domingo, 1 de marzo de 2015

Por esos momentos...

 
 
 


Por esos momentos en los que no sabemos de dónde nos vienen los regalos, miramos hacia arriba y sonreímos.
 
 
 
 

3 comentarios :

  1. AY, ROSA, QUE IMAGEN TAN BONITA Y LLENA DE HOJAS.

    Tú si que eres un regalo y sé de donde me ha venido, doy gracias a lo alto por ello.

    Hace días que no venía por tu blog, pero ando muy desganada de todo, el miércoles nos vamos al campo, si Dios quiere, a ver si me repongo.

    Muchas gracias porque sé que estás pendiente de mi.

    Besiños con todo mi cariño, querida Rosa

    ResponderEliminar
  2. Una imagen preciosaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    y una frase muy bella y cierta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola mi querida Rosa, por aquí andamos intentando llegar a todos, aunque sé que no puedo.
    Un regalo del cielo nos llega a cada instante. Dios es muy delicado en saberlos dar, se da él mismo aunque muchas veces no nos damos cuenta.
    Gracias por esta imagen tan tierna.
    Un gran beso de ternura

    ResponderEliminar