lunes, 30 de marzo de 2015

La feria de los milagros

 
 
 
 
 
Un milagro corriente:
que se produzcan tantos milagros corrientes.


Un milagro ordinario:
el ladrido de los perros invisibles
en el silencio de la noche.


Un milagro del montón:
una nube menuda y ligera,
capaz de tapar la luna llena y compacta.


Muchos milagros en uno:
un aliso que se refleja en el agua
y que se vea invertido de izquierda a derecha
y que crezca allá con la copa hacia abajo
y que no llegue al fondo
pese a la poca profundidad del agua.


Un milagro cotidiano:
vientos de ligeros a moderados,
borrascas en plena tormenta.


Un milagro cualquiera:
las vacas son vacas.


Otro milagro, quiérase o no:
este huerto y sólo éste,
de esta pepita y sólo de ésta.


Un milagro sin frac ni sombrero de copa:
palomas blancas en desbandada.






Milagro, porque cómo llamarlo si no:
hoy el sol ha salido a las tres catorce
y se pondrá a las veinte cero uno.


Un milagro que no sorprende lo debido:
una mano tiene menos de seis dedos,
pero tiene más de cuatro.

 
 

 
 
Un milagro, y basta con abrir bien los ojos:
el mundo omnipresente.


Un milagro tan adicional como adicional es todo:
lo impensable
se puede pensar.


Wislawa Szymborska
 
 
 
 
 

5 comentarios :


  1. Querida Rosa: estos días ando algo liada con los nietos, pero feliz. ¿Vas a ir a la montaña? Nosotros nos vamos el martes al campo, pero quiero escribirte despacio en cuanto pueda.
    Besiños más y mejor

    ResponderEliminar
  2. Creo que el comentario anterior no va a salir completo, tengo fatal el ordenador, al principio escribí algo así:
    Dios mío, cuantos milagros "corrientes" que no sabemos agradecer.
    Otros, fuera de lo corriente, este blog, que agradecemos cada día.
    Y luego venía lo de Querida Rosa...

    De nuevo Besiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, ¡querida Militos! Siempre estás, ¡siempre!
      Disfruta mucho de los niños, ellos nos enseñan mucho de los milagros corrientes...

      Jajaja, vosotros sí que fuisteis un maravilloso milagro en mi vida... mi querida amiga.

      BESIÑOS.

      Eliminar
  3. Precioso!!!
    Todos los días hay milagros en nuestra vida, pero solo si son enormes, los vemos.
    Hay que saber verlos y sobre todo apreciarlos.

    Un beso enorme Rosa, disfruta de la Semana Santa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Completamente de acuerdo!

      Un beso enorme para ti también, mi querida amiga.

      Eliminar