martes, 10 de marzo de 2015

Compartiendo...

 
 
 
 
 
"La docencia es la única profesión que crea todas las otras profesiones. ¡¡¡Siéntete orgulloso de ser maestro!!!".
 
Me lo envió hoy un amigo, la imagen y la frase; de esos amigos entrañables, desde siempre, y sí, me siento orgullosa...
 
Como también me siento orgullosa de los amigos que he encontrado aquí, en la Red, de cada uno de ellos, uno por uno, porque me enriquecen con su amistad. No conozco a ninguno personalmente, pero los reconocería enseguida...
 
También me dejó esta frase:

"La amistad es uno de los dones más hermosos que Dios nos dejó compartir".

 Y así lo vivo, como uno de los dones más hermosos...
 
Y una canción que hoy he escuchado. Esas pequeñas cosas, que son, en realidad, las más grandes. Compartir la vida... no me hacen llorar de tristeza, como dice Serrat; a mí, recordarlas, me hacen llorar, pero de alegría...
 
Gracias, a todos... ¡Feliz día!
  
  

 
 
¡Gracias, Yul!!!
 
 
 
 
 

6 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Tiene de todo, Toro, pero siempre miro la vida en positivo, porque es muy bonita, es un regalo. Y en mi mundo, también estás tú, y me alegro mucho de haberte conocido.

      Besos, Toro. Eres una gran persona.

      Eliminar
  2. Qué bella frase y si en la vida civil uno se puede sentir orgullosos de esto, ni que decir tiene las gracias que doy a Dios por serlo en el mundo religioso y ayudar a las hermanas más jóvenes.
    Pide por mí. El sábado debo participar en una mesa redonda y hablar sobre la vida contemplativa. Es otro de los grandes retos que el Señor pone en mi caminar.
    Un abrazo y gracias, sé que lo harás.
    Santa cuaresma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, querida Caminar, ni qué decir tiene.
      Mucha suerte, seguro que lo harás muy bien.

      Sí, sabes que lo haré.
      Un beso muy grande.
      Santa Cuaresma.

      Eliminar
  3. Rosa, te leí esta entrada y la anterior en el campo, pero intenté comentarte desde el móvil y ya veo que no entraron los comentarios, aunque parecía que sí, soy un desastre, no sé hacerlo.
    Me gusta mucho esa definición de la docencia, es una verdad como un templo. ¡Dios mío, cuantos tesoros en vuestras manos!

    Gracias Rosa por lo que enseñas en tus clases y en este blog tan fuera de lo corriente.

    Besiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Militos, sé de lo que hablas porque a mí me sucede lo mismo con el móvil.
      Sí, es una buena definición, en la clase hay de todo, múltiples intereses y vocaciones ya marcadas en muchos casos. Aprendo mucho con ellos. Siempre digo que nací con esta vocación, no recuerdo que quisiera ser otra cosa. Mi padre decía que hubiera sido una buena abogada, se reía mucho conmigo, era y soy "peleona", pero desde siempre quise estudiar Filosofía y Letras, lo tenía clarísimo.

      Procuro enseñar lo que puedo, pero conservo la ilusión que solo la da la vocación, les tengo mucho cariño, son el futuro. Pasito, a pasito, cada día, se van consiguiendo cosas... con mucha paciencia y cariño, son la clave...

      Besiños para ti, mi querida amiga.

      Eliminar