me hace mucha ilusión "verla" y sentirla.

      Un beso muy fuerte, con mucho cariño.

      Eliminar
  5. !Ay! qué sorpresa he tenido, acabo de ver que estaba usted con un comentario en mi escritorio.Gracias
    Una brazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso muy fuerte, querida sor Cecilia.

      Por favor, no me trate de usted...

      Eliminar
  6. Magnífica entrada con un gran aporte cultural.

    Te mando un abrazo y me enhorabuena.

    ResponderEliminar