viernes, 28 de noviembre de 2014

Para ti


 


 

 
 
Para ti, Militos, querida amiga, este Adagio, bello, suave, tierno, delicioso, inmenso, como tú.

 ¡¡¡Feliz día!!!
 
 
Y un abrazo intenso, con esta pianista deliciosamente intensa...
 
 
 

 
 
 
Besiños, muchos..."espachurrados"...
 
 
 
 
 
 
 
 

4 comentarios :

  1. Aunque la entrada sea para Militos, te doy las gracias porque yo la he disfrutado también y MUCHO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ti también, mi querida Tracy. Me alegro mucho de que te guste.

      Un beso fuerte.

      Eliminar
  2. Querida Rosa, no sé como darte gracias, eres muy generosa y me emocionas. Sabes que los adagios me llegan el alma de manera especial, sería tan maravilloso saber componer con nuestra vida un adagio eterno..., para Dios, para los demás.

    Hoy he tenido un día muy especial, celebramos mi cumpleaños con los hijos que viven en Madrid y los nietos, ha sido genial y agotador, pero además he tenido que hacer un sacrificio enorme porque daba la casualidad que a las 7, la familia de Pepito, ese niño predestinado al Cielo por el que tanto hemos rezado, organizó una Misa de Gloria por él, en una Capilla Castrense de la Armada que conozco bien por algunas bodas, Bautizos y Comuniones de toda la familia, ellos también son de Marina.
    No puedes figurarte lo que me costó no ir, pero no podía dejar a los míos, Mi hija maría y su hijo se ofrecieron a ir en mi lugar y todo lo que me han contado me ha emocionado más, pero es que además se encontraron con Ángelo y su mujer que vinieron desde Cataluña para este precioso acto.
    Mi hija emocionada y se dieron unos abrazos de locura, de esos espachurrados que dices tú, lo mismo con Emma, la abuela de Pepito. Así es la vida, querida amiga y menos mal que ellos pudieron hacerme presente de esta manera.

    Yo no conozco a Emma, pero ella nos recuerda de cuando era una cría en San Fernando, por lo que dice vivía en frente nuestra y nos veía pasar jóvenes y guapos con los ocho hijos que teníamos entonces. Todo esto lo he sabido a través de Ángelo, es todo tan curioso, amiga mía... Lo que tú dices, bueno Borges, las personas no se encuentran por casualidad, también lo decía mucho quien tú sabes.
    Quiera Dios que llegue ese día de nuestro encuentro, aunque ya es real, es del alma, es de Dios.

    Muchas gracias, Rosa, estoy muy emocionada.
    Besiños reales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precioso todo lo que me cuentas, ¿qué cosas, verdad Militos? El mundo es un pañuelo, nada es por casualidad. Sí, es cierto, es ya real nuestro encuentro, muy, muy real. Hoy, celebramos una Eucaristía en la Parroquia y me venían a la mente muchos recuerdos imborrables.

      Me alegro mucho de tu celebración, estas reuniones familiares son esenciales para mí también.

      Gracias por tus sentimientos, ya sabes que te quiero mucho y te lo dejo con todo mi cariño.

      Besiños, reales, reales, del todo.

      Eliminar